Autor: Mauricio Valdueza, NFV Strategist, Telco EMEA de VMware

Pensar de forma inteligente para ofrecer un mejor servicio: automatizar para hacer frente a una disrupción sin precedentes
Ampliar

Pensar de forma inteligente para ofrecer un mejor servicio: automatizar para hacer frente a una disrupción sin precedentes

lunes 23 de diciembre de 2019, 10:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

La industria de las telecomunicaciones está sumergida en un momento de disrupción sin precedentes. Mientras se prepara para cambiar del 4G al 5G, se encuentra en la situación de tener que gestionar tanto las estructuras físicas como las virtuales a una escala nunca vista, en tanto en cuanto lidian con la creciente importancia del extremo de la red.

Esto sin contar con la necesidad de innovar de cara a las smart cities y la expansión del universo IoT, además de la predicción de un aumento del 63% en los próximos diez años de la intensidad de la comunicación o el tiempo que se pasa conectado. Y todo ello con unas expectativas en aumento por parte de los clientes que deben ser satisfechas.

Para superar estos retos, los proveedores de servicios de comunicación de todo el mundo deberán abordar una gran transformación digital para aumentar la agilidad del servicio y de la empresa.

¿Por qué se están metiendo en este terreno? Por todas las oportunidades que este periodo de transición ofrece: nuevas líneas de negocio y fuentes de ingresos, mayor eficiencia, una optimización mejorada y la promesa de automatización.

Una transformación digital de éxito trae consigo un aumento de la complejidad

El objetivo de la transformación digital es permitir que los proveedores de servicios de comunicación compitan mejor en la economía digital con una red flexible y programable, impulsada por la virtualización de funciones de red (NFV) y la red definida por software (SDN). Juntas, estas dos tecnologías aumentan significativamente la complejidad de la red, lo que da lugar a nuevos requisitos y puntos de presión para las operaciones. Más dispositivos, más variables, más complejidad; es cada vez más difícil tener visibilidad de extremo a extremo y evaluar los problemas reales de la red en tiempo real. Esto a su vez limita la capacidad de los proveedores de servicios de comunicación para vincular el rendimiento de la red con la calidad del servicio y la experiencia del cliente, que es vital para proporcionar inteligencia procesable para las redes físicas y virtuales encargadas de brindar servicios digitales dinámicos.

"Es cada vez más difícil tener visibilidad de extremo a extremo y evaluar los problemas reales de la red en tiempo real"

Ese es el principal problema. Los proveedores de servicios de comunicación no pueden dejar que los clientes sufran interrupciones continuas. Hay alternativas a sus ofertas, ya sean nuevos players que carecen de infraestructura heredada o players ya establecidos mejor preparados. Por tanto, deben prepararse para el mañana sin dejar de ofrecer lo esencial de hoy. Eso es más fácil decirlo que hacerlo, entonces, ¿cómo se puede lograr?

En definitiva, necesitan trabajar a espaldas del cliente. Lo que importa es la experiencia de los proveedores, lo que significa que deben preguntarse continuamente cuántos y qué tipo de recursos se desplegaría mejor.

En la primera línea, por ejemplo, tratar con éxito con los clientes requiere interacción humana: empatizar, conectar, ofrecer soluciones personalizadas y facilitar esas experiencias que los consumidores esperan. Pero a medida que nos alejamos del cliente, ¿cuánto se necesita la parte humana realmente? Puede parecer que lleva la contraria a la intuición, pero ¿la respuesta al mejor apoyo de la fuerza de trabajo humana en la entrega de experiencias excepcionales para el cliente radica realmente en automatizar cuando sea posible?

Automatización más inteligente para mejorar la experiencia de cliente

Actualmente, los proveedores de servicios de comunicación dependen de la intervención humana en cada capa para reaccionar ante los problemas. Sin embargo, se requiere una mayor velocidad para mantenerse al día e incluso por delante de las oportunidades disruptivas dentro de la industria. Para cumplir con la promesa del 5G y la transformación digital, deben adoptar la automatización de operaciones y considerar cada oportunidad para reducir la intervención humana. Esto puede ser respaldado por herramientas de administración integrales ya disponibles, que pueden integrar e interconectar múltiples redes para garantizar la mejor experiencia posible para sus clientes.

"Las herramientas de automatización inteligente aseguran que la topología de red se actualice y refresque, eliminando la necesidad de actualizaciones manuales"

Con ese fin, ¿qué pasaría si los proveedores de servicios de comunicación pudieran adoptar una automatización verdaderamente inteligente, eliminando la necesidad de intervención y cambiando de una posición reactiva a una proactiva? De repente, pueden monitorizar de forma continua las situaciones que podrían causar incidentes en la red, detectando patrones anormales antes de que tengan la oportunidad de interrumpir el servicio. Y, cuando los incidentes no puedan prevenirse, identificar automáticamente la raíz del problema.

Incluso, mientras los nuevos dispositivos o funciones virtuales se mueven, añaden o cambian, las herramientas de automatización inteligente aseguran que la topología de red se actualice y refresque, eliminando la necesidad de actualizaciones manuales por parte del equipo de operaciones de redes. Este nivel de automatización de seguridad es aún más crítico en NFV y redes nativas cloud debido a la naturaleza inherentemente dinámica de las funciones de red virtual y las cadenas de servicio.

Por lo tanto, todo se mueve más rápido. Cuando los problemas se identifican de manera proactiva, las soluciones se pueden implementar antes de que los usuarios encuentren los problemas. Y con las herramientas adecuadas, la gestión de diferentes entornos se puede entregar a través de una solución. En otras palabras, tener una visibilidad completa de extremo a extremo.

Como resultado, los operadores de red pueden centrarse en ofrecer garantías de calidad de servicio, cumplir con los acuerdos de nivel de servicio y proporcionar una experiencia de cliente de mayor calidad, en lugar de dedicar su tiempo a solucionar problemas de red.

Altos estándares hoy suponen estar preparados mañana

Al hacerlo, los proveedores de servicios de comunicación pueden continuar entregando un alto estándar hoy, mientras invierten e implementan para mañana. En lugar de frustrar a las personas con mejoras graduales, los nuevos servicios simplemente aparecen ante los ojos del cliente, sin preocuparse por las alteraciones que ocurren por detrás.

Es un enfoque rico e integrado para administrar redes en constante cambio. Va más allá de la garantía de servicio tradicional y la monitorización de infraestructura para proporcionar un enfoque completo para la gestión de redes físicas, virtuales y basadas en servicios.

Este enfoque automatizado es la única forma en la que los proveedores de servicios de comunicación pueden seguir el ritmo de la avalancha de nuevos servicios, dependencias entre dominios más estrictas y redes virtualizadas.

Autor: Mauricio Valdueza, NFV Strategist, Telco EMEA de VMware

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios