www.zonamovilidad.es
lunes 08 de febrero de 2021, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Si sabes algo de tecnología y te preguntas cuales son las especificaciones máximas que puede tener un teléfono, no hay más que consultar la tabla de características del nuevo Samsung Galaxy S21 Ultra 5G para encontrarlas. En pocas palabras, se podría decir que lleva lo máximo en todo, que adquirirlo es comprar tecnología; pero que todo tiene un coste y en este caso, el coste se traduce en precio y en peso

Cuando un ‘tester’ firma una prueba de un teléfono, conviene garantizar que éste se ha probado en un uso cotidiano y que los cometarios del mismo pueden ayudar a la hora de la compra; lo contrario es escribir una novedad, casi siempre con los datos que se recibe del propio fabricante o de fuentes internacionales. Pero suele ocurrir que, cuando el teléfono llega al mercado, a manos del consumidor final, se le han realizado una serie de reajustes que, con las prisas por posicionar en Internet no se suelen contemplar.

Un ejemplo perfecto de este caso es la venta del Samsung Galaxy S21 Ultra 5G; el megateléfono por antonomasia, el cual, a los pocos días de estar a la venta, recibió una actualización en la que se ha mejorado el rendimiento de la cámara, la conectividad y la estabilidad de Wi-Fi, el rendimiento en el reconocimiento de huellas digitales, se ha optimizado la estabilidad general de sus funciones y la seguridad del dispositivo. Vamos: una puesta a punto en toda regla para poder disfrutar plenamente de un teléfono cuyo precio supera los 1.000 euros y que, de pendiendo de la configuración de la memoria, alcanza los 1.500 euros (ojo, si entregas el teléfono viejo el descuento es considerable, vale la pena aprovechar la oferta).

Así es que ya con el S21 Ultra 5G ‘engrasado’, hay que señalar que la impresión general es impecable; un paso adelante con firmeza dentro de una marca cuyo prestigio en lo referente a calidad lo mantiene como vendedor número uno del mundo, seguido de Huawei y Xiaomi (en España el orden en 2020 fue inverso); y es que la coreana, según Canalys tenía el pasado año casi un 22% de la cuota de mercado mundial. A este respecto, hay que hacer un último apunte: desde hace 25 años, por política de empresa, Samsung no busca competir en precio, sino ofrecer lo mejor que pueden fabricar para sus clientes (norma impuesta por Kun-Hee Lee en 1995). Y su insignia de consumo para este 2021, el móvil que tenemos entre manos, tiene mucho de esto.

Especial para los amantes de los terminales grandes, el S21 Ultra es el mayor de los celulares que componen la nueva familia de producto y al que acompañan el S21 y el S21+. La diferencia entre los tres radica, principalmente, en el tamaño, la cámara, la memoria y la batería. Además, la empresa amplía el ecosistema con nuevos auriculares inalámbricos, la posibilidad de usar el Spen y los accesorios de moda como los relojes.

Pantalla AMOLED Dinámica 2x

Con una pantalla de 6’8 pulgadas de diagonal (112,1 cm) y un peso de 227 gramos, el Galaxy S21 Ultra integra una pantalla de máxima calidad (de esto en Samsung lo saben casi todo) a la que se vinculan términos técnicos como AMOLED dinámico 2x (pantalla de LEDS orgánicos de matriz activa, que adapta el rendimiento al uso y es un 14% más brillante que sus antecesores; capaz de ofrecer 823 a 1342nits dependiendo de la luz ambiental) o HDR10+, con una relación entre la pantalla y el cuerpo de 89,8%.

La resolución de la misma es de 1440 x 3200 píxeles (WQHD) y ofrece una relación de aspecto 20:9 más una profundidad de píxel de 515 ppp. Además, display y terminal van recubiertos por el cristal más resistente de la prestigiosa fábrica americana Corning dentro de su gama Gorilla Glass: el Victus.

Este formato phablet permite sustituir el tablet por el móvil en infinidad de ocasiones y disfrutar con gran comodidad de las videoconferencias a las que la pandemia nos ha acostumbrado. Otros dos detalles a tener en cuenta con respecto al panel son que aloja el lector ultrasónico de huella digital (hiper efectivo) y que permite configurar el teléfono para tener datos en la pantalla siempre visibles: ‘always on display’.

Dispone, así mismo, de ajustes de fondo claro y oscuro, regulación de brillo automático (sensor de luminosidad), protector de vista (para lecturas prolongadas), modo de pantalla regulable (intenso o natural) con ajuste de colores personalizado y si no queremos consumir tanta batería podemos bajar la tasa de refresco a 60 Hz.

Este formato phablet permite sustituir el tablet por el móvil en infinidad de ocasiones y disfrutar con gran comodidad de las videoconferencias a las que la pandemia nos ha acostumbrado

Otras configuraciones posibles son: el tiempo de espera, el modo de vista sencillo, la posibilidad de tener o no iconos en una segunda pantalla que sale del lateral (contenidos Edge), el formato de la barra de navegación, la protección de pulsaciones accidentales (evita llamadas no deseadas), la regulación de la sensibilidad táctil por si utilizamos protector y el tipo de salvapantallas.

Y hasta aquí sólo las posibilidades de uno de sus elementos, el display; calculemos la cantidad de diferencias que elevan este tipo de producto hasta la gama alta o muy alta.

Un diseño sobresaliente para el nuevo Galaxy

Por lo demás, la trasera es mate con el conjunto de la cámara muy sobresaliente, aunque los objetivos van en ligero bajorrelieve para protegerlos de las caídas; en el lateral derecho encontramos el doble pulsador del volumen y el botón de activación, al que se le puede añadir una función bien con doble pulsación (inicio rápido de la cámara, abrir Bixby o abrir una aplicación), bien manteniéndolo pulsado un segundo (activar Bixby o menú apagado).

El marco es de metal con los cortes de antena inapreciables (al menos en el color negro) y en la base encontramos la cuna de la SIM (nanoSIM doble con doble modo de espera) y la base de carga USB 3.0 con sistema de carga ultrarrápida de 25W, carga inalámbrica Qi de 15W y sistema de carga inversa de 4,5W para una batería de 5.000 mAh. En este mismo puerto se encuentra la conexión de audio, ya que ha desaparecido de las gamas altas la salida para auriculares de 3,5mm.

Las quejas de la gente por no poder cargar y escuchar música simultáneamente ha potenciado el mercado de los auriculares inalámbricos y exentos de cable; un producto que reinventara Apple (AirPods) a partir de los Sennheiser MX W1-C de 2008 y que Samsung ha evolucionado con el equipo de la empresa de sonido AKG (Harmann / Samsung) hasta llegar a sus nuevos Buds+, que se conectan al teléfono en cuanto los detecta y nos ofrecen una experiencia de sonido francamente interesante (tiene una app asociada para configurarlos).

El cuerpo del terminal tiene unas dimensiones de 16,5 x 7,56 x 0,89 centímetros.

La cámara del S21

El Galaxy S2 Ultra encierra una configuración de cuádruple objetivo:108 MP, f / 1.8, 24 mm; 10 MP, f / 4.9, 240 mm (teleobjetivo periscopio);10 MP, f / 2.4, 70 mm (telefoto); 12 MP, f / 2.2, 13 mm (gran angular); la novedad reside en la configuración del teleobjetivo doble donde el que hemos denominado telefoto se encarga de las tomas de rango medio y el más grande -inmenso- de 240 mm capta zonas casi remotas a través de un potente Zoom hasta 100x. El procesador de imagen es muy potente y aporta mejoras sustanciales con respecto al modelo anterior; por ejemplo, en el modo captura única donde el programa suma inteligencia artificial a las tomas y con una sola pulsación graba videos y saca fotos (podemos seleccionar en un rango entre 5 y 15).

El modo foto, por su parte, trae cuatro tomas preconfiguradas desde gran angular a 10x, podemos activar o no el optimizador de escenas y regular el brillo desde la propia pantalla con un movimiento lateral.


Toma detalle noche sin flash

Otras opciones que ofrece el software son: dibujos en realidad aumentada, el modo profesional, la toma panorámica, modo comida, noche, retrato, video vertical, video profesional, toma superlenta, cámara lenta, cámara rápida y la denominada perspectiva de director en la cual nos vemos a nosotros mismos (si queremos), podemos disfrutar de la pantalla dividida y de tres pestañas que nos facilitan cambiar la lente.

Además: graba en resolución hasta 8K (UHD y FHD a diferentes velocidades), hace vídeos en formato HEVC, adapta el zoom del audio al zoom de la cámara mientras se graba y se puede disparar mediante la voz o mediante gestos. Especialmente interesante es el modo retrato, el cual a la toma suma una pestaña de posproducción con un amplísimo abanico de posibilidades.

Un móvil 5G

En cuanto al interior, no podía llevar mejor equipamiento: Exynos 2110 para el mercado internacional, Snapdragon 888 para Estados Unidos y China. En el primer caso, el que se vende en España, hablamos de un procesador con núcleos de 5 nm EUV con una disposición Octa-core (1x2.9 GHz Cortex-X1 y 3x2.80 GHz Cortex-A78 y 4x2.2 GHz Cortex-A55), procesador gráfico Mali G78 e inteligencia artificial integrada de 26 TOPS (operaciones por segundo en billones españoles o trillones americanos). El conjunto no sólo mejora el rendimiento del teléfono en general, sino también el consumo de energía; con un esfuerzo especial en la integración de una gráfica muy buena para jugadores (hablan de un 40% en la mejora de rendimiento).

En términos de conectividad, el conjunto del chip (SoC) incorpora un módem 5G diseñado para funcionar en las frecuencias asignadas a esta tecnología en cualquier parte del mundo (milimétricas, sub-6, 3.5 y 700 Mhz) y aporta velocidades multigiga sea cual sea la frecuencia de conexión, incluso sobre redes 4G. Otras opciones de conexión son: para medio alcance Wifi 6e (lo último en esta tecnología que aporta no sólo mayor velocidad sino fluidez y más conexiones sobre un mismo punto de acceso), para corto Bluetooth 5.2 A2DP, LE; por aproximación NFC multiusos (pagos) y en caso de conexión satelital su sistema es universal.

Un móvil económicamente no al alcance de todos, pero que nos ofrece servicios y conectividad más allá de lo que se puede considerar movilidad convencional

¿Y qué más? Pues, varias configuraciones de memoria con RAM de 12 y 16 GB (hace apenas unos años hablábamos de 1GB en las mejores marcas del mercado); almacenamiento flash UFS 3.1; asistente digital Bixby, Samsung Pay y experiencia de escritorio Samsung DeX, entre otros.

En definitiva; un móvil económicamente no al alcance de todos, pero que nos ofrece servicios y conectividad más allá de lo que se puede considerar movilidad convencional. Su peso se justifica por su funcionalidad y su configuración habla, otra vez, de un nuevo salto en el mundo de la telefonía celular.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios