Michel Rodríguez, Director de Colaboración en Cisco España
Ampliar
Michel Rodríguez, Director de Colaboración en Cisco España

Acelerando el modelo de trabajo híbrido

domingo 27 de septiembre de 2020, 12:05h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Hace tiempo que hablamos sobre el futuro del modelo laboral. Antes incluso de que la pandemia cambiara la forma en que vivimos y trabajamos. Entonces, se trataba de facilitar el trabajo productivo en cualquier momento y lugar, con sencillez y seguridad. Ahora, esta evolución se ha acelerado, y es una prioridad para mantener la continuidad de los negocios.

Cisco estima que el número de trabajadores remotos en los países desarrollados se ha multiplicado por cinco durante el confinamiento; cifra que podría ser superior en España al contar únicamente con un 4,3% de teletrabajadores antes de la pandemia, según Eurostat.

Con la aprobación de la Ley del Teletrabajo, creemos que en España se implantará un modelo de trabajo híbrido (presencial y virtual), con el teletrabajo manteniéndose dos/tres días por semana. Los empleados también demandan soluciones que hagan más seguro el lugar de trabajo, como tecnologías sin contacto y control de aforo en la oficina.

Retos técnicos y sociales

Sin entrar en los aspectos normativos de la Ley, este cambio implica distintos retos. En el plano tecnológico, los trabajadores remotos quieren colaborar con los equipos de la manera más segura, flexible y productiva posibles.

Precisamente, los principales retos técnicos citados por las empresas durante el confinamiento han sido el soporte tecnológico adicional para los empleados, el mantenimiento de los niveles de servicio y satisfacción de los clientes y la disrupción del flujo de trabajo y los procesos.

Las reuniones ‘sociales’ de videoconferencia, y los canales ‘sociales’ de chat seguirán impulsándose para superar el principal reto social: la pérdida de relaciones interpersonales informales de tipo presencial.

Productividad, bienestar e inclusión

Las soluciones de teletrabajo aportan muchas ventajas: mayor equilibrio entre vida laboral y personal, reducción de emisiones contaminantes, y -especialmente importante para las empresas- mayor productividad y menor absentismo laboral.

Por su parte, los cambios culturales, de mentalidad y actitud reforzarán la conciliación y conllevarán una política de contratación más inclusiva que abarque talentos más diversos y personas con discapacidad. Y medidas que refuercen el bienestar. Casi 9 de cada 10 directivos consultados han incrementado su énfasis en el bienestar de los empleados durante el confinamiento.

Habilidades y herramientas digitales

En Cisco llevamos más de una década ayudando a las empresas a aplicar medidas de trabajo flexible. Nuestra solución de videoconferencia y colaboración Cisco Webex -líder durante 12 años en el Informe Magic Quadrant for Meeting Solutions de Gartner- tenía 130 millones de usuarios mensuales en el mundo que dedicaban 6.000 millones de minutos a reuniones antes de la pandemia. Durante el confinamiento, se superaron los 300 millones de usuarios y 20.000 millones de minutos, y ahora hay cerca de 500 millones de usuarios al mes.

Para facilitar la transición al modelo de trabajo híbrido, Webex incluye nuevas funcionalidades de Inteligencia Artificial que optimizan las tareas -el asistente de voz permite grabar y transcribir las reuniones y tomar notas- y las medidas de distanciamiento social (con estadísticas y recomendaciones sobre el aforo de las salas y el espacio en las oficinas).

El teletrabajo ha llegado para quedarse. Pero para que tenga éxito, las empresas deberán invertir en habilidades digitales y en herramientas de teletrabajo productivas, sencillas y seguras. Y fomentar además una cultura de colaboración, autonomía y confianza.

Autor: Michel Rodríguez, Director de Colaboración en Cisco España

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios