Qué le falta al pago móvil para triunfar
Ampliar

Qué le falta al pago móvil para triunfar

sábado 05 de noviembre de 2016, 11:33h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Con la participación directa de las entidades de crédito y más recientemente de los grandes fabricantes de teléfonos móviles (en principio Apple y Samsung), el pago móvil seguro y universal se ha convertido en una realidad tecnológica, de hecho, según la consultora tecnológica Tecnocom, “sólo queda dar un último paso para que su uso se generalice en la población, de la mano de una experiencia de usuario mejorada y de nuevos valores añadidos ofrecidos junto con este servicio de pago”.
En su intervenciЧn en la Semana de las Telecomunicaciones, Celestino García, vicepresidente de Samsung, dedicó su ponencia a este tema y, más concretamente, a la solución que la multinacional coreana ha aportado al mercado; subrayando, así, la dimensión que se espera cobre este tipo de producto y el énfasis que pone Corea en la innovación y en el desarrollo de soluciones que facilitan la vida a sus clientes.

Transparencia y comisiones

García apuntó que si España ha sido uno de los primeros países en los que se ha lanzado Samsung Pay ha sido tanto por la penetración (más del 75% de los terminales punto de venta ya son inalámbricos), como por la corriente de opinión que apoya la transparencia en todos los sectores de la vida; ya que soluciones como ésta ayudan a poner fin a las transacciones en efectivo; “Estamos ante un mercado sensible y preparado para este tipo de pagos que no son otra cosa que sistemas cómodos, seguros y universales -afirmó el VP de la compañía asiática-.

A nivel mundial, la empresa asegura que tiene ya 100.000 usuarios de su solución Pay, más de 30.000 tarjetas registradas y más 120.000 transacciones realizadas con una media de compra de 30 euros por ticket.

Samsung asegura que tiene ya 100.000 usuarios de su solución Pay, más de 30.000 tarjetas registradas y más 120.000 transacciones realizadas


A pesar de las cifras y tal como ya ha comentado en otras ocasiones, Celestino recordó que no comisionan ni se quedan con partes de las transacciones que efectúan sus clientes; ya que lo que buscan es fidelización y satisfacción.

Por contra, Apple si quiere su parte del pastel. Según publicó hace unos de meses el diario Expansión, “Apple prevé lanzar su servicio de pago a través del móvil, Apple Pay, en España a partir del próximo otoño y para ello está negociando ya con diferentes entidades bancarias espaЦñolas y empresas de medios de pago como Visa, Mastercard o American Express”. La idea de los de Cupertino es aprovechar la campaña de Navidad y salir, al igual que en EEUU y el Reino Unido, con un modelo de negocio gratuito para los clientes finales pero que cobra una comisión al banco que procesa la transacción.

“Es decir, el modelo de Apple Pay supone introducir un nuevo actor en la cadena de valor de los procesamientos de pagos, que vive de la comisión cobrada al comercio que acepta el pago -comentaba el diario-“.

A pesar de todo ello, conviene realizar una reflexión y pensar en cuántas personas tenemos a nuestro alrededor que paguen diariamente con el móvil. La experiencia demuestra que sacar la tarjeta, aún resulta más fácil, lógico y rápido. Y es que, igual al pago móvil aún le falta un hervor…

Tres líneas de innovación

De acuerdo con el último estudio sobre Medios de Pago, la consultora Tecnocom identifica tres grandes líneas de innovación: las transferencias electrónicas inmediatas (faster payments), el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico y señala diferencias en cuanto a su avance entre regiones.

Las iniciativas de transferencias electrónicas inmediatas y de bajo coste, ya presentes en determinados mercados, como el británico (Faster Payments), permitirán avanzar en la reducción del uso del efectivo en el día a día de los ciudadanos, favoreciendo el desarrollo de nuevas aplicaciones como son el pago entre personas P2P (person-to-person) empleando el móvil o los pagos en comercios P2B (person-to-business). En este último punto, los pagos inmediatos podrían incluso amenazar localmente, de forma gradual, el uso de las tarjetas de débito.

Tres grandes líneas de innovación: las transferencias electrónicas inmediatas, el creciente desarrollo de los wallets móviles y los avances en comercio electrónico


En cuanto al comercio electrónico, a pesar de su crecimiento exponencial, existe una problemática no resuelta respecto al balance entre seguridad y facilidad de uso, ya que la aplicación de mecanismos 3-D Secure definidos por las marcas, incluyendo métodos de autenticación del titular como el envío al móvil de un OTP (One Time Password) por parte del emisor, pueden ser una traba para la finalización de la compra, desde el punto de vista de experiencia de usuario.

A estas tendencias emergentes se suma el creciente interés por la tecnología blockchain, conocida por la criptomoneda Bitcoin. Esta tecnología permite la creación de sistemas transaccionales descentralizados, pudiendo ser empleada para otros fines dentro del sector bancario distintos al de Bitcoin (e.g. mensajería asociada al comercio exterior). Las entidades ven diversas posibilidades futuras en su aplicación, y ya se están trabajando en iniciativas que seguramente iremos viendo despegar en el corto o medio plazo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios