www.zonamovilidad.es

Los datos de 50 millones de perfiles estadounidenses al aire

Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook
Ampliar
Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook

Facebook y Trump, la historia del nunca acabar ya tiene nuevo capítulo

Facebook ha amenazado con demandar a los periodistas para detener la información

lunes 19 de marzo de 2018, 14:42h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Una investigación conjunta de The New York Times y The Guardian ha desvelado la filtración de datos de 50 millones de cuentas de Facebook.

La información llega tras la confesión de Christopher Wylie, canadiense que trabajó en la consultora de datos Cambridge Analytica desde su fundación. Esta firma esta especializada en la obtención y en el análisis de datos sociales y psicológicos y categorizar cada una de las personas analizadas para clientes comerciales y políticos, y es aquí donde está el factor importante.

Recolectaron información privada de los perfiles de Facebook de más de 50 millones de usuarios sin su consentimiento

Según la investigación de ambos medios, la firma se habría asegurado una inversión de 15 millones de dólares del donante republicano Robret Mercer, y cortejó al asesor político Stephen K. Bannon, estratega y consejero de Donald Trump en la Casa Blanca hasta agosto del pasado año. La compañía prometió al asesor herramientas que permitieran identificar las personalidades de los votantes estadounidenses e influir en sus comportamientos. Sin embargo, no contaban con los datos para hacer funcionar esos productos, por lo que recolectaron información privada de los perfiles de Facebook de más de 50 millones de usuarios sin su consentimiento, denuncia The New York Times, citando fuentes de antiguos empleados, asociados y documentos de Cambridge Analytica.

Esta “filtración” supone la mayor brecha de la compañía en la historia y permitió a la firma de analítica explotar la actividad de las redes sociales privadas de una gran parte del electorado estadounidense, desarrollando técnicas que han, en última instancia, habrían hecho ganar las elecciones a Donald Trump en el 2016.

Así se gestó el agujero de datos de Facebook

El estudio comienza en el año 2014, cuando Facebook permitía que cuando el usuario diese su consentimiento, se pudiera enviar los datos de los contactos siempre y cuándo ellos mantuvieran los ajustes de privacidad por defecto al registrarse en Facebook.

Según revela Wylie, la compañía adquirió los datos de Aleksandr Kogan, un académico ruso de la Universidad de Cambridge que había obtenido el permiso de Facebook para realizar un análisis exhaustivo sobre la personalidad de los usuarios, de manera que se pagaba al usuario una pequeña cantidad de dinero a cambio de su información. Gracias a esto Kogan logró recopilar datos privados de 270.000 personas.

Los ajustes de privacidad de Facebook sirvieron como conducto para convertir esos 270.000 perfiles en más de 50 millones.

Esperaron dos años y no hicieron absolutamente nada para comprobar que los datos habían sido borrados. Todo lo que me pidieron hacer fue marcar una casilla y enviar la carta de vuelta.

La historia, sin embargo, no se queda aquí. En el 2015, Facebook modifica sus permisos y los usuarios ya no pueden enviar los datos de sus contactos a apps externas. Y a finales de ese año, Facebook tendría conocimiento ya de la compra-venta de la información entre Kogan y Cambridge Analytica. Ante esto, Facebook envía en agosto de 2016, meses después de saberlo, una carta a Christopher Wylie, pidiendo que borrase la información recabada, algo que “es lo que más me sorprendió”, señala Wylie. “Esperaron dos años y no hicieron absolutamente nada para comprobar que los datos habían sido borrados. Todo lo que me pidieron hacer fue marcar una casilla y enviar la carta de vuelta” alerta el analista.

La investigación señala que Cambridge Analytica pagó 800.000 dólares al Dr. Kogan por los datos del estudio, sin embargo, el académico ruso no informó a Facebook de la venta y Facebook tampoco verificó su petición.

Los datos recabados habrían permitido crear unos 30 millones de perfiles psicológicos completos: opiniones políticas, lugar de residencia, datos religiosos y gustos, así como edad o sexo.

Facebook reacciona y bloquea acceso a Cambridge Analytica, Kogan y Wylie

La compañía ha amenazado con tomar medidas legales para evitar que esta información saliera a la luz.

Facebook ha eliminado un día antes de que las revelaciones de Wylie salieran a la luz el acceso a su plataforma a Cambridge Analytica y a Aleksandr Kogan y un día después al mismo Wylie.

La compañía ha amenazado, según los periodistas involucrados en la investigación, con tomar medidas legales para evitar que esta información saliera a la luz.

Desde el viernes la compañía se ha centrado en recalcar que no se trata de una y filtración de datos o de una brecha en su seguridad, lo que comprometería a la compañía pues según la legislación californiana y británica, Facebook debería haber informado a sus usuarios de que sus datos han caído en manos ajenas.

Facebook suspende a Cambridge Analytica por violación de sus políticas

Cambridge Analytica, la compañía de datos responsable de ayudar a Donald Trump durante las elecciones presidenciales de 2016, ha sido suspendida por Facebook por violar sus políticas en lo que respecta a la utilización de datos de usuario.

Leer más

Facebook se defiende

En esta línea, la firma de Zuckerberg se defiende señalando que, durante el estudio, las políticas y términos de uso permitían la extracción de datos de los contactos, por lo que, según la compañía, técnicamente fueron los usuarios (o alguno de sus contactos) los que entregaron sus datos para el estudio original de personalidad.

Senadores y fiscales estadounidenses y miembros del Parlamento de Reino Unido han indicado que iniciarán investigaciones y llamarán a declarar a los ejecutivos de Facebook

Sin embargo, varios senadores estadounidenses y fiscales estatales del país, así como varios miembros del Parlamento de Reino Unido ya han expresado su sorpresa y han indicado que iniciarán investigaciones y llamarán a declarar a los ejecutivos de Facebook. Entre ellos, Maura Healey, la fiscal general del Estado de Massachusetts, quien ya ha anunciado una investigación sobre esta historia.

"Esto fue una estafa y un fraude", señaló Paul Grewal, vicepresidente y consejero general adjunto de la red social, en una declaración a The Times. "Tomaremos todos los pasos necesarios para garantizar que los datos en cuestión se eliminen de una vez por todas, y tomaremos medidas contra todas las partes infractoras", comentó Grewal.

Tomaremos todos los pasos necesarios para garantizar que los datos en cuestión se eliminen de una vez por todas, y tomaremos medidas contra todas las partes infractoras.

Otro ejecutivo de la firma, Andrew Bosworth, ha señalado en su perfil de Twitter que “esto no fue una violación de datos. No se filtraron sistemas, no se robaron ni se piratearon contraseñas ni información”, se defiende.

Investigadores independientes ya han advertido que muchos otros podrían haber utilizado de manera similar los datos de Facebook

El jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, ha publicado este fin de semana una serie de tuits (que ha eliminado) en los que busca defender a su compañía y señala que “las historias recientes de Cambridge Analytica de The New York Times y The Guardian son importantes y poderosas, pero es incorrecto llamar a esto una ‘violación’ bajo cualquier definición razonable del término”.

La explicación sirvió de poco para detener la ola de ira, ya que los investigadores independientes ya han advertido que muchos otros podrían haber utilizado de manera similar los datos de Facebook.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios