Redes 5G, la revolución inminente
Ampliar

Redes 5G, la revolución inminente

miércoles 16 de marzo de 2016, 11:01h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Los smartphones, o teléfonos inteligentes, se han convertido en elementos indispensables en nuestras vidas y en nuestra comunicación. En esta nueva realidad, la evolución constante de las redes de internet móvil ha jugado un papel clave.

La innovación tecnológica de los últimos años ha sido muy rápida, especialmente para dar respuesta a una demanda creciente. Pese a ello, la llegada de la nueva generación de redes, la 5G, significará una revolución que cambiará las redes tal como las conocemos hoy en día. Precisamente para dar las claves de este salto tecnológico, Ferran Adelantado, investigador residente del IN3, ofreció el seminario "Redes 5G: a la altura de la demanda", en el que analizó los retos que se presentan para la comunidad científica y la industria del sector de las telecomunicaciones.

La llegada de la nueva generación de redes, la 5G, significará una revolución que cambiará las redes tal como las conocemos hoy en día


Las redes inalámbricas de banda ancha se han convertido en un elemento más de nuestros sistemas de comunicación. De hecho, el número de usuarios que se conectan a la red no para de crecer y el tránsito de datos ha crecido de media un 45 % por año. Según datos de la empresa Ericsson, está previsto que, de 2014 a 2020, el tránsito de datos por los smartphones se multiplique por diez en todo el mundo. Una comunicación en la que la voz pasará a ser residual. Con un incremento de la demanda como este, los operadores se ven obligados a proveer redes con mayor conectividad y mejor rendimiento. En este contexto, entran en juego las redes 5G, la próxima generación de redes inalámbricas que representará, según los expertos, una revolución en todos los sentidos.

Una demanda creciente

Actualmente, disponemos del sistema 4G (LTE), heredero de sistemas como el 2G (GSM) y el 3G (UMTS). La cuarta generación es el primer estándar global en cuanto a sistemas de redes inalámbricas. Su capacidad de transmisión de datos es de unos 100 Mbps, pero con el crecimiento de la demanda y la evolución tecnológica pronto será insuficiente. Se estima que en 2020 habrá 26.000 millones de dispositivos conectados a internet, muchos de los cuales no serán usuarios humanos, sino dispositivos como por ejemplo sensores y electrodomésticos, el llamado internet de las cosas. "Hasta el momento, la mayoría de comunicaciones móviles tienen intervención humana, las llamadas HTC (human type communications), pero en el futuro tendrán mucha importancia las que se producen entre máquinas, las que se producen entre máquinas, las llamadas machine-to-machine communications (M2M). Las características de los dos tipos de tráfico son diferentes y, por lo tanto, hacen falta cambios en la red", explicó Ferran Adelantado.

Se estima que en 2020 habrá 26.000 millones de dispositivos conectados a internet, muchos de los cuales no serán usuarios humanos, sino dispositivos, el llamado internet de las cosas

Más capacidad de transmisión

Para alcanzar este incremento de la demanda, es necesario poner en marcha la quinta generación de redes móviles, las 5G. Estos nuevos sistemas son el resultado del esfuerzo global de la comunidad científica y de la industria para dar respuesta a las nuevas necesidades. Estos nuevos sistemas, que no empezarán pruebas hasta 2018, supondrán un salto de gigante en la transmisión de datos con una previsión de 10 Tbps/km2, y que multiplicaría por mil la capacidad de transmisión actual. "La industria asiática ha tomado un papel importante y las primeras redes 5G se desplegarán coincidiendo con los Juegos Olímpicos de invierno de Corea del Sur, el 2018, y los Juegos Olímpicos del Japón de 2020", indicó Adelantado.

Crear una nueva red

El reto ahora es crear una red eficiente en la que aspectos como la conectividad y el ahorro energético y de costes sean prioritarios, además de unos buenos niveles de velocidad. Las redes 5G nacen con el reto de dar respuesta al millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado que está previsto que existan en 2020. Tecnologías como las massive MIMO, que usa los arrays o conectores de centenares de antenas a cada estación base con el objetivo de dar servicio a los usuarios, o las comunicaciones directas entre los mismos usuarios, conocidas como device-to-device (D2D), jugarán un papel clave en este nuevo diseño de la red que Adelantado calificó de "revolución".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.