Surface Book 3, un dispositivo para la digitalización empresarial
Ampliar

Surface Book 3, un dispositivo para la digitalización empresarial

jueves 18 de junio de 2020, 12:58h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

En diciembre de 2018, Carlos López Blanco, ex Secretario de Estado y, hoy, presidente de la Comisión de Digitalización de la Cámara de Comercio de España, escribió en la revista ‘Letras libres’: “Vivimos un fenómeno nuevo, un salto cualitativo, en la economía y la sociedad del siglo XXI: de la coexistencia entre la economía tradicional y la economía digital de los últimos años del siglo XX, estamos pasando a la sustitución cada vez más acelerada de aquella por ésta, en un proceso de total digitalización al que los sectores tradicionales de la economía tendrán que adaptarse si no quieren perecer (…); en unos años, menos de los que se cree, toda la economía se habrá digitalizado y no sólo en los sectores punta, sino también en los sectores más maduros y tradicionales de la economía. Digitalización no es principalmente un proceso de disrupción tecnológica, sino que significa comprender cómo las innovaciones cambian radicalmente la manera de prestar servicios y producir bienes; su calidad y, sobre todo, cómo crean nuevas expectativas en los consumidores y clientes, además de en las conductas y expectativas sociales que van más allá de la economía”.

Mientras tanto y desde hacía ya bastante tiempo, las ‘tech’ estaban ahí, desarrollando utilidades, programando herramientas, realizando investigaciones sociales y empresariales, creando equipos para el teletrabajo, el rendimiento y la productividad para, poco a poco, mostrar a las grandes empresas, a las pymes, a distribuidores, transportistas y comerciales; a los creativos, a los investigadores, a los profesionales liberales, a los sanitarios, a los equipos de defensa y comunicaciones críticas, a profesores y alumnos, al equipo de gobierno y a los funcionarios en general, que la transformación digital era una necesidad de cara a la competitividad y que ellas, las ‘tech’ estaban ahí para responder y ofrecer soluciones a cualquier tipo de necesidad y hacerlo sobre la marcha, de forma inminente, adaptándose a cualquier circunstancia.

Jamás pensó López Blanco que sus palabras cobrarían tanto sentido en el plazo de poco más de un año, en el poco tiempo en el que, por circunstancias muy concretas, la sociedad mundial se ha visto confinada.

La idea de trabajar desde casa en mercados como el español donde el teletrabajo siempre fue residual, produjo una revolución en muchas empresas que vieron cómo sus ordenadores de sobremesa no ofrecían la flexibilidad, ni la movilidad, ni la seguridad necesarias para un trabajo en remoto con garantías.

Es ahí donde portátiles como los de la familia Surface de Microsoft cobraron aún mayor protagonismo.

Equipos profesionales Surface Book 3

Como el mismo Microsoft dice: “Esta gama de dispositivos se ha diseñado para adaptarse a las maneras en que las personas trabajan, dentro de un entorno seguro y moderno. Son productos que los empleados aprecian y en los que las empresas confían”.

Dentro del portafolio de Microsoft Surface hay equipos para todas las necesidades, tan prácticos en el día a día, como útiles a la hora de estudiar, de teletrabajar, de crear, de producir o de disfrutar.

Este mes de junio, llegó a España, entre otros, Surface Book 3, un ordenador personal, dos en uno (pantalla/tableta y teclado con trackpad firmemente ajustables por su particular sistema de bisagras), con un display táctil PixelSense de 13.5 o 15 pulgadas de diagonal, el cual integra un potentísimo procesador Intel Core de 10ª generación con TDP de 15W de potencia y valores termales muy bajos, capaz de afrontar cualquier tipo de tarea, por exigente que sea. Además, combina el procesador con 32 GB de RAM y 1 ó 2 TB de memoria interna (según modelo).

El nuevo dispositivo cuenta con dos puertos USB-A, un puerto USB-C para conectarse a otros aparatos compatibles con su interfaz USB 3.1, además de un lector de tarjetas SD y un puerto Surface Connect de carga y conexión a otros accesorios como Surface Dock, con el que poder utilizar pantallas 4K. Cabe destacar, igualmente, que el modelo de 13.5 pulgadas equipa sistema gráfico Intel Iris Plus o bien tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 1650 Max-Q, mientras que el modelo de 15 pulgadas se ofrece con tarjeta GTX 1660 Ti o una Quadro RTX 3000, según necesidades del consumidor. Con respecto a sus antecesores proporciona hasta un 50% más de rendimiento y hasta 17,5 horas de duración de la batería.

Según explicaba la empresa el día de su lanzamiento, “Surface Book 3 está diseñado para profesionales que necesitan el rendimiento de un PC de escritorio, la versatilidad de una tableta y la libertad de un portátil ligero y delgado en un dispositivo muy atractivo”. En términos de seguridad, conviene recordar que incorpora el sistema de inicio sin contraseña Windows Hello a través de reconocimiento facial. Su precio de partida estimado es de 1.799 euros.

Sin embargo, un buen hardware requiere de un buen software para resultar efectivo y, por ello, es importante resaltar el potencial que ofrece Microsoft 365.

Entre las herramientas que pone a disposición de sus suscriptores está el imprescindible procesador de textos Word, las tablas de cálculo de Excel, las presentaciones de Power Point, el gestor de correo Outlook, Reservas, Briefing, Automate, Forms, Graph, My Analitics, Planner, Power Apps, StaffHub, Stream, Delve, One Note, Kaizala, Video… y ahora, más que nunca: Microsoft Teams.

Microsoft 365: toda una nube de productividad

Gracias a Windows 10, Surface Book 3 saca el máximo partido a Microsoft 365. Entre las herramientas que pone a disposición de sus suscriptores están las aplicaciones de oficina más conocidas del mercado como Word, Excel, Outlook o PowerPoint, y otras como My Analytics, Planner, Power Apps, Stream, Delve, OneNote o Kaizala. Pero, sin duda, la aplicación del momento es Microsoft Teams, imprescindible para el trabajo colaborativo on line, permitiendo la integración con muchas de las herramientas antes mencionadas.

Utilizando Teams en un Surface Book 3, por ejemplo, es fácil conectarse con proveedores y clientes a través de videollamadas de alta resolución, gracias a las cámaras HD frontales (1080 p y 60 fps en video) y traseras. Así mismo, Microsoft garantiza una calidad de llamada nítida durante las reuniones de teletrabajo con micrófonos duales de largo alcance y altavoces con sistema de sonido Dolby Audio Premium inmersivos. Además, es factible compartir documentos o garabatear en la pizarra de Microsoft Whiteboard, utilizando las capacidades de tinta del Lápiz para Surface.

La compañía también garantiza seguridad desde el primer momento, “con el respaldo de un equipo de expertos, y un cumplimiento normativo proactivo en el que confían empresas, administraciones públicas y startups”. Y si vamos más allá, si la empresa ya adquiere un tamaño o una organización interna tan relevante que requiere la gestión de los equipos informáticos de forma centralizada, ahí está Autopilot, una forma sencilla y ágil de gestión de los departamentos de IT.

Buenos compañeros de viaje

Parece irrefutable la idea de que los portátiles, en sus distintos formatos, con sus posibilidades de movilidad, flexibilidad, productividad y seguridad se convertirán en los compañeros de viaje favoritos de todo tipo de profesionales, de quienes trabajen en oficinas, de quienes requieran desplazamientos, de quienes trabajen en primera línea en sectores como la sanidad, la logística, el retail… Todos verán el valor de los portátiles. Y la única decisión que tomar será qué modelo se adapta a cada uno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios