Prueba Sony Xperia X Performance. Honor a una gran marca
Ampliar

Prueba Sony Xperia X Performance. Honor a una gran marca

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Cuando uno prueba terminales del nivel del Xperia X Performance, suele ser más fácil empezar por explicar aquello que no te gusta, con el fin de poder dedicar tiempo y líneas a sus bondades. En este aspecto, consideramos que la ratio de pantalla con respecto al cuerpo del terminal podría ser mayor (68.1%) y si es verdad que, sorprendentemente, no graba 4K, tampoco creemos que sea una característica esencial, hoy por hoy.

Por lo demás, el Snapdragon 820 y el procesador gráfico Adreno 530 de Qualcomm lo sitúan en lo más alto de la tabla de los terminales 2016, en franca competencia con el Huawei P9, el LG G5 y el HTC 10 (es probable que el S7 comercializado en EE.UU. juegue en la misma liga, pero el que se vende en España tiene un grave problema de temperatura).

Sony suma al X Performance una cámara de 23 Mpx y otra de 13 Mpx con apertura, ambas, de f/2.0, autofocus (la principal por detección de fase) y píxeles de 1 /2.3”


Para empezar, ya señalamos en su momento, cuando Sony presentó esta novedad, que el lector de huella lateral, máxime si lee varios dedos, es un gran avance; además, en este caso, no sólo sirve para activar el terminal, sino para otras funciones que lo requieren como el pago o el acceso a algunas aplicaciones de banca, entre otras. Su grado de sensibilidad es notable.
Colores tan originales como negro grafito, lima dorado, rosa dorado o blanco, dan tono a un smartphone de 14,3 x 7 x 0,87 cm y 164 g de peso cuyo elemento principal es una pantalla IPS LCD multitáctil (10 dedos) capacitiva con una resolución de 1080 x 1920 px y una densidad de pixel extra extra alta, tanto como 480 ppp. La diagonal es de 12,58 centímetros, la profundidad de color es de 32 bits/píxel y la tasa de refresco de 60 Hz. La detección de gamma es muy correcta, especialmente en las gamas de color y puede presumir de que los negros y los blancos son muy puros. Tal vez hay un punto de saturación excesivo, especialmente en el negro.


La pantalla va cubierta por cristal resistente con una capa oleofóbica para que la grasa de los dedos no ensucie tanto la pantalla (debería ser requisito indispensable en terminales de este nivel) y lleva tecnología Triluminus, que otros denominan de puntos cuánticos para aumentar la escala tonal, corregir verdes y azules u optimizar el consumo de energía.

Cámaras Sony y sonido estéreo

Especialistas en el desarrollo, fabricación y comercialización de cámaras fotográficas y de sus elementos, en esta ocasión Sony suma al X Performance una cámara de 23 Mpx y otra de 13 Mpx con apertura, ambas, de f/2.0, autofocus (la principal por detección de fase) y píxeles de 1 /2.3”.
Para cambiar de un modo de toma a otro basta arrastrar el dedo por el terminal y, así, podemos comprobar la efectividad del modo manual, el automático, el vídeo (1080p @30 fps) o los efectos (AR, sound photo, estilo retrato, cara en la foto, adhesivos, efecto creativo, panorámica, timeshift o CamScanner (para escanear documentos con una efectividad impresionante).

Los altavoces, situados en el frontal superior e inferior reproducen sonido estéreo (24 bit /192 KHz) y la sensación para el usuario es que el frontal entero está emitiendo sonido. Una experiencia que mejora aún más con los auriculares, con Jack de 3.5 mm de cuatro cuerpos que tienen el conector en el lateral superior del teléfono.

De otra parte, el micrófono es dedicado y lleva sistema activo de cancelación de ruido para mejorar la experiencia de transmisión de voz en ambientes ruidosos.

Con Snapdragon 820

Pero el gran secreto del terminal es la incorporación del procesador más alto de la gama de Qualcomm, el Snapdragon 820, cuyas especificaciones son bien conocidas, aunque conviene recordar que con arquitectura Kryo integra cuatro núcleos, en este caso dos a 2.15 GHz y dos a 1.6 GHz, dentro de lo que se ha dado en llamar quadcore plus. El Snapdragon 820 ofrece LTE Advance (4G+) tres veces más ágil que su predecesor, el Snapdragon 810; además, lleva Hexagon 680 como procesador de señal digital, una virtud que duplica propiedades anteriores. Así mismo, mejora la eficiencia de la cámara y reduce el consumo de energía.

Otro tanto habría que decir de sus propiedades en transmisión WiFi con un incomparable 802.11ad y 802.11ac 2x2 MU-MIMO, además de incorporar por primera vez LTE-U para que la comunicación llegue a través del mejor espectro, licenciado o no en los paises que se permite; de forma que se optimiza considerablemente el uso de la banda ancha en puntos de mucha congestión. Equipado con Qualcomm Symphony System Manager la gestión y el uso de energía se realiza de forma inteligente.

Android y más

En el campo del software hay que subrayar que trae Android Marsmallow 6.0.1 con botones digitales y que sobre él corren todas las aplicaciones típicas de Sony, incluida PlayStation; lo que remarcamos al tratarse de un producto con condiciones fantásticas para jugar y disfrutar del mundo multimedia.

En conclusión, un gama alta 100 o 200 euros más barato que sus principales competidores, al que no le falta prácticamente ningЬn detalle y hace honor a la prestigiosa marca que lo abala.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.