teletrabajo en España

Las empresas y administraciones públicas que digitalizaron sus puestos de trabajo con Telefónica durante los meses de confinamiento evitaron la emisión de 2,2 millones de toneladas de CO2 reduciendo la contaminación de las ciudades.

Cerca del 80% de las empresas apuestan por mantener el teletrabajo de sus equipos en al menos un 50% de su jornada tras la crisis

El home office, una tendencia que ya se encontraba al alza en grandes compañías, ha acelerado su adopción en los últimos meses de forma exponencial en todo el mundo. Debido al establecimiento de estado de alarma en muchos países, que ha impedido a los ciudadanos salir de sus domicilios durante largos periodos de tiempo, empresas de todos los tamaños y sectores han tenido que adaptarse al trabajo en remoto para continuar con su actividad, muchas de ellas sin los suficientes recursos tecnológicos ni planificación para abordarlos.

Todos los datos indican que el sector tecnológico ha sido uno de los menos afectados por el azote de la pandemia del coronavirus y el confinamiento de toda la población que trajo consigo; muy al contrario, parece haber sido un factor de aceleración del proceso de digitalización que tan lentamente tenía lugar en este país: “era algo que estaba ahí y que en todos las hojas de ruta empresariales se contemplaba, pero siempre había alguna ‘prioridad’ que requería presupuesto y se atendía antes”

El 75% de los expertos en ciberseguridad temen un aumento de los ciberataques en la nueva realidad y un 79% de las empresas tiene como prioridad reforzar su ciberseguridad.

El miedo a perder el trabajo, la cultura de la presencialidad y la necesidad de mostrar el compromiso empuja al trabajador a no desconectar. Además, la brecha de género aumenta en las familias que teletrabajan y tienen dependientes a cargo.

La consultora IDC ha presentado su informe sobre el Impacto de la Covid-19 en la inversión TIC en España, que releva una desaceleración del gasto tecnológico del 1% en 2020 y confirma la eficiencia en las operaciones y soluciones de continuidad del negocio como principales prioridades de las empresas.

Randstad, empresa de recursos humanos, analiza en su informe “Flexibility at Work”, las principales tendencias en el ámbito laboral y sus perspectivas de cara al futuro. El estudio destaca la influencia que la automatización y la tecnología tendrán para la evolución del mundo del trabajo, que será aún más notable tras esta etapa de confinamiento.
  • 1

Nuestra vida pasó de estar empantanada por el decreto del estado de alarma… a empantallada las semanas y meses posteriores. Fue entonces cuando los que nunca habían comprado de forma online, comenzaron a hacerlo. Fue cuando descubrimos que los músicos hacen las canciones en su casa desde hace tiempo y suenan de lujo. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que nuestro negocio no tenía que ceñirse a nuestro barrio, ciudad, comarca, comunidad, país o continente… supimos entonces que el mundo entero estaba conectado y que podía ser nuestro potencial cliente.

HP ha presentado su nueva oferta de servicios con los que busca ayudar a las empresas y profesionales a mantener su actividad y en la nueva realidad para dar soporte a los trabajadores en remoto.

La crisis de la pandemia del coronavirus tiene muchas partes negativas, pero también alguna positiva para el sector que ha visto como las empresas disparan su digitalización para hacer frente a la necesidad del teletrabajo en tiempos de confinamiento. Uno de estos casos es el de Hitachi Vantara.

Teams ha conseguido reunir a más de 75 millones de usuarios activos diarios en su plataforma debido al aumento del teletrabajo provocado por la pandemia del coronavirus Covid-19.

Los españoles ya han establecido una rutina de vida tras más de un mes confinados en sus hogares, que consiste en pasar las mañanas y las tardes trabajando en casa con el ordenador…pero siempre con el móvil en la mano. El 86% ya usa su smartphone durante el horario de trabajo, tal y como señala la cuarta oleada del informe ‘Digital Consumer 24 hours Indoors’ de Nielsen elaborado en colaboración con Dynata, con el fin de ofrecer una evolución semanal del consumo de Internet en los hogares mientras dure el Estado de Alarma.