www.zonamovilidad.es
Samsung Galaxy Z Fold3
Samsung Galaxy Z Fold3 (Foto: JLT)

Samsung renueva su gama de móviles flexibles

Apenas hay cambios en los Z Fold y Flip, pero el precio...

Por Javier López Tazón
x
javierlopezgmailcom/11/11/17
jueves 16 de septiembre de 2021, 23:28h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Samsung se las ha ingeniado para bajar el precio de sus deseados móviles flexibles. Pero lo más novedoso de su presentación es que los nuevos relojes Galaxy Watch incorporan sensor de masa muscular.

Siempre me ha resultado sorprendente el esfuerzo que realizan las grandes marcas de electrónica (también es extensible a automoción, moda...) para sus presentaciones clave. Para uno de los lanzamientos estrella, Samsung puede mover a 2.000 o 3.000 periodistas de todo el mundo para trasladarlos a dos o tres escenarios estratégicos (Nueva York, Londres...). Y antes (o después) harán demostraciones más personalizadas con pruebas cortas...

A veces pienso en la dificultad logística y en el coste. Porque, además, hasta la presentación oficial, todo tiene que ser confidencial: los móviles no se pueden ver ni tocar ni fotografiar. O se puede hacer, pero bajo supervisión y con estrictos documentos de confidencialidad.

¿Cómo se puede mantener en secreto un móvil que estás enseñando a cinco mil personas en todo el mundo? Ahí estamos los periodistas, pero también los grandes clientes, los representantes de las cadenas comerciales...

Toda esa logística implosionó como una sandía al vacío con la pandemia. Algunas cosas se simplificaron al máximo y otras aumentaron su complicación en la misma proporción.

Por ejemplo, nos hemos ido acostumbrado a que las presentaciones, globales o locales, sean virtuales. Eso simplifica enormemente el trabajo: no hay que trasladar periodistas ni equipos nacionales de un país a otro. Pero, por otra parte, si se quiere mostrar el producto, hay que distribuirlo por todo el mundo.

Samsung Galaxy Z Flip3

Para que se entienda el mecanismo de información, días antes de que se produzca una gran presentación (no en todas ni con todas las marcas), y tras haber firmado un documento de confidencialidad, la compañía en cuestión -digamos Samsung- va llevando a periodistas de distintas áreas del mundo a un lugar estratégico -para los europeos digamos que Londres, aunque puede ser Múnich o Ámsterdam- para realizar presentaciones en grupos reducidos con acceso a muestras del producto.

En época pandémica no ha podido ser, así que en lugar de ser presentaciones centrípetas (todos a Londres), son centrífugas: hay que distribuir muestras y formar equipos en cada país para que podamos ver, tocar, fotografiar y probar, aunque sea en corto, los nuevos móviles, relojes y auriculares.

Vamos, un lío logístico de tres pares. ¿Y merecía la pena? Quiero decir, ¿lo que nos ha presentado Samsung es de un nivel tan alto como para ese alarde organizativo?

A la gallega: depende. O, dicho de otro modo: sí y no.

Vaya por delante que siempre se agradece poder tocar el producto, encenderlo, ver cómo se mueve. Aunque sea para criticarlo. Así que gracias Samsung por el esfuerzo.

De lo que se trataba en esta ocasión fundamentalmente era de anunciar, mostrar y explicar los nuevos móviles con pantalla flexible de Samsung: los Fold y Flip3. Y, de paso, hacer lo propio con los Galaxy Watch y los auriculares Galaxy Buds.

Cuando termina una de estas sesiones, siempre hay un jefe de producto o alguien de prensa que te pregunta, a veces en confianza eso de "qué, ¿qué te ha parecido? ¿Te ha gustado?". A fuerza de años y trabajo, yo suelo ser sincero. Y, sorprendentemente, creo que en la mayoría de las ocasiones agradecen la respuesta.

Pues bien, la primera impresión en cuanto a la pareja Flip y Fold se trata de una renovación, una actualización necesaria: cambio de año, mejora en los procesadores y algún retoque. De esta primera mirada, en cambio, me quedo los relojes Galaxy Watch. Estos sí traen novedades. La primera es el abandono del sistema operativo Tizen, promovido por Samsung para wearables, que llegó en un momento a postularse para evolucionar y poder dar el salto a los teléfonos móviles y que ahora parece en regresión.

Galaxy Watch 4

Samsung ha apostado por un acuerdo con Google para personalizar su sistema operativo Android Wear y convertirlo en Android Wear powered by Samsung. Eso supone, de entrada, el aumento de las aplicaciones para los nuevos Galaxy Watch. Por lo que hemos podido ver, el cambio les sienta bien. Rectifico, le sienta bien, porque sólo estaba actualizado en el Watch 4, no en el modelo Classic que también vimos.

La segunda novedad es el sensor BIA -de Bioelectrical Impedande Analisis-, que se encarga (trabajando con el móvil) de analizar la composición corporal: masa muscular, huesos y agua (a mí de dio bastante equilibrado).

La diferencia fundamental entre el Classic y el normal es el tamaño. El primero estará disponible en 42 y 46 milímetros, mientras que el segundo es algo más pequeño: 40 y 44 milímetros. Ambos son bastante voluminosos y gruesos; ambos llegarán con la interfaz One UI Watch y con tarjeta e-SIM. Los precios: 369 el Classic y 269 el Watch 4. Y estarán disponibles a partir del 27 de este mismo mes, como el resto de productos que han presentado.

Galaxy Buds 2

Otra novedad que no tiene que ver con los móviles flexibles: los Galaxy Buds2. Un detalle que me parece más que interesante: doble altavoz; uno para los graves y otro para medios y agudos. Y con tres niveles de cancelación de ruido. Dicen que filtra hasta el 98%. Cinco horas de autonomía con una carga y otras 15 horas contando con la batería de la base de carga, que, por cierto, es bastante compacta.

Estarán disponibles en cuatro colores y costarán 149 euros.

Los nuevos flexibles de Samsung

He dejado para el final los Galaxy flexibles. Decía más arriba que suponían una actualización, pero también tiene sus puntos fuertes. El primero, el más ordinario: el precio. Estamos hablando de los móviles que ocupan el puesto más alto de la pirámide del ecosistema móvil, así que el precio no debería importar tanto. Sin embargo, Samsung ya había anunciado su intención de "democratizar" los móviles flexibles. Es decir, hacerlos más asequibles.

Y lo han hecho, sobre todo en el Z Flip3. Junto con algunas correcciones. El nuevo Flip sale a la venta a un precio de 1.059 euros (8 gigas de RAM / 128 de ROM), casi 500 euros más barato que la versión anterior. En el caso del Fold la diferencia se aprecia menos: de los 2.009 euros del anterior a los 1.809 (12 GB RAM / 256 almacenamiento). 200 euros de diferencia.

¿Cómo lo han conseguido si llevan el Snapdragon 888 5G? Básicamente, amortizando el diseño anterior. Los Z Fold y Flip 3 son tan parecidos a los modelos anteriores que Samsung ha realizado gráficos comparativos para poder señalar las diferencias.

Por ejemplo, podría diferenciar el Fold3 por un par de detalles: la disposición de las tres cámaras traseras en línea y la ocultación de la cámara frontal interior bajo unos cuantos píxeles que la camuflan. El resto podría dar el pego. Hay pequeños cambios en la pantalla exterior y la principal, que continúa siendo de 7,6 pulgadas, tiene un refresco de 120 hercios y se adapta a la necesidad del momento.

Samsung Galaxy Z Fold3 5G

Las pantallas están ahora mejor protegidas. La exterior con Gorilla Glass Victus, mientras que la interior tiene una capa que le aporta un 80% más de protección. También es más resistente el aluminio (un 10% mayor), sin embargo, pesa once gramos menos. Y, por primera vez, un móvil con pantalla flexible es 'water resistant' (IPX8).

El Z Flip3 (sí, ya sabemos que no ha habido Flip2, pero...) es el móvil caprichoso de la gama alta. Al margen de mejoras que, de momento, son inalcanzables para la tecnología, ¿qué se puede hacer para mejorar el Flip? Lo fundamental era aumentar el tamaño de la pantalla exterior para poder utilizarlo sin necesidad de abrirlo. ¡Deseo concedido! Se ha pasado de una pantalla de 1,1 pulgadas a otra de 1,9. Ahora sí te puedes ver para hacerte un selfie; incluso puedes ver las notificaciones. Es un poco, pero muy poco más pequeño (no llega a un milímetro de cada lado).

El enorme salto de precio se explica en parte porque el modelo básico es ahora de 128 gigas de almacenamiento interno

El color en estos modelos es básico. Así que, siete colores para elegir; tres de ellos exclusivos para la distribución desde las tiendas samsung.com.

El enorme salto de precio -recordemos de los 1.550 originales del primero a los 1.059 de esta segunda versión- se explica en parte porque el modelo básico es ahora de 128 gigas de almacenamiento interno, aunque hay otro de 256.

Si queréis explorar las características completas, las podéis leer a continuación: Z Flip 3 5G y Z Fold3 5G. En breves semanas, esperamos publicar análisis de los nuevos lanzamientos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios