Unas zapatillas de grafeno que aguantan 40 maratones
Ampliar

Unas zapatillas de grafeno que aguantan 40 maratones

sábado 18 de abril de 2020, 21:08h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Un estudio de 2019 del Grupo NN señalaba que un 32% de los españoles corría al menos 50 kilómetros al mes y que otro 19% corría entre 21 y 30 kilómetros. La comodidad y facilidad para poder correr a cualquier hora, lugar y superficie, junto a la poca inversión necesaria en el equipamiento (al gusto y manías de cada corredor), han contribuido a que anualmente en nuestro país se organicen cerca de 5.000 carreras profesionales, populares y solidarias (como la carreramedulaparamateo), convirtiendo el running en uno de los deportes más practicados por los españoles.

Cada vez más marcas deportivas se han interesado por cubrir las necesidades y las peticiones de moda de los runners. Hasta ahora, al corredor, en función de sus manías, tipo de pisada y fuerza, peso, superficie en la que entrenaba y corría… se le aconsejaba cambiar de zapatillas cada 300 o 500 kilómetros. Sin embargo, la compañía inglesa Inov-8 acaba de presentar unas zapatillas que pueden aguantar más de 1.600 kilómetros, el equivalente a unos 40 maratones.

El secreto está en el grafeno

¿Cómo es posible conseguir tanta resistencia y durabilidad en las suelas? El secreto de las nuevas zapatillas de la G-Series está en la incorporación del grafeno en la suela. Este material, que es carbono cortado en tramos invisibles para el ojo humano, más delgado que un cabello humano, comprende una sola capa de elementos de carbono, con propiedades adicionales muy interesantes (como la conductividad), es asombrosamente ligero y el material más resistente del mundo (200 veces más resistente que el acero) y es por ello que, como ya ocurrido en otras industrias como la de electrónica de consumo o el automóvil, la industria del deporte y el equipamiento deportivo también ha puesto los ojos en este material tan prometedor.

¿Cómo es posible conseguir tanta resistencia y durabilidad en las suelas? El secreto de las nuevas zapatillas de la G-Series está en la incorporación del grafeno en la suela.

Según las estimaciones de Gran View Research, el mercado mundial de grafeno crecerá un 38,7% anual desde los 78,7 millones de dólares de 2019 hasta superar los 1.000 millones en 2027.

Inov-8 fue la primera marca en el mundo en incorporar el grafeno al calzado deportivo gracias a un proyecto conjunto con The National Graphene Institute de la universidad de Manchester (los científicos que por primera vez aislaron el grafeno del grafito, lo que les valdría el premio Nobel de Física, eran de esta universidad)”, nos comenta Lee Procter, Global Communications & Ambassador Manager de Inov-8.

Hasta ahora los atletas tenían que escoger entre una suela suave y pegajosa que se desgastaba rápido o una suela más dura y rígida que no se adhería tan bien al calzado pero que le proporcionaba más durabilidad”, explica Procter. Ahora con la nueva zapatilla de este año (los primeros modelos los anunciaron en 2017) no sólo se reduce hasta un 50% el peso de una zapatilla convencional, sino que el grafeno ofrece la suavidad y la durabilidad que buscaban los atletas.

En la actualidad Inov-8 cuenta con 15 modelos para cubrir las necesidades de corredores de trail running y cross-training, así como de los usuarios amantes del senderismo. “Las ventas son muy fuertes en nuestra línea de calzado de grafeno y cada vez los usuarios aprenden más sobre las propiedades del grafeno y su potencial ilimitado”, añade Procter.

De hecho, el material se está utilizando estos días para desarrollar equipos de protección personal de cara a combatir el coronavirus y como reconocen desde Inov-8 están trabajando en nuevas líneas de aplicación de grafeno en materiales y equipamiento deportivo.

No son los únicos. Como se pudo comprobar en la pasada edición del Beijing Graphene Forum, varias empresas chinas están experimentando con el uso de grafeno en el calzado deportivo para aprovechar, no sólo sus propiedades de adherencia, ligereza, flexibilidad y durabilidad, sino para beneficiarse también de su conductividad para crear zapatillas auto esterilizadoras y desodorizante. En la localidad china de Jinjiang existen más de 3.000 compañías de calzado que producen el 40% del calzado deportivo del país y el 20% del calzado deportivo del resto del mundo.

Graphene Flagship, una iniciativa de investigación que cuenta con un presupuesto de más de 1.000 millones de euros de la Comisión Europea para acelerar la comercialización de productos con grafeno, investiga desde hace varios años en diferentes productos de equipamiento deportivo que llevan este polifacético material.

El grafeno está en todas partes

El grafeno está considerado como un gran conductor de calor. Por ello Graphene Flagship junto al Instituto Italiano de Tecnología y el fabricante toscano de zapatos Fadel anunciaron la tecnología GET® que ofrece al calzado una mayor frescura y termorregulación. En este innovador zapato, cuando se agregan escamas que consisten en varias capas de grafeno al poliuretano (el material del que están hechas las suelas de los zapatos FADEL), las pruebas de laboratorio muestran una dispersión de calor aumentada, una mayor impermeabilidad y propiedades antibacterianas mejoradas.

El grafeno no sólo es el material más fuerte del mundo, sino que también puede usarse para mejorar la resistencia de otros materiales. Así, numerosas investigaciones han demostrado que agregar incluso una cantidad comercial de grafeno a los plásticos, metales u otros materiales puede hacer que estos materiales sean mucho más fuertes y livianos (ya que puede usar menos cantidad de material para lograr la misma resistencia). Sus aplicaciones en el mundo deportivo son infinitas.

El grafeno no sólo es el material más fuerte del mundo, sino que también puede usarse para mejorar la resistencia de otros materiales

Por ejemplo, investigadores del Instituto Italiano de Tecnología y la compañía de diseño Momodesign han incorporado grafeno en la cubierta exterior del recubrimiento de un casco. Este recubrimiento permite una mejor distribución de la fuerza de impacto y las excelentes propiedades termo conductoras del grafeno disipan el calor rápidamente a través del casco, protegiendo los materiales internos de la degradación térmica. El resultado es un casco con un mayor confort térmico (el smartphone Mate 30 X de Huawei también aprovecha la conductividad del grafeno) y seguridad para pilotos de motos y coches.

Esa dureza del grafeno podría usarse también para armaduras, máscaras, ropa y superficies con bio sensores, cascos en el fútbol americano o para ciclistas…. De hecho, la compañía murciana Catlike, fue la primera en inyectar en España un casco con tecnología in-mold1​ y la primera marca a nivel mundial en aplicar la nanotecnología a sus cascos (con la utilización de grafeno). Sus cascos lo han usado corredores del equipo Banesto, Kelme, Euskaltel-Euskadi, Team Coast, Orbea MTB Team, Contentpolis o Movistar Team9, entre otros.

Y es que los fabricantes trabajan para mejorar los productos con grafeno en todos los artículos deportivos como palos de golf, esquís, raquetas, calzado deportivo, tablas de snowboard, almohadillas y equipos de protección… La ligereza del grafeno soluciona la histórica problemática de añadir peso al producto con la incorporación de cualquier material pensado para resistir el desgaste, absorber impactos, amortiguar las vibraciones, prevenir la oxidación o realizar otras funciones ventajosas de los artículos deportivos.

La compañía británica Dassi Bikes asegura que fue la primera en crear una bicicleta con grafeno (en 2016) y que su INTERCEPTOR™ es un 30% más ligera y el doble de resistente que las bicicletas que hay en el mercado.

Por su parte, en 2013 la compañía austriaca HEAD anunció sus primeras raquetas con grafeno: la serie YouTek Graphene Speed. Su último modelo, la serie Graphene XT Prestige utiliza el grafeno para mejorar la distribución del peso desde la cabeza hasta el mango. La compañía asegura que esto mejora la transmisión de energía y la fuerza para golpear a la pelota con mayor potencia. Con la combinación de grafeno y titanio la compañía ha fabricado unas raquetas un 20% más livianas que las convencionales. Novak Djokovic y María Sharapova son dos de sus grandes embajadores. La compañía no sólo ha ampliado el uso del grafeno para raquetas de otros deportes (squash, ráquetbol o pickleball) sino que también lo utiliza para fabricar esquís más ligeros y resistentes.

Esas mismas cualidades llevaron al fabricante italiano de ruedas y neumáticos Vittoria a incorporar grafeno en la innovación de sus productos. La compañía explica en este vídeo que el grafeno interactúa con el caucho al rellenar el espacio entre las moléculas de caucho, lo que otorga a las ruedas ventajas como la disipación de calor (15-30 ° C más baja), un factor crucial en las pendientes, un aumento de la rigidez lateral (más del 50%) y la reducción de la perforación, especialmente alrededor del área de la válvula.

Prueba de estas mejoras es que los neumáticos MTB de grafeno ganaron el Campeonato Mundial de Mountain Bike en Cross Country y en 2018, los neumáticos Vittoria ganaron todas las contrarrelojes del Grand Tour (ITT y TTT), así como campeonatos europeos, franceses, alemanes, austriacos, rusos, brasileños y panamericanos de campo a través.

En el caso de las compañías inglesas Versarien y Bromley Technologies, usaron grafeno para fabricar el trineo de skeleton X22 que permitió al británico Dominic Parsons alzarse con la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de invierno de Pieonchang en 2018. El CEO y director de innovación de Bromley, Kristan Bromley, aseguraba tras el éxito que “los compuestos mejorados con grafeno permiten que las propiedades estructurales de los productos deportivos sean llevadas a nuevos niveles. En particular, permiten una mayor relación de resistencia / peso, así como propiedades de impacto más duras que los materiales compuestos convencionales avanzados. Y estas mejoras en los deportes de élite, donde los márgenes pequeños a menudo definen actuaciones ganadoras, pueden marcar la diferencia entre ganar y perder”. La tecnología de estas compañías también se ha usado para las bicicletas del equipo Sky.

Por su parte, el fabricante italiano de ropa Directa Plus ha creado toda una línea textil de ropa térmica para la nieve (aunque también lo está experimentando para calzado y pelotas de golf) que utiliza grafeno para controlar el calor y la humedad. Aseguran desde la compañía que el uso de la tecnología G+® proporciona un tejido tecnológicamente avanzado con características térmicas únicas ya que permite una distribución homogénea del calor producido por el cuerpo humano en climas fríos y un efecto de dispersión del calor en climas cálidos. Además, proporciona al tejido un efecto bacteriostático que mejora las características de higiene y anti olor, lo que es particularmente relevante para la ropa deportiva y las prendas que están en contacto con el cuerpo de los deportistas.

Y los amantes de la pesca también puede disfrutar de cañas más ligeras y resistentes hechas con grafeno como las que fabrica Century Composites a partir del material que les proporciona la británica Applied Graphene Materials. La compañía utiliza también el grafeno para tintas y pinturas para garantizar una mayor durabilidad e impermeabilidad en las superficies.

Suelo inteligente para control accesos

Precisamente estas tintas inteligentes de grafeno también pueden utilizarse en suelos, pavimentos y prendas textiles para convertirles en superficies y objetos conectados con las ciudades inteligentes. Para el mundo deportivo, el uso de tintas con grafeno de bajo coste permitiría, por ejemplo, aligerar el peso de coches de fórmula 1 donde cada gramo cuenta, al tiempo que incorporan sensores inteligentes para proporcionar datos de la carrera al equipo. De momento, Graphene Tech utiliza estas tintas inteligentes en proyectos para pavimentos y carreteras, donde podrían facilitar información sobre tráfico y datos útiles de mantenimiento.

Precisamente estas tintas inteligentes de grafeno también pueden utilizarse en suelos, pavimentos y prendas textiles para convertirles en superficies y objetos conectados con las ciudades inteligentes

En esa misma línea la compañía australiana Imagine Intelligent Materials trabaja en diferentes pruebas de concepto para aplicar el grafeno a infinidad de productos. Uno de esos proyectos es junto a Daimler para desarrollar un asiento que convertiría la suave piel del asiento en una superficie llena de sensores para proporcionar datos sobre el interior del vehículo y el piloto: temperatura, movimientos… La tecnología imgne® también podría usarse para el exterior de cualquier tipo de vehículo para actuar no sólo como sensores sino como actuadores en respuesta a comandos de los usuarios desde la aplicación de su móvil.

Este sistema inteligente de detección se podría implementar para rastrear el movimiento y medir el peso en un camión, tren o contenedor, lo que permitiría a las empresas de logística capturar datos sobre la carga, incluyendo roturas y robos, fugas y métricas de eficiencia de carga y descarga.

Preguntamos a Chris Gilbey, Executive Chairman de Imagine Intelligent Materials, sobre las posibilidades del grafeno en la industria deportiva. “En la actualidad proyectos piloto como el del asiento de coche con Daimler se orientan más hacia el mercado industrial, pero, sin duda, pueden llegar a tener aplicación en el mundo del deporte. Nuestra principal área de desarrollo de producto es para suelos conectados en las ciudades inteligentes y, eso incluye sin duda, a los estadios”, asegura.

Gilbey se refiere a su tecnología de suelos inteligentes. Una forma barata, eficiente y elegante que permite medir el movimiento de personas en tiendas, edificios, hoteles, oficinas, hospitales… y, por qué no, a los estadios inteligentes. “Allá donde haya una superficie podríamos hipotéticamente ofrecer capacidades sensitivas. En el caso de los estadios nuestra tecnología ayudaría a guiar a los espectadores a sus asientos u otras áreas del recinto deportivo, y también proporcionaría datos sobre cuándo llegan los espectadores y se van, el recorrido y la circulación de personas en el interior del estadio… no hay límites”, afirma Gilbey.

También podría utilizarse el grafeno para detectar fugas de agua en piscinas o como apunta Gilbey para pistas inteligentes de entrenamiento, donde un suelo conectado potencialmente podría generar algunos conjuntos de datos muy interesantes sobre la actividad de los atletas para ayudar a los entrenadores a comprender el rendimiento de los deportistas.

Sin duda, nuestra tecnología la podríamos aplicar a infinidad de situaciones. Nuestra principal ventaja frente a soluciones concretas que ya existen tiene que ver con la escalabilidad y el tamaño de las instalaciones ya que podemos proporcionar suelos sensitivos e inteligentes a un precio mucho más bajo que casi todo lo que hemos visto por ahí”, concluye.

Al fin y al cabo, hay muchas instalaciones deportivas y equipamiento que podrían beneficiarse de un material que está de moda. Según la consultora Valuate el mercado mundial de grafeno moverá más de 150 millones de dólares en 2021 ante la creciente demanda de la electrónica de consumo, optoelectrónica, sistemas electrónicos, armamento y también de equipamiento deportivo más ligero y resistente. Ya sea para zapatillas, raquetas, trineos, esquíes… el futuro tecnológico del deporte, también pasa por el grafeno.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios