economía colaborativa

Realidad virtual, Servicios financieros móviles, Internet de las cosas, Economía colaborativa, Salud/eHealth e Innovación Social son las áreas temáticas en que se encuadran los proyectos ganadores de la segunda edición de “Lánzate”, programa gratuito de impulso a emprendedores puesto en marcha por EOI Escuela de Organización Industrial en colaboración con Orange. El jurado, que ha dado a conocer a los seleccionados esta mañana, ha destacado aquellas ideas de negocio más innovadoras y prometedoras en el entorno de la nueva economía digital global de entre las 20 finalistas.

Según el Panel de Hogares CNMC del segundo trimestre de 2018, la utilización de webs y aplicaciones de economía colaborativa coge impulso entre los usuarios españoles, siendo las plataformas para comprar o alquilar productos de segunda mano las más populares.

Drivy es una aplicación que permite alquilar vehículos entre particulares para periodos de tiempo cortos. La plataforma cuenta con más de 3.000 vehículos y 40.000 usuarios en España.

Airbnb teme por su vida en la Gran Manzana de Nueva York porque el gobernador demócrata de la ciudad, Andrew Cuomo, espera hacer efectiva una ley que acabaría con los servicios de la aplicación de compartir casas en esa área.

El servicio BlaBlaCar ha comunicado que no cerrará temporalmente mientras el juez decide que pasa con la empresa en España por el pleito que tiene abierto con Confebús, por competencia desleal.
  • 1

La compañía sueca de electrodomésticos, Electrolux, está explorando la idea de un “Uber para hacer la colada” en la que los consumidores usarían sus propias lavadoras para lavar la ropa de otros usuarios.

Esta semana hemos visto como los principales mercados europeos se desplomaban. Esta inestabilidad provoca que los inversores busquen nuevas formas de rentabilizar su dinero, una de esas opciones es el crowlending

Airbnb ha anunciado que recurrirá la sanción impuesta por el Ayuntamiento de Barcelona por publicitar viviendas sin numerar en el Registro de Turismo catalán. Así, la plataforma de alquiler de viviendas se defiende contra los 60.000 euros impuestos.