www.zonamovilidad.es
miércoles 16 de octubre de 2019, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha propuesto que las grandes empresas tecnológicas, como Apple, Facebook, Amazon, Google o Netflix, paguen impuestos en los países donde están sus usuarios, tengan presencia física en ellos o no.

La propuesta de la OCDE apunta a que las principales empresas tecnológicas, como Facebook, Google, Netflix, Amazon o Apple, paguen los impuestos en los países donde sus clientes, tengan presencia física en ellos o no, y no solo donde estas empresas tienen sedes o tienen registradas las patentes, marcas o licencias.

La reforma tributaria global para las multinacionales, o la también conocida como “tasa Google”, fue propuesta el pasado 9 de octubre. Asimismo, el organismo prevé aprobar el próximo año una medida concreta que no solo afectaría a las grandes tecnológicas.

Las reglas actuales se remontan a la década de 1920

Así, señala la propuestas que “las reglas actuales se remontan a la década de 1920 y ya no son suficientes para garantizar una asignación equitativa de los derechos fiscales en un mundo cada vez más globalizado”.

“Asignación equitativa de los derechos fiscales”

A través de esta nueva propuesta, se busca crear un sistema de fiscalidad estable para las empresas y que sea “una asignación equitativa de los derechos fiscales”. De este modo, el objetivo será impulsar un acuerdo general para los 134 países que se han sumado desde enero de este año a esta iniciativa.

Por un lado, esta nueva tasa que la OCDE espera tener lista a principios de 2020, mermaría la recaudación de países como Irlanda y a paraísos fiscales extraterritoriales. Por otro lado, la “tasa Google” beneficiará a los grandes mercados de consumo como Estados Unidos, Francia y los países emergentes.

España, Francia y Reino Unido

Las iniciativas europeas de la tasa Google coincidían en gravar al 3% tres actividad: la publicidad online, la intermediación entre compañías y particulares y por último, la venta de datos de usuarios. A partir de esto y para empresas con al menos 750 millones de facturación mundial, España planteó cobrar a empresas con al menos tres millones de actividad en el país frente a los 50 millones en Europa que pensó la UE y los 25 millones que propuso Francia.

Por su parte, Reino Unido anunció una tasa del 2% para empresas con al menos 25 millones de libras (28 millones de euros) de caja en el país y 500 millones en todo el mundo. Los tres países han anunciado que sustituirán sus tasas por la que finalmente impulse la OCDE.

Respuesta de Amazon

Por último, las grandes multinacionales han recibido la propuesta como “un importante paso adelante”, señaló Amazon en un comunicado. “Continuamos apoyando el trabajo de la OCDE y contribuyendo activamente a él, con miras a lograr una solución común para la tributación de una economía internacional en constante cambio”. Además, expresó que “lograr un amplio consenso internacional es crucial para limitar el riesgo de doble imposición (…) al tiempo que se crea un entorno propicio para el crecimiento del comercio mundial, que es esencial para millones de personas, clientes y empresas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios