JBL Tune 225 TWS
Ampliar
JBL Tune 225 TWS

Prueba auriculares inalámbricos JBL Tune 225 TWS

viernes 20 de noviembre de 2020, 10:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El mercado de los auriculares inalámbricos continúa creciendo mes a mes y JBL lo tiene claro, por ello ha lanzado sus nuevos JBL Tune 225 TWS, unos nuevos auriculares que llegan por 125 euros con un diseño atractivo y buena calidad sonora.

Los Tune 225 TWS son la evolución de sus predecesores, los Tune 220 TWS y llegan con algunas mejoras interesantes y con un diseño en seis colores. De primeras sorprende ver cómo una marca como JBL emula un diseño tan reconocible como el de los AirPods de Apple, pero lejos de ser una copia barata, la filial de Harman ofrece un sistema de sonido con una calidad muy superior a buena parte de su competencia.

Diseño y control

Los Tune 225 TWS cuentan con un diseño sencillo y elegante, a la par que ergonómico. El modelo que hemos probado es el de color que negro que combina ese tono oscuro con un acabado en la zona superior del auricular con un tono ligeramente más claro, grisáceo (un diseño que es similar en los demás colores).

El auricular está terminado en un plástico más suave que busca facilitar la adaptación del dispositivo a la oreja del usuario

Como decíamos el diseño es sencillo, pero muy trabajando. Incorpora en la zona exterior del palo un botón (uno en cada auricular) para llevar a cabo controles como play/pausa de la música o contestar llamadas (en la derecha) o pasar de canción (en la izquierda). Estos botones son muy simples y dan una buena respuesta, pero no se pueden configurar de ninguna otra forma y a veces puede ser incómodo pulsarlos porque el auricular puede clavarse en la oreja, pero no requiere mucha fuerza.

Destaca especialmente que el auricular está terminado en un plástico más suave que busca facilitar la adaptación del dispositivo a la oreja del usuario, tratando así de hacer frente a uno de los principales problemas de estos equipos.

Personalmente soy un usuario que prefiere los auriculares in ear con almohadilla, porque se ajustan más a mi oído que los que no la incorporan, pero en este caso al incorporar ese acabado en un plástico ligeramente más suave la sensación es más cómoda.

Por otro lado, como ya es habitual en este tipo de dispositivos, se señala cuál es el de la oreja izquierda (‘L’ de lef) y cuál el de la derecha (‘R’ de right) y también se marca con colores en la zona superior con un pequeño círculo azul para la oreja izquierda y uno rojo para la oreja derecha, colores que se incorporan también en el estuche para facilitar el guardado.

Son muy ligeros por lo que no se nota cuando lo llevamos puestos. En la parte superior además hay una luz LED en cada uno que muestra cuándo están encendidos, emparejados o con la pila baja.

Siguiendo con el diseño del estuche, éste viene con un formato cuadrado y no muy grueso con el logotipo de JBL en la parte frontal y dejando todo lo demás limpio, salvo la parte trasera que se reserva para incorporar los certificados y demás inscripciones típicas de todo producto electrónico.

Es un diseño muy compacto que fácilmente cabe en un bolsillo, pero que cuenta con las cuestiones básicas: puerto USB tipo C para la carga en la parte inferior, luces indicadoras de la batería justo debajo de la tapa, cierre magnético y una sujeción cómoda a la par que segura para los auriculares.

Como cuestión negativa, no cuentan con certificación IP para el polvo ni para el agua.

Emparejamiento

Para su funcionamiento, los JBL Tune 225 TWS cuentan con Bluetooth 5.0 para la conectividad, con soporte para los códecs Bluetooth SBC y AAC. Para facilitar su emparejamiento, estos auriculares son compatibles con el sistema Google Fast Pair para un rápido emparejamiento con dispositivos de fuente compatible y permite usar los auriculares de forma independiente.

Sonido

Los Tune 225 TWS de JBL incorporan un driver dinámico de 12mm en cada auricular. En general son unos auriculares sencillos y llegan con un buen nivel de sensibilidad y una repuesta de frecuencia de 20Hz-20kHz, superior a varios modelos de su competencia, pero que para los oídos más finos puede ser algo ajustado.

Si hay algo que destaca especialmente de la marca es su sonido, que se adapta muy bien a cualquier estilo apoyándose en el sonido JBL Pure Bass con bajos más puros. Además, cuenta con aislamiento pasivo de ruido, que ofrece una ligera reducción del ruido externo. Está especialmente bien trabajado el sonido de la voz.

Autonomía

El Tune 225 TWS cuenta con una batería de iones de litio de 22mA con una carga de 3,85V. Cada auricular ofrece una batería de 5 horas, mientras que el estuche de carga soporta alrededor de 20 horas, así que la combinación de las dos permite un uso de 25 horas de reproducción antes de tener que volver a enchufarlos.

Es una batería justa, ya que no permite una jornada completa de trabajo, pero suficiente para el uso normal que les va a dar un usuario medio.

Conclusión

Los JBL Tune 225 TWS son una apuesta muy interesante para el mercado de los auriculares inalámbricos baratos. Por menos de 120 euros nos encontramos la calidad de sonido de JBL tan característica y trabajada durante años, con unas 25 horas de uso.

Hay que señalar en la parte negativa la falta de certificaciones IP y el sistema de control a través de botones físicos no configurables, lo que provoca que se pierdan niveles de uso y de personalización, pero en términos generales estamos ante unos buenos auriculares a un precio competitivo.

Nota: 7,5/10

Lo Mejor: Sonido

Lo Peor: Sin certificaciones IP

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios