www.zonamovilidad.es
miércoles 01 de junio de 2016, 12:27h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Facebook, Twitter, Google y Microsoft han llegado a un acuerdo con la Unión Europea para determinar un código de conducta que haga frente a las expresiones de odio en la red dentro de Europa.

Los miembros de la Unión Europea han estado trabajando en los últimos meses con las principales plataformas sociales de Internet con el fin de acabar con las expresiones racistas que se han disparado en la red tras los ataques terroristas y la crisis de refugiados. En este sentido, las grandes tecnológicas como Facebook, Twitter, Google y Microsoft han llegado a un acuerdo con la Comisión Europea en esta materia, según publica Reuters.

Un código de conducta

De esta manera, estas compañías revisarán la mayoría de las solicitudes para eliminar los mensajes que favorezcan el odio en menos de 24 horas, llegando incluso a eliminar cuentas de usuario si es necesario. También se fortalecerá la cooperación entre estos gigantes de la web y las organizaciones de la sociedad civil para ayudar a determinar el contenido que promuevan conductas anti-cívicas de incitación al odio.

El código de conducta acordado con la UE sigue la línea de los esfuerzos que las empresas ya realizan para combatir este tipo de discursos

Vera Jouruva, Comisario de Justicia de la Unión Europea, ha declarado que los ataques terroristas que han tenido lugar recientemente “han recordado la necesidad urgente de abordar el discurso de odio ilegar en Internet”. Además, ha añadido que, por desgracia, las redes sociales son una de las herramientas “que los grupos terroristas utilizan para radicalizar a los jóvenes”.

Promover un ambiente de respeto

Por su parte, Monika Bickert, Jefa de Gestión de Política Global de Facebook, ha dejado claro que no hay lugar para el discurso del odio en su red social. “Con una comunidad global de 1,6 millones de personas, trabajaremos duro para equilibrar la libertad de expresión y el ambiente de respeto” asegura la directiva.

El código de conducta acordado con la UE sigue la línea de los esfuerzos que las empresas ya realizan para combatir este tipo de discursos en sus sitios web. Para ello, han desarrollado herramientas que permitan a los usuarios informar de la existencia de mensajes radicalizados y, además, han formado específicamente a personal dentro de las compañías para gestionar este tipo de solicitudes. En este sentido, Twitter ha suspendido más de 125.000 cuentas, desde mediados de 2015, por amenazar o promover actos terroristas, principalmente relacionados con la organización terrorista DAESH.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios