'Trabajo líquido' para una 'sociedad líquida'
Ampliar

'Trabajo líquido' para una 'sociedad líquida'

domingo 20 de septiembre de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

En la época post Covid-19 la sociedad es inestable, cambiante y está muy basada en el individualismo. Tres características que coinciden con lo que el filósofo Zygmunt Bauman definió como ‘modernidad líquida’, a principios de este siglo. La liquidez de la sociedad actual también empapa el ámbito del trabajo, que ahora cuenta con su propio término: ‘trabajo líquido’, y que se basa en la digitalización, la flexibilidad y la movilidad.

Los cambios estructurales en la planificación y la gestión del trabajo son consecuencias directas de la crisis del coronavirus. La flexibilidad, la digitalización y la ausencia de un espacio concreto caracterizan al trabajo de la actualidad, que puede definirse como “trabajo líquido”, una tendencia en el ámbito de los RRHH que la pandemia ha hecho resurgir y crecer y que, como apunta la startup tecnológica Woffu, ha venido para quedarse. Cada vez hay más ‘trabajadores líquidos’, empleados que pueden trabajar desde cualquier momento y lugar, por eso, las 'empresas líquidas' son el futuro.

Digitalización, flexibilidad y movilidad

El 'trabajo líquido' consiste en emplear una variedad de recursos (internos y externos) para satisfacer las necesidades del negocio, ajustando esos recursos conforme a las necesidades cambiantes. Así, los pilares sobre los que se asienta una 'empresa líquida' son principalmente tres: la digitalización, la flexibilidad y la movilidad.

“La digitalización se asocia con la transformación digital de los negocios, entendida como habilitar, mejorar, o evolucionar las funciones empresariales, aprovechando las tecnologías digitales”, Fresneda.

“La digitalización se asocia con la transformación digital de los negocios, entendida como habilitar, mejorar, o evolucionar las funciones empresariales, aprovechando las tecnologías digitales”, señala Fresneda, CEO y fundador de Woffu. Por otro lado, la flexibilidad horaria cobra mayor protagonismo que nunca y las empresas deben adaptarse a la nueva realidad del trabajador otorgándole mayor margen en los horarios. Por último, la movilidad significa poder trabajar desde cualquier lugar en base a los objetivos empresariales.

Perfil del profesional líquido

“Los trabajadores ‘líquidos’ de hoy trabajan para adquirir experiencia y formarse como personas, y no como empleados atados a un único proyecto empresarial de por vida. Son profesionales que viven afines a los cambios continuos, entrando a formar parte de un proyecto atractivo”, sostiene Fresneda. El trabajador líquido puede trabajar en cualquier momento, desde cualquier lugar, con cualquier tipología de relación laboral en un contexto de transformación digital totalmente necesaria en su día a día.

Muchas empresas están adaptando sus políticas de RRHH a esta nueva realidad y están ofreciendo, por ejemplo, la posibilidad de trabajar 100% en remoto. La tendencia es que las empresas se sigan adaptando a esta ‘liquidez’ y buena muestra de ello es el borrador que se está generando desde el gobierno para regular el teletrabajo. Las empresas que consigan adaptarse serán las que tengan éxito en la nueva normalidad.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios