www.zonamovilidad.es
jueves 21 de enero de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

La década de 2020 comenzó con los despliegues de la 5G y terminará con el comienzo de los despliegues de la 6G. Mientras que la implementación de la 6G planteará su propio conjunto de desafíos y complejidades, también vendrá con posibilidades, desde la HoloPortación hasta las cirugías colaborativas remotas, y dará inicio a una economía propia.

La era 5G verá rendimientos de gigabit, latencias más bajas y mejoras masivas en la capacidad aprovechando una arquitectura de red robusta, un rango más amplio del espectro celular, tecnologías avanzadas de RF de acceso celular y de computación Edge.

La COVID-19 dio un comienzo inusual a una década prometedora, impactando en los viajes y la colaboración tecnológica transfronteriza además de muchos otros sectores de la economía mundial, como la movilidad. Sin embargo, a partir de este año, el crecimiento podría ser aún mayor, impulsado por la acelerada necesidad de "transformación conectada" personal, doméstica e industrial con la llegada de la 5G.

Comunicaciones en Terahercios

La "G" celular suele transformarse cada 10 años. Con la estandarización de los tiempos de comercialización cada vez más cortos para la próxima G desde la era de la red 1G, se espera que las pruebas de la red 6G y los despliegues comiencen ya en 2028.

La red 6G parece ser el salto más prometedor a las comunicaciones en Terahercios (THz) a medida que pasamos de los Megahercios (MHz) en 4G, a los Gigahercios (GHz) en 5G con espectro de ondas mmW, según informa Counterpoint Research.

El rango de espectro que se está proponiendo para las comunicaciones de 6G está entre 300GHz y 3THz. Esto será un gran cambio, ya que la industria apunta a rendimientos de terabits, latencias de microsegundos y capacidades nunca antes vistas.

Nuevas tecnologías y enfoque

Con el fin de adoptar el espectro de Terahertz, veremos la necesidad de formas de onda alternativas más avanzadas, técnicas de modulación, codificación de canales, arquitectura de formación de haces, planificación de la topología de la red, radio holográfica y MIMO ultramasivo desde el punto de vista de la red.

La red 6G parece ser el salto más prometedor a las comunicaciones en Terahercios (THz).

Por ende, se prevé un enfoque basado en la fotónica como posible candidato para satisfacer las capacidades radioeléctricas de los transceptores a la antena para aplicaciones en el espectro por encima de 100GHz.

La IA será clave para el despliegue de una red inteligente, la planificación del presupuesto del enlace a nivel de dispositivo, la optimización de la potencia y la calidad de servicio.

Un futuro prometedor y desafiante a partes iguales

El futuro a medio plazo parece prometedor para llevar las experiencias de la realidad extendida a un nivel completamente nuevo. Esto dará inicio a una Economía de Terabit o TeraEconomía, tal y como la denominan en Counterpoint Research.

Los investigadores y la industria tendrán que trabajar duro para innovar, desde la adopción de nuevos materiales avanzados hasta nuevos algoritmos y técnicas inteligentes impulsados por software y estadísticas para una novedosa arquitectura de red y un enfoque de tecnología de acceso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios