www.zonamovilidad.es
Prueba Realme GT Neo 3T, alto rendimiento a un precio moderado
Ampliar

Prueba Realme GT Neo 3T, alto rendimiento a un precio moderado

Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
jueves 14 de julio de 2022, 10:00h

Escucha la noticia

El mes pasado, Realme presentó dos smartphones de gama media-alta, Realme GT Neo 3 y su hermano pequeño, Realme GT Neo 3T, también disponible en edición Dragon Ball. La serie T de la compañía destaca por ofrecer un precio más barato, lo que no significa que la calidad baje mucho, respecto a su modelo pro. Sin embargo, con el GT Neo 3T la compañía apuesta por la carga rápida, la potencia y el diseño.

El Realme GT Neo 3T comparte algunas características con el Realme GT Neo 2. Su diseño es bastante “diferenciativo”, algo muy común en todos los dispositivos de la compañía. Esta vez para el modelo Realme GT Neo 3T Realme ha apostado por una trasera con un patrón de cuadros, para simular una bandera de carreras de coches, disponible en amarillo y blanco, un aspecto que caracteriza a este buque de gama media, que no se queda corto en cuanto a rendimiento. También está disponible en un acabado negro mate.

PANTALLA Y DISEÑO

En lo que se refiere a su diseño, se trata de un móvil bastante atractivo, con un diseño que lo diferencia de otros modelos, esta vez, sigue la temática de carreras de coches que utiliza su hermano mayor, GT Neo 3. En sus modelos amarillo y blanco, Realme ha optado por una trasera con un patrón de cuadros para simular la bandera de las carreras de coche, el modelo negro tiene un acabado negro mate.

Además, a la hora de diseñar este smartphone la compañía ha tenido en cuenta cada detalle, el módulo trasero de la cámara también presenta el patrón de cuatros. Cómo ya pasa con otros dispositivos de Realme, como los Realme 9 Pro y 9 Pro+, los colores y el diseño de la trasera varía en función de cómo le incida la luz. Por consiguiente, como pasa con todos los modelos de Realme, en la trasera se puede localizar su logo. Para esta prueba hemos utilizado la versión amarilla, que, de primeras es un smartphone que entra por los ojos.

Las dimensiones de este dispositivo son estándar, 16 centímetros de alto y 8,6 de grosor, lo que hace que su agarre sea bastante cómodo, su peso de 195 gramos lo convierte en un dispositivo ligero. En líneas generales, el dispositivo no deja huellas, ni se ensucia, ahora bien, si se observa con lupa, en ocasiones se podrían apreciar. Por su parte, el marco lateral es negro mate y está hecho de plástico, algo que, a la hora de coger el dispositivo, no pasa desapercibido. Esto también ocurre con el acabado del teléfono inteligente. En el lateral inferior están: el conector USB.C, los altavoces y la bandeja para la SIM.

Panel AMOLED E4 (última generación AMOLED) de 6,62 pulgadas, con ratio alargado 20:9

En la pantalla el dispositivo presenta un panel AMOLED E4 (última generación AMOLED) de 6,62 pulgadas, con ratio alargado 20:9, lo que se traduce en una pantalla bastante extensa, con resolución FullHD+ (2.400 x 1.080 píxeles), esto ofrece una densidad de píxeles elevada de 398 ppp y 120 Hz de tasa de refresco. Asimismo, tiene una tasa de muestreo de 360 Hz, algo bastante positivo para este tipo de dispositivos. Sin embargo, una pega de este dispositivo es que su panel no es compatible con contenidos HDR, lo que hace que a la hora de visualizar contenido en streaming la calidad no sea la mejor.

La cámara selfie se puede localizar en la esquina izquierda, lo bueno es que tiene unas dimensiones bastante pequeñas, lo que hace que no afecte estéticamente. En lo que respecta a los marcos, Realme podría haber aprovechado mejor el espacio, pero, en un dispositivo potente de gama media-alta no se puede ser “quisquilloso”. El lector de huellas de dactilar se localiza en la parte delantera.

Para los más despistados, el GT Neo 3T de realme equipa protección Gorilla Glass 5 en la pantalla. Esto significa que tiene cierta resistencia frente a golpes y arañazos.

Prueba Realme GT Neo 3: la carga más rápida del mercado y un diseño de escándalo

Leer más

RENDIMIENTO Y BATERÍA

Por otro lado, el rendimiento de este dispositivo es bastante positivo y se asemeja a su antecesor Realme GT Neo 2, pero no llega a ese nivel. El GT Neo 3T equipa el procesador Snapdragon 870 5G, con 8 GB de RAM LPDDR4x y 128 GB de almacenamiento interno, que, no se puede expandir utilizando una micro-SD. Además, un aspecto bastante interesante es que el RAM se puede extender, virtualmente, 5GB más gracias a su tecnología DRE (Expansión Dinámica de RAM). Mi experiencia con los videojuegos ha sido bastante positiva, el dispositivo no se sobrecalienta, gracias a su refrigeración, y su rendimiento se ajusta a los juegos. Cuenta con Android 12 y la capa de personalización es UI 3.0 de Realme, basada en ColorOS 12.

“Esta batería ofrece 29 horas de llamadas telefónicas, 26 horas de reproducción de vídeo y 88 horas de reproducción de música”.

Si algo ha quedado claro, es que la línea GT de Realme se enfoca bastante en la calidad de la batería y su carga. El GT Neo 3T cuenta con una batería de 5.000 mAh, en base a esto, Realme ha revelado que “esta batería ofrece 29 horas de llamadas telefónicas, 26 horas de reproducción de vídeo y 88 horas de reproducción de música”. También tiene carga rápida SuperDart de 80W, es decir, en 15 minutos se puede cargar la mitad del teléfono. En general, la autonomía de este smartphone es bastante buena, suficiente para durar todo el día. Además, equipa varios modos para gestionar la batería como: ahorro de energía, super ahorro de batería. También es posible, optimizar uso de la batería.

CÁMARA

Un aspecto muy determinante a la hora de adquirir un dispositivo móvil es la calidad de la cámara. A nivel fotográfico, Realme GT Neo 3T equipa una cámara principal gran angular (25 mm) de 64 MP (1/2.0″, 0.7µm) con apertura f/1.8 y PDAF, una cámara ultra gran angular (119º) de 8 MP (1/4.0″, 1.12µm) con apertura f/2.3, una cámara macro de 2MP con apertura f/2.4 y una cámara frontal de 16MP (1/3.0″, 1.0µm) con apertura f/2.5.

Antes de profundizar en este aspecto, es importante decir que la cámara no es uno de los fuertes del dispositivo, y tiene muchas áreas que podrían mejorarse. La pega más llamativa es que la cámara principal no tiene estabilización óptica, lo que proporciona peor rendimiento en escenarios con poca luz. Tampoco dispone de una cámara teleobjetivo. A cambio, Realme ha incorporado un modo Pro que permite modificar distintos parámetros como: balance de blancos, enfoque, tiempo de exposición y sensibilidad ISO. Además, es posible guardar las imágenes en formato RAW.

En la cámara principal, la compañía ha incorporado un sensor de 64 MP, no obstante, para utilizarlo es fundamental activarlo. Las fotografías se capturan en 16 MP por defecto, utilizando la tecnología pixel binning que combina 4 píxeles en 1 para disminuir el ruido y mejorar el rendimiento en condiciones de poca luz. Un aspecto bastante interesante, es que se puede activar el modo súper alta resolución de 64MP para disparar a la resolución completa del sensor.

Por la noche la calidad de la imagen empeora

Como ya se ha mencionado anteriormente, por la noche la calidad de la imagen empeora. Pero, no todo es malo, las fotografías se ven nítidas, con una buena cantidad de detalles, incluso en las zonas oscuras. Además, la exposición es correcta y los colores son bastante vivos.

Para darle una solución a este “problema”, Realme tiene un modo Noche, que incrementa la nitidez de la imagen, disminuye el ruido y modifica ligeramente el color. Este modo necesita varios segundos de captura, lo que hace que sea más lento que el modo Foto normal.

En otra línea, el GT Neo 3T de Realme equipa un sistema de reconocimiento de escena por inteligencia artificial que ajusta algunos parámetros de la imagen como la saturación de los colores, entre otras, para mejorar la calidad de la fotografía.

La cámara ultra gran angular, cuenta con una resolución de 8MP, una apertura de f/2.3 y como pasa con el resto, no tiene estabilización óptica. En esta ocasión, las fotografías pierden nitidez y rango dinámico. Además, la cámara ultra gran angular de Realme presenta colores vivos, en línea con los de la cámara principal. Un aspecto evidente, que he ido repitiendo, es que esta cámara no está diseñada para realizar fotografías de noche. Pero, con el modo Noche, disponible en la cámara ultra gran angular, se puede mejorar la calidad de imagen notablemente.

La cámara macro tiene un sensor con baja resolución de 2MP y limitada apertura de f/2.4 lo que hace que la calidad de las fotografías no sea una fortaleza.

Por su parte, el modo Retrato está bastante “conseguido”, la única pega es que solo se puede ajustar la profundidad de campo durante la captura. Para los retratos, el dispositivo emplea la cámara principal gran angular, lo que, en ocasiones, hace que el rostro se vea “deformado”, sobre todo, a la hora de realizar las fotografías en un primer plano.

Realme GT Neo 3T. Tabla de características, especificaciones técnicas y precio

Leer más

Finalmente, la cámara frontal tiene un sensor de 16MP (1/3.0″, 1.0µm) con apertura f/2.5. Aunque no tienen un enfoque automático, la calidad de la imagen está bien. Además, tiene HDR, es decir, el fondo sigue siendo visible, aunque esté muy iluminado.

CONCLUSIONES

En líneas generales, el Realme GT Neo 3T es un teléfono bastante atractivo y ligero. Su pantalla AMOLED E4 cuenta con muy buena nitidez. Su rendimiento es bastante óptimo, tiene soporte para SIM y conectividad 5G, además, tiene soporte de NFC.

Un dato bastante destacable es su batería, ya que tiene una autonomía excelente. En términos de audio la calidad está bastante conseguida. Por otro lado, lo más decepcionante de este smartphone es la calidad de las cámaras, especialmente, en situaciones de poca luz, y la ausencia de estabilización de óptica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios