Móviles Sony gama premium

Sony Xperia 1 II, un competidor decisivo entre los móviles con cámara
Ampliar

Sony Xperia 1 II, un competidor decisivo entre los móviles con cámara

miércoles 29 de julio de 2020, 20:06h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Detengámonos un momento y pensemos: ¿con qué relacionamos la marca Sony? ¿Fotografía? ¿Cine? ¿Sonido? ¿Música? ¿Consolas de juego? Si, todo eso; pero ¿móviles? ¿Es el término móviles el primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en Sony? Pues es hora de replantearnos la cuestión porque en el Xperia 1 II, el fabricante japonés ha volcado sus conocimientos de fotografía, imagen, sonido y juegos, entre otras cosas y ha situado su nueva cámara teléfono en lo más alto del ranking, entre los terminales ‘premium’

Nacido para pelear en primera fila, capaz de mantener un cuerpo a cuerpo con el mejor de los Samsung, los Huawei o los Apple, el Sony Xperia 1 II, mantiene todo eso que le ha gustado a sus clientes de sus últimos modelos, pero suma y mejora tantas cosas que parece que hablamos de otra gama de terminales.

Para empezar, conserva la personalidad en el diseño y en el formato, con un cuerpo de 16,51 x 7,11 x 0,76 cm, que integra una pantalla OLED, multitáctil capacitiva de 6,5 pulgadas de diagonal (un 84% del terminal es pantalla), con relación de aspecto 21:9. Esto gustó mucho porque para ver películas en el móvil es el mejor formato y mantiene un buen agarre (grip).

Pero, para ir un paso más allá y recordar que de cine ellos lo saben todo, en un panel 4K con resolución 3840x1644, ofrecen una densidad de píxeles de 643 ppp. Nadie da más. De esta forma la experiencia de visionado que nos ofrece el nuevo Sony, en estos momentos, es imbatible. Saben de pantallas, saben de imagen, saben de ver películas. Tal vez por eso, mantienen su acuerdo con Netflix y la aplicación del gran distribuidor de Internet viene, de nuevo, preinstalada; por tanto, nace para que los consumidores puedan ver muchas películas, series y documentales a pantalla completa.

Una crítica para los más finos de vista es que mantenga la tasa de refresco en 60 Hz; algo que puede disgustar a los más jugones, a quienes buscan un milisegundo de agilidad; ya que este concepto cuenta las veces que se actualiza la pantalla en un segundo y, por tanto, la agilidad o la fluidez será mayor cuanto más alta sea la cifra que acompaña al monitor (visto a cámara muy lenta, parece que el movimiento va a golpecitos). Lo que ocurre es que, al elevar la tasa de refresco (algo que han hecho muchos fabricantes), penalizamos la batería y muchas empresas consideran que vista humana, ante un móvil no llega a captar tanta sutileza.

La huella en el lateral

Otro detalle que mantiene el Xperia 1 II, de experiencias anteriores, es el lector de huella digital alojado en el pulsador lateral, algo para tener en cuenta a la hora de grabar la imagen del dedo seleccionado para identificarnos; porque tendremos que observar cómo y con qué mano lo cogemos. Si es cierto que es más efectivo y sencillo, también lo es que los lectores ultrasónicos de huella sobre la pantalla son la tendencia general de la que, en este caso, se aleja Sony, optando por mantener su personalidad.

Equipo fotográfico imbatible

Y si en algo ha ido avanzando Sony, marcando diferencias muy claras con el resto de las marcas, es en el equipo fotográfico que integra. El fabricante ya dio sus primeros pasos en la buena dirección con el X5 y el X1; pero en este caso, no se trata de un móvil con cámara, sino de una cámara asociada a un móvil. La calidad de sus fotografías bien podría responder a la de cualquier compacta del propio fabricante: los colores, la captación de la luz, el detalle, el rango dinámico (es decir, la cantidad de matices entre la luz y las sombras resulta sorprendente). Son imágenes de la vida real, sin ‘información digital’ añadida. Una foto de una escena oscura sale nítida, pero con la misma iluminación que ven nuestros ojos. No hace falta ser un profesional de la fotografía para apreciar de qué estamos hablando.

Se suman a las cualidades de la cámara los programas creativos que ha añadido Sony al software, tanto Cinema Pro como Photo Pro, que nos permite realizar videos y fotos semiprofesionales con prácticamente las mismas opciones que un equipo fotográfico ligero.

En términos técnicos, el equipo se compone un objetivo de 24 mm de 12 Mpx, con distancia focal f/1,7, enfoque por detección de fase(PDAF) y estabilizador OIS; además otras dos, igualmente de 12 Mpx de resolución, un teleobjetivo de 70 mm (f/2.4, PDAF con zoom óptico 3x) y un gran angular de 16 mm (f/2.2, 124º). Además, incorpora un sensor TOF (de luz infrarroja para calcular la profundidad).

El juego de lentes es de la prestigiosa empresa alemana Zeiss; incluye sistema HDR, algoritmos de inteligencia artificial para reconocimiento de escenas, efecto bokeh regulable, ayuda a la toma sobre la misma pantalla, modo pro, Goolge Lens, cámara lenta, autorretrato, efectos creativos, seguimiento de la mirada o panorama, entre otras cosas.

En cuanto al vídeo, graba con una resolución máxima [email protected]/25/30/60 fps y tiene estabilizador EIS y OIS; pero, por encima de todo, nos permite realizar ‘películas’ con Cinematography Pro, desarrollado por la filial cinematográfica de Sony, CineAlta. El programa Incluye una serie filtros y parámetros manuales que nos invitan a llevar la grabación de video móvil a otro nivel.

Qualcomm Snapdragon 865 con IA 5ª gen

Mantiene Sony su magnífica relación con Qualcomm y, en esta ocasión, para plantar cara a la gama premium del resto de fabricantes, incorpora un SoC Snapdragon 865, con núcleos de 7 nm, arquitectura Kryo 585, asíncrona, dispuestos: 1x2.84 GHz + 3x2,42 GHz y 4x1,8 GHz. El sistema incluye algoritmos de inteligencia artificial de quinta generación para generar 15 billones de operaciones por segundo y detectar la voz de forma muy precisa; un módem X55 5G (telefonía móvil 5G con descargas hasta de 7,5 Gbps) y tarjeta gráfica Adreno 650, entre otras cosas.

Así mismo, suma todos los sistemas de conexión de radio inalámbrico habituales en sus mejores versiones: WiFi 6, Bluetooth 5.1 y NFC. Como cable de carga y transmisión: micro USB tipo C 1.0 (OTG) y dispone de salida de audio de 3.5 mm (un detalle a subrayar).

Como todos los Xperias, la placa mueve un sistema operativo Android, en este caso 10, con la capa de personalización del fabricante, la cual incluye un optimizador de juegos que relaciona el móvil con la experiencia Play Station de Sony, opciones de uso de pantalla compartida entre varias aplicaciones, el popular videojuego Call of Duty preinstalado, al igual que Tidal, en formato freemium, con tres meses de uso gratuito.

La memoria interna es de 256 GB con 8 GB de RAM e incluye una cuna para memoria externa microSDXC

Carga rápida, pero menos

Para recargar la batería de polímero de litio de 4.000 mAh, se puede utilizar carga rápida, pero de 21 W (las hay más potentes en el mercado) y carga inalámbrica de 11W; lo que significa que no son las mejores del mercado, pero es suficiente. Conviene destacar que lleva memoria flash Universal (USF) en su última versión, la 3.0

En conclusión: tenemos entre las manos el mejor teléfono que ha diseñado Sony hasta la fecha; el cual merece entrar en el Olimpo de los móviles 2020 y es probable que si la distribución permite que los compradores conozcan el producto, se venda con la facilidad; porque si bien su precio es de 1.199 euros, en este caso compramos un clarísimo 3 en 1: gestor de contenidos, cámara fotográfica y móvil

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios