Jose María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica
Ampliar
Jose María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica

Telefónica lanza una oferta de recompra de bonos híbridos por 1.340 millones de euros

lunes 27 de enero de 2020, 14:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Telefónica ha anunciado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores el lanzamiento de una oferta para recomprar bonos híbridos por un total de 1.340 millones de euros.

Se trata de dos emisiones, una primera de 714,2 millones de euros y una segunda de 625 millones de euros. En este sentido, Telefónica ha ofrecido a los tenedores de estos bonos la recompra sobre los híbridos que quedan en circulación por 496,4 millones de euros, de la primera emisión 171,5 millones de libras (203,7 millones de euros), lo que supone el 28,58% del importe nominal agregado original, y de la segunda, 292,7 millones de euros, el 46,83% del total.

En cuanto al precio, se pagará por cada 100.000 libras esterlinas o 100.000 euros de importe nominal de los bonos. En la primera emisión, por cada paquete se desembolsarán 104.571 libras por cada 100.000 libras y 112.313 euros por cada 100.000 euros en la segunda.

Las ofertas se inician hoy 27 de enero y finalizarán el 3 de febrero

Esta decisión busca gestionar de manera proactiva la base de capital híbrido de Telefónica Europe, emisor de los bonos. De este modo, las ofertas se inician hoy 27 de enero y finalizarán el 3 de febrero.

La teleco da además la oportunidad de sustituir sus bonos por nuevos con anterioridad a la llegada de las primeras fechas de amortización.

Telefónica es actualmente uno de los principales emisores de bonos híbridos del mundo, unos bonos que son un tipo especial de emisiones que se corresponden con un 50% de capital y un 50% de deuda, pero que las empresas asumen en sus cuentas y como equity.

Esta decisión es parte del proceso de reducción de su abultada deuda, principalmente apoyado en la generación de flujo caja libre, pero apoyado en operaciones inorgánicas que le ha permitido acumular diez trimestres consecutivos de reducción de deuda, a fecha del 31 de septiembre de 2019.

Telefónica coloca 500 millones de deuda subordinada verde

Telefónica además está vendiendo en el mercado una emisión de deuda que consiste deuda subordinada perpetua y de carácter verde, según recoge Bloomberg. Esto supone que los ingresos derivados se destinarán a inversiones ligadas a la transición energética. Una operación valorada en 500 millones de euros, con tipos de interés indicativos de entre el 2,75% y el 2,875%.

Los accionistas presionan por el dividendo

Asimismo, los principales accionistas de la firma, BBVA, BlackRock y Caixabank, que controlan el 17,2% del capital, han aumentado su presión sobre la cúpula directiva con motivo del reparto de dividendos, ya que para ambos bandos los dividendos de sus participaciones empresariales son factores clave en sus cuentas de resultados y es que Caixabank ha salvado los últimos años gracias a sus inversiones empresariales.

El caso de BlackRock es especial. Por su naturaleza como fondo de inversiones no quiere esperar más para recuperar parte de sus inversiones millonarias, de ahí que presione al Consejo para incrementar los dividendos, y es que los analistas apuntan a que Telefónica no será capaz de mantener un 6,74% de retribución en los próximos ejercicios.

Ante esta situación, Álvarez-Pallete y varios consejeros han adquiridos acciones de la compañía valoradas en 26 millones de euros para mostrar su confianza en la compañía.

El riesgo está en que, a precio del viernes pasado, la compañía se puede comprar por 31.765 millones de euros

El problema de Telefónica está en la deuda, y es que, aunque la compañía desde la llegada de Álvarez-Pallete a la directiva se ha ido reduciendo progresivamente trimestre a trimestre, sigue lastrando el precio de la acción. En 2015, los títulos de la teleco se compraban en 14 euros, a finales de 2016, valían poco más de la mitad. En agosto de 2018 marcaron mínimos por debajo de 6 euros, una situación preocupante para la directiva y sus accionistas.

El riesgo está en que, a precio del viernes pasado, la compañía se puede comprar por 31.765 millones de euros. César Alierta se planteó en su momento una fusión entre iguales con Deutsche Telekom y AT&T estuvo a punto de completar la compra, pero lo impidió el entonces ministro Luis de Guindos. Ahora la situación entre Álvarez-Pallete y Pedro Sánchez es tensa, después de que el directivo de la teleco no quisiera reunirse con el entonces candidato del PSOE.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios