OnePlus Nord junto a los OnePlus Buds
Ampliar
OnePlus Nord junto a los OnePlus Buds (Foto: Alfonso de Castañeda)

Prueba OnePlus Nord, calidad premium a precios asequibles

martes 04 de agosto de 2020, 15:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

OnePlus regresa a sus orígenes con la nueva gama de smartphones, los OnePlus Nord, terminales con características Premium, pero manteniendo unos precios más asequibles por debajo de los 500 euros.

La primera entrega de esta nueva familia es el OnePlus Nord, un potente equipo que llega con seis cámaras (4+2), una pantalla de con una tasa de refresco de 90Hz y en su interior el Qualcomm Snapdragon 765G con 5G impulsado por la misma capa OxygenOS que los flagships.

Como explicábamos el día del lanzamiento, la gama tendrá que asentarse para que OnePlus decida mantenerla e ir lanzando nuevos productos de esta familia, ya que es una novedad a modo prueba para ver la recepción y opinión de su comunidad de usuarios.

OnePlus Nord. Tabla de características, especificaciones técnicas y precio

Leer más

Diseño

El OnePlus Nord llega con un diseño compacto. Se trata de un terminal de gama media, pero con la sensación de estar ante un flagship. OnePlus opta por un diseño muy cómodo en mano y fácil de agarre. Con un acabado en cristal y bordes de plástico, pero con pintura metálica, la sensación final es Premium. Además, a pesar de tener una trasera en cristal, no mancha tanto como otros terminales.

El equipo cuenta con unas dimensiones de 15,83x7,33x0,82cm y un peso de 184 gramos. Llega con dos colores, el tradicional y elegante negro y un atractivo tono azul similar al que incorporó con los OnePlus 8.

Conserva además el Alert Slider, el botón extra de OnePlus que permite colocar el móvil en modos sonido, en silencio o en vibración con un tacto rugoso y que requiere un mínimo de esfuerzo para moverlo, lo cual evita problemas al guardar el equipo en el bolsillo del pantalón.

Por otro lado, la compañía asiática opta por colocar las cámaras en un diseño vertical en la esquina superior izquierda, evitando así los grandes módulos que utilizan en los últimos meses los smartphones. Sin embargo, el modulo sí es muy gordo lo que implica que el terminal no esté equilibrado al apoyarlo en una superficie plana.

En la zona trasera tenemos también el logotipo en la parte superior y en la parte inferior el nombre de la marca. En la zona inferior hereda también el diseño del OnePlus 8 con el altavoz, el puerto USB tipo C y la bandeja para la tarjeta SIM.

La cámara frontal por su parte, compuesta de dos lentes, se encuentra situado en la pantalla con dos agujeros en la esquina superior izquierda del panel.

Pantalla

En la parte frontal nos encontramos con la pantalla, un panel de tipo Fluid AMOLED de 6,44 pulgadas con una resolución FullHD+ de 2400x1080p y una densidad de 408 píxeles por pulgada.

A ello hay que sumarle una tasa de refresco de 90Hz, ya característica de los OnePlus, pero menor a los 120Hz que incorporan sus hermanos mayores. La experiencia es muy diferente a la que dan los flagships, pero es un cambio interesante respecto a los 60Hz que suelen llevar los gama media.

La calibración del panel es bastante correcta incluso desde fábrica, con tonos ligeramente cálidos y saturados que podemos configurar a gusto tanto el modo como el espectro (sRGB y Display P3), así como la temperatura. También podemos configurar la tasa de refresco, optando entre los 60Hz o activando la de 90Hz.

Lejos de los niveles de brillo de los gama alta, el Nord ofrece unos ángulos de visión correctos y con un brillo aceptable para prácticamente todas las situaciones. En cuanto a la nitidez de la pantalla, el panel ofrece un gran resultado con buen nivel de detalle y de contraste. Además, OnePlus opta por evitar los paneles curvos que emplean otros modelos de la marca.

Cámara

En el aparado de las cámaras volvemos a notar la herencia del OnePlus 8. El Nord llega con un sistema de 4+2 cámaras. Cuatro en la parte trasera y dos para los selfies, la primera vez que la compañía opta por una cámara doble selfie.

En cuanto al sistema trasero, OnePlus apuesta por el sensor IMX586 de 48MP con apertura f/1,75 como lente principal, acompañado de un súper gran angular de 119 grados y 8MP con apertura f/2,25. También cuenta con una lente macro de 2MP y apertura f/2,4 y un sensor de profundidad de 5MP con apertura f/2,4.

La cámara selfie por su parte está compuesta de un sensor IMX616 de 32MP con f/2,45 de principal y un gran angular de 105 grados con 8MP y apertura F/2,45.

Toca seguir echando de menos una lente teleobjetivo que parece que OnePlus está olvidando ya que tampoco en los OnePlus 8 lo incorpora, como mencionábamos en la prueba.

En términos general los resultados son buenos dejando atrás a muchos de sus competidores en la gama media y es que la lente principal es la misma que en el OnePlus 8. Hay que señalar que la lente macro es poco útil ya que estamos ante un sensor con 2MP de resolución lo cual deja mucho que desear. Esta sigue siendo una tarea pendiente en la mayoría de los fabricantes. En cuanto a la lente súper gran angular, los resultados son aceptables, lejos de los del hermano mayor, pero están en la línea con la gama media.

Los resultados del modo noche son aceptables, pero nos dejan claras las diferencias entre un gama media y un gama alta.

La app heredada también de sus hermanos mayores es muy completa con un funcionamiento bastante rápido. Cuenta con modo profesional que permite disparar en modo RAW y tiene HDR (UltraShot HDR según OnePlus). También da la opción de tomar instantáneas de modo retrato, modo noche, panorámicas y time lapse, e integra un botón para activar Google Lens.

Rendimiento y batería

En su interior empezamos a notar más los motivos por los que estamos ante un gama media. OnePlus ha optado por incorporar el procesador Snapdragon 765G de Qualcomm, un modem 5G que aporta al Nord conectividad de quinta generación, pero reduciendo la capacidad de operaciones. Para su funcionamiento se apoya en una memoria RAM de 12GB y un almacenamiento interno de 256GB, especificaciones que sí son de gama alta.

Estas características aportan al OnePlus Nord un rendimiento elevado con una gran fluidez incluso antes juegos pesados y con una multitarea que funciona a buen nivel y sin problemas.

Sin lag en ninguna de las funciones, el equipo mantiene en la gran mayoría de los casos una temperatura adecuada, sin elevarse ante grandes cargas de trabajo.

Por otro lado, el Nord incorpora el OxygenOS en su versión 10.5, basado en Android 10, una de las capas de personalización más aplaudidas por los usuarios que integra una gran cantidad de funcionalidades propias, pero útiles e importantes para el día a día. Destaca especialmente la gran capacidad de personalización que aporta la capa de OnePlus, permitiendo incluso crear un tema propio. A esto hay que sumar el control por gesto de Android 10, pero con la opción de usar el sistema tradicional de botones.

Además del paquete de apps de Google, el OnePlus llega con Facebook, Messenger, Instragram y Netflix preinstaladas (se pueden eliminar).

Respecto a la seguridad del terminal, el Nord cuenta con sensor de huellas (el mismo que el OnePlus 8) y un sistema de reconocimiento facial. Ambos funcionan bien, especialmente el lector de huellas dactilares.

Sobre el sonido, el Nord cuenta con un único altavoz en su zona inferior, pero que da un buen resultado. Sonido alto y con buena calidad, pero no integra un puerto para auriculares con conector tipo jack de 3,5mm.

En cuanto a la autonomía, el OnePlus Nord cuenta con una batería de 4.115mAh con carga rápida Warp Charge 30T que ofrece una buena autonomía para aguantar sin problemas un día entero (y parte de la noche). Por si no fuese suficiente, en apenas una hora podemos recargar el terminal al 100%.

Conclusión

OnePlus Nord hereda muchas de las funcionalidades del OnePlus 8, pero con un precio más asequible. Destaca especialmente el rendimiento del equipo y la calidad de la pantalla de la que hay que destacar sus 90Hz. Además, siempre es de agradecer el OxygenOS, una de las mejores capas de personalización que hay en el mercado.

Asimismo, hay que echarle en cara que opte por no incluir el teleobjetivo, una cámara más necesaria que la lente macro y más aún cuando es un sensor de apenas 2MP que reduce bastante su utilidad real.

En conclusión, estamos ante uno de los mejores terminales de la gama media alta y una gran opción para los fans de OnePlus. Veremos como funciona, pero de momento llega a muy buen precio (desde 399 euros en su versión de 8GB de RAM+128GB de almacenamiento interno o por 499 euros en su versión superior de 12GB de RAM y 256GB de ROM).

Nota: 8,25/10

Lo Mejor: Pantalla y rendimiento, sobretodo por el OxygenOS

Lo Peor: Sin teleobjetivo y con un sensor macro poco útil

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios