El mea culpa y otras claves de la declaración de Zuckerberg en el Senado de EEUU
Ampliar

El mea culpa y otras claves de la declaración de Zuckerberg en el Senado de EEUU

miércoles 11 de abril de 2018, 15:43h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Mark Zuckerberg, CEO y fundador de Facebook ha declarado en el Senado de los Estados Unidos por el escándalo con Cambridge Analytica.

Zuckerberg pide perdón

"Fue mi error. Y lo siento”. “Mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo”

Mark Zuckerberg reconoció ante los senadores estadounidenses que “fue mi error. Y lo siento” y señaló que “mi mayor prioridad ha sido siempre conectar a la gente, nuestra misión social, conectar a la gente, crear comunidad y unir al mundo”, una declaración que ha seguido a pies juntillas la línea de comunicación de la compañía en todos los casos. Primero, pedir perdón. Segundo, decir que todo se ha hecho por hacer de este un mundo mejor. Tercero, mirar como suben las acciones en la Bolsa. Cuarto, seguir igual, y es que Zuckerberg no hizo ningún anuncio de algún posible cambio en su política.

Las disculpas continuaron y Zuckerberg aseguró que “anunciantes y desarrolladores nunca serán una prioridad por encima de eso mientras yo dirija Facebook”, y asumió que no midió de manera “suficientemente amplia” su “responsabilidad” y concluyó diciendo que ha sido “un gran error”.

Rusia

Con las elecciones de 2016 en la mente, pocas comisiones del Senado de EEUU evitan la mención a las injerencias rusas y la declaración de Zuckerberg tampoco la obviaron. “Hay gente en Rusia cuyo trabajo es tratar de explotar nuestros sistemas, y otros sistemas cibernéticos”, advirtió. “Entonces, es como una carrera armamentística. Ellos se vuelven mejores y nosotros tenemos que mejorar también”. El CEO de Facebook dijo que se están rastreando páginas y perfiles rusos en tiempo real.

Hay gente en Rusia cuyo trabajo es tratar de explotar nuestros sistemas, y otros sistemas cibernéticos.

El directivo confirmó que el equipo de Robert Mueller, asesor especial para investigar las injerencias, entrevistó al personal de Facebook para conocer el papel del Kremlin en la campaña de 2016, aunque él no fue entrevistado personalmente.

Además, dijo arrepentirse de haber sido “lento” en la identificación de estas injerencias y ha asegurado que ahora esa será una de sus máximas prioridades, para lo cual ha anunciado que unas 20.000 personas trabajarán durante este año en la seguridad y en la revisión de contenidos en Facebook.

Nueva regulación

"No se trata de decir sí o no a la regulación. Se trata de qué tipo de regulación"

El senador John Kennedy trajo a la sesión la posibilidad de regular Facebook para evitar casos como el investigado, entre otros y advirtió que “no quiero tener que votar para regular Facebook, pero por Dios, lo haré. Eso depende usted. Su acuerdo de usuario apesta”.

Zuckerberg se defendió y dijo que no es una persona que se oponga a la regulación, siempre y cuando sea “la regulación correcta” y indicó que “no se trata de decir sí o no a la regulación. Se trata de qué tipo de regulación”.

El modelo de negocio

Durante las más de cinco horas de declaración hubo tiempo bromas, risas y para hablar de todo tipo de cuestiones, entre ellas, el modelo de negocio de la compañía. Un senador republicano cuestionó a Zuckerberg y le preguntó si la red social seguirá siendo gratuita, a lo cual el multimillonario aseguró que “siempre habrá una versión de Facebook que será gratuita”, incluyendo un matiz a las declaraciones del propio Zuckerberg de 2010 donde defendía que Facebook sería siempre gratis.

Sobre el papel de los publicistas en la red, Zuckerberg explicó que “los mensajes (de chat de la red social) están siempre encriptados” y que no pueden acceder a ellos por lo que no se pueden crear anuncios en función a esos mensajes.

Facebook es idealista y optimista. Los usuarios han ganado poder para estar en contacto con la gente que quiere, pero está claro que no hemos hecho suficiente para prevenir que esta herramienta se utilice para hacer el mal.

"Facebook es idealista y optimista. Los usuarios han ganado poder para estar en contacto con la gente que quiere, pero está claro que no hemos hecho suficiente para prevenir que esta herramienta se utilice para hacer el mal". Un mal que ejemplificó con las fake news, la injerencia extranjera en procesos electorales, los discursos de odio y la protección de datos personales. "Fue un fallo, y fue mi fallo", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios