WWE estudia abandonar su Network en un futuro cercano
Ampliar

WWE estudia abandonar su Network en un futuro cercano

miércoles 08 de abril de 2020, 20:38h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
A pesar de que las plataformas de streaming parecen afianzadas como el modelo de negocio con más futuro en el sector audiovisual, uno de sus mayores exponentes, la WWE estudia paralizar su Network en los próximos meses.
La lucha libre profesional es una de las industrias más extrañas de todo el mundo. Millones de personas ven todas las semanas combates simulados e historias, en muchos casos, de dudosa calidad. Desde hace dos décadas, la cantidad de espectadores de un producto inacabable no ha hecho sino caer en picado. Mientras que, a finales de los 90s, unas 9 millones de personas veían Monday Night Raw cada semana, el mismo programa registra ahora poco más de dos millones de espectadores.

Uno de los principales pilares de la economía de la WWE es su plataforma de streaming WWE Network. Esta página web permite a los suscriptores acceder a miles de horas de contenido, desde los programas antiguos a entrevistas exclusivas, aunque sin duda el contenido más importante son los eventos de pague por visión. Tradicionalmente, la lucha libre utiliza los eventos semanales en abierto para promocionar los combates más importantes en eventos especiales vendidos a parte.

El modelo multiplataforma de WWE, en peligro

En 2014, la mayor empresa de lucha libre en el mundo decidió lanzar la Network como forma principal de visionado de sus eventos especiales. Ahora, seis años después, la empresa ha mostrado sus primeras discrepancias públicas ante este modelo.

Durante la previa al evento más importante del año, Wrestlemania, celebrado sin público debido a la crisis del coronavirus, Corey Graves, empleado del equipo de comentaristas, anunció que el evento podría verse en otras plataformas, como Fite TV o las plataformas de pago por visión convencionales; algo que no sucedía desde 2014, pues durante este periodo, la WWE Network siempre había sido tratada como la única opción viable para disfrutar de los contenidos más importantes de la empresa.

En un microcosmos tan controlado como el de esta empresa, en el que su propietario, el excéntrico multimillonario Vince McMahon, prohíbe palabras como “cinturón” y “wrestling” sin motivo aparente, se presenta como el mayor villano de las historias presentadas por su compañía y basa su estrategia en asfixiar económicamente a su competencia, cualquier mínimo gesto significa un mundo. A este gesto se le suman el despido en enero de George Barrios y Michelle Wilson, números dos y tres de WWE durante los dos últimos años, solo por debajo de McMahon, y los principales impulsores del modelo multiplataforma cuya cabeza es la plataforma de streaming.

Vince McMahon en una de sus últimas apariciones televisivas en Raw
A todo esto, se le suma que Dave Meltzer, el periodista de lucha libre con mayor reputación, ha confirmado la conexión, con una alegación acerca de que los planes sobre la venta de Wrestlemania cambiaron, pues originalmente Vince McMahon no quería que se pudiese ver WrestleMania por solo 10 dólares.

La posición de WWE en el mercado global

La WWE es el líder indiscutible de esta particular industria y, a pesar de que el nacimiento en 2019 de All Elite Wrestling ha aportado para los aficionados y luchadores una alternativa viable ante las malas prácticas de World Wrestling Entertainment, esta empresa sigue en la cima debido a su fuerte estructura económica.

Después de los rumores sobre la Network y su posible adquisición por parte de Netflix o Disney+, la posición de la multiplataforma y los contratos televisivos serán uno de los puntos más interesantes a monitorizar después de la apertura de estos rumores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios