www.zonamovilidad.es
Lo que he visto en el CES de las Vegas, sin haber estado en el CES
Ampliar

Lo que he visto en el CES de las Vegas, sin haber estado en el CES

miércoles 17 de enero de 2018, 22:58h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

No. Yo no fui a Las Vegas. Pero ¿hace falta ir a Las Vegas para conocer lo que las empresas presentan allí? Probablemente no. En lo siete días del evento he leído más tuits, artículos, informes de expertos y notas de prensa, y visto en directo y por streaming ruedas de prensa y presentaciones que cualquier periodista que haya estado in situ. Incluso probablemente más. Y no he querido escribir nada hasta ahora. Me gusta analizar y escribir con perspectiva, y no de inmediato cuando sólo se puede hacer al dictado de lo que cuentan las empresas.

Por si a alguien le interesa mi opinión, más allá de algunas presentaciones de menor rango en smartphones, ya que los fabricantes se dejan los anuncios de sus nuevos buques insignias para el Mobile World Congress de Barcelona, o de grandes pantallas OLED y MicroLed de de LG y Samsung, lo más relevante ha girado en torno al futuro vehículo autónomo, conectado, y los nuevos sistemas de infoteinment que combinan tecnologías como la realidad aumentada o la realidad virtual. La riada de anuncios y presentaciones de marcas de coches, de fabricantes de chips y de dispositivos, y de tecnológicas ha sido espectacular, por decir un calificativo.

Aunque probablemente, como dicen algunos expertos, estemos todavía a un par de años de ver en las calles a coches autónomos de nivel 4, los que pueden reemplazar a los conductores en la mayoría de las situaciones, en Las Vegas las mayores multinacionales y fabricantes de chips presentaron sus ‘cerebros’ para el futuro de la conducción autónoma.

Las empresas y la autoconducción

Nvidia, por ejemplo, enseñó un vehículo de pruebas que viajaba sin conductor por Nueva Jersey, y presentó junto con ZF y Baidu la primera computadora de vehículo autónomo con Inteligencia Artificial para China.

Intel dio a conocer el primer vehículo autónomo de su flota de prueba de 100 automóviles, y reveló que BMW, Nissan y Volkswagen están ya desplegando mapas basados en su superchip Mobileye. Y también anunció una alianza con Ferrari en Norteamérica para el uso de tecnologías de Inteligencia Artificial de Intel para utilizar los datos obtenidos en las pistas de los circuitos con el objetivo de mejorar la experiencia tanto de aficionados como de conductores.

Y Qualcomm anunció sendos acuerdos de relumbrón con Ford y Honda para permitir que automóviles y ciudades del futuro se comuniquen de manera rápida y segura y para impulsar aplicaciones de vanguardia para el sistema de navegación y entretenimiento del Honda Accord 2018.

A su vez, General Motors anunció en Las Vegas que producirá su propio vehículo sin conductor para 2019, mientras que Mercedes-Benz presentaba su nuevo sistema multimedia Mercedes-Benz User Experience, un sistema de infoentretenimiento habilitado con inteligencia artificial que combina una pantalla táctil de nuevo diseño con navegación de realidad aumentada, activación de voz y un nuevo sistema de navegación de direcciones de tres palabras. Conocida como MBUX, entrará en producción esta primavera con el compacto Clase A.

Por su lado la china Baidu comunicaba en Las Vegas que venderá mapas de alta definición como un servicio, y que se asociaba con la compañía de mapas TomTom para integrar sus mapas HD en su software de vehículo autónomo Apollo. Baidu, que solo lleva trabajando en automóviles sin conductor cinco años, cuenta con 90 empresas asociadas, incluidas Ford y Nvidia.

Y Samsung Electronics también era protagonista en el terreno del coche conectado y autónomo en el CES al anunciar su nueva plataforma Samsung DRVLINE, una plataforma que incorpora algunas de las mejores tecnologías de su clase, que aprovechan la experiencia global de Samsung en electrónica, IoT y sistemas integrados, incluyendo computación en el automóvil para autopilotaje de niveles 3, 4 y 5. También incluye un nuevo sistema de cámara ADAS, creado por Samsung y HARMAN, que está diseñado para cumplir con los futuros estándares de seguridad del New Car Assessment Program (NCAP), incluyendo alertas de salida del carril y de colisión, la detección de peatones y el frenado de emergencia automático.

Y todo esto, entre otras cosas porque hay un negocio ahí fuera de miles de millones de euros o dólares que se disputan todas las marcas. Tan sólo en lo que se refiere a datos recolectados o que van a recopilar los vehículos conectados, MacKinsey estima un valor de 750 mil millones de dólares para el año 2030. Una cifra, que lo dice todo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.