Prueba Huawei P30 Lite, una opción a considerar seriamente
Ampliar

Prueba Huawei P30 Lite, una opción a considerar seriamente

domingo 01 de septiembre de 2019, 19:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Huawei buscaba repetir el gran éxito en ventas de sus predecesores con esta nueva edición reducida de su familia insignia, la gama P. Sus principales bazas son un gran diseño y una espectacular cámara.

El diseño es, sin duda, uno de las principales atributos del Huawei P30 Lite. Sus acabados son atractivos y de muy alta calidad para tratarse de un móvil de gama media. Sobretodo, destaca su parte trasera que en la versión en color azul posee el típico degradado de color ya característico de la firma china (también se encuentra disponible un acabado en negro, algo más discreto pues no presenta ningún degradado al ser golpeado por la luz).

Pese a que a primera vista la trasera parece de cristal realmente está construida en policarbonato, lo cual hace que sea más ligero y también más resistente a los golpes, reduciendo la posibilidad de ver nuestro nuevo y brillante teléfono resquebrajado al caer al suelo. De lo que no se libra la preciosa trasera es de las marcas que dejan las huellas; por tanto, si quieres tu teléfono resplandeciente como el primer día vas a tener que aplicarte limpiándolo habitualmente.

Distribución de elementos

La distribución queda de la siguiente forma: en el canto derecho encontramos el botón de apagado y bloqueo, así como los botones de volumen. Están construidos en plástico y ambos tienen la misma textura, a diferencia de sus hermanos mayores que en el botón de bloqueo disponen un material ligeramente rugoso que facilita diferenciar ambos botones.

Por lo tanto, resulta relativamente sencillo confundirse, lo cual resulta algo incomprensible teniendo en cuenta que el canto izquierdo queda absolutamente desnudo y podría haber sido el emplazamiento perfecto para la botonera que controla el volumen.

En la zona delantera del terminal nos encontramos la cámara de selfies, el altavoz y un pequeño led de notificaciones, todo ello dentro de un notch en forma de gota de agua, que acompañado de los bordes que son relativamente finos ayudan a crear la sensación de que la pantalla cubre todo el frontal.

Del rendimiento, hay que mencionar que en líneas generales el móvil se mueve fluido en casi todos los aspectos

Detrás encontramos el lector de huellas dactilares que, a diferencia de los otros productos de la gama, no se encuentra integrado en la propia pantalla, pero esto simplemente es una cuestión estética pues realmente el lector de huella que monta este terminal funciona de forma envidiable y como la tecnología está más madura es más rápido y preciso que los que se encuentran bajo la pantalla.

La triple cámara trasera es protuberante de forma notable y está colocada en la esquina superior izquierda, por lo que al reposar el terminal sobre una mesa no se quedará completamente pegado a la misma y ‘bailará’ al pulsarlo. En el canto superior se ubica la ranura para tarjeta nanoSIM y microSD para ampliar el almacenamiento. En el canto inferior conviven el cargador USB tipo C con capacidad de carga rápida, el altavoz y el jack para auriculares, una sorpresa agradable para aquellos que sigan escuchando su música sin cascos inalámbricos, sobretodo viendo la tendencia del mercado a eliminar los tradicionales puertos de 3,5 mm.

Sistema de desbloqueo y rendimiento

Para desbloquear el dispositivo existen diversas opciones además del ya mencionado lector de huellas dactilares, como pueden ser el clásico patrón o un desbloqueo facial que funciona realmente mal, pues es muy lento e impreciso.

Del rendimiento, hay que mencionar que en líneas generales el móvil se mueve fluido en casi todos los aspectos, pero flaquea en ciertas ocasiones cuando hay varias aplicaciones abiertas a la vez o a la hora de correr un juego con gráficos 3-D, por lo que no será la opción principal para los más jugones o los que primen una experiencia más fluida sobre diseño o calidad fotográfica.

Cámara casi infalible

Precisamente la cámara es otro de los motivos de compra de este Huawei P30 Lite. Todo lo que hay que decir de la misma es que es prácticamente infalible. Tiene un triple sensor, cada uno para un escenario concreto: el estándar, un telefoto cuando se necesita un poco de zoom y el gran angular para captar más en toma

Cuando la luz cae el modo nocturno entra en acción y combina varias instantáneas para lograr fotos muy resultonas, con definición y poco grano.

Si la cámara y un diseño elegante son puntos importantes para ti y posees unos 300 euros, este P30 Lite puede ser una seria opción a considerar a la hora de renovar el teléfono móvil

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios