www.zonamovilidad.es
sábado 23 de noviembre de 2019, 21:14h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

La posibilidad de segmentar la información con mayor precisión ofrece a los especialistas la oportunidad de entender mejor enfermedades neurodegenerativas graves como la esclerosis múltiple o la atrofia muscular.

Las enfermedades neurológicas son un reto importante para los especialistas en salud a nivel mundial. En España, se calcula que existen más de 1.150.000 familias afectadas por este tipo de enfermedades entre las que se incluyen: Alzheimer, Párkinson y Esclerósis. Una de las principales dificultades que encuentran es el tiempo, esencial para paliar y tratar al paciente.

Con la llegada del Big Data y la IA, este periodo podría acortarse. “Estamos trabajando en un conjunto de algoritmos computacionales de vanguardia para crear una calculadora de riesgos que prediga la probabilidad de acumulación de discapacidad de cada paciente en cada momento”, declara la Dra. Mar Tintoré del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña.

Las predicciones serán totalmente individuales basándose en datos multidimensionales del propio historial médico el paciente. La doctora aseguró que además de incluir información clínica, se tendrán en cuenta factores radiológicos, biológicos, ambientales… La calidad de vida del paciente será esencial para después verter los datos y calcular el riesgo de discapacidad.

"Los especialistas podrán prever cómo será la evolución de la enfermedad de cada paciente y proporcionar un control más precoz”

“Estos datos generarán un tipo de algoritmo que será capaz de dar respuesta a preguntas concretas. Los especialistas podrán prever cómo será la evolución de la enfermedad de cada paciente y proporcionar un control más precoz”, explica el Dr. Hernández Medrano.

Desde el punto de vista de los médicos, la unión con el mundo de los datos y la capacidad predictiva de la tecnología no tardará en llegar. “Es probable que en el próximo año empecemos a ver los resultados de estas aplicaciones publicados en las revistas científicas de alto impacto y en ese momento podremos ver cómo estos algoritmos empiezan a cambiar nuestra aproximación a ésta y otras patologías neurológicas”, asegura el Dr. Ignacio Hernández Medrano, neurólogo, CEO y cofundador de los proyectos Big Data SAVANA y MENDELIAN.

Un nuevo escaparate

El uso del Big Data y del IA no sólo facilitará el diagnóstico de enfermedades proco frecuentes, si no que gracias a los millones de datos genéricos se abrirá también una nueva forma de dar a conocer su existencia.

Un ejemplo de enfermedad beneficiada por esta sinergia es la atrofia muscular espinar (AME). Una enfermedad rara que afecta a 1.500 familias en España. Sus síntomas afectan gravemente al movimiento pudiendo limitar la capacidad del enfermo de estar de pie o sentado e incluso imposibilitarle mover un brazo, el cuello o las piernas. El grupo más afectado por AME son niños, pero puede no mostrar su actividad hasta la adolescencia o la edad adulta.

"Es para una apuesta no sólo por el avance científico, sino por la mejora de la calidad de vida de las personas"

“Poner la ciencia y tecnología de vanguardia al alcance de los que la necesitan, como es el caso del Big Data o la Inteligencia Artificial, es para nosotros una apuesta no sólo por el avance científico, sino por la mejora de la calidad de vida de las personas”, sentencia Sergio Teixeira, director de Biogen en España.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios