www.zonamovilidad.es
Actualmente, 2.700 millones de personas no tienen acceso a internet
Ampliar

Actualmente, 2.700 millones de personas no tienen acceso a internet

Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
domingo 18 de septiembre de 2022, 16:00h

Escucha la noticia

En 2022 aproximadamente un tercio de la población mundial no tendrá conexión a Internet, esto se traduce en 2.700 millones de personas. En base a esto, datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la agencia especializada de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y la comunicación, señalan un crecimiento más lento en el número de internautas en comparación con la época de la COVID-19.


Actualmente, alrededor de 5.300 millones de personas en todo el mundo usan Internet. Si no se realiza una mayor inversión en infraestructura y un nuevo impulso para fomentar las habilidades digitales, la posibilidad de conectar a todos para 2030 dejará de ser una posibilidad.

En base a esto, el secretario general de la UIT, Houlin Zhao, ha explicado que “la pandemia de COVID-19 nos dio un gran impulso de conectividad, pero debemos mantener el impulso para garantizar que todos, en todas partes, puedan beneficiarse de las tecnologías y los servicios digitales. Esto solo se puede lograr con más inversiones en redes y tecnologías digitales, implementando la regulación de mejores prácticas y un enfoque continuo en el desarrollo de habilidades a medida que avanzamos hacia una era posterior a la pandemia".

En 2019, antes de la pandemia, alrededor de 3 600 millones de personas, o casi la mitad de la población mundial, estaban desconectadas.

PcComponentes se mete en el negocio de las telecomunicaciones para ofrecer conexión satelital

Leer más

En medio de las preocupaciones sobre la desaceleración del progreso, el análisis de la UIT revela dos desafíos principales a la hora de avanzar en la transformación digital del mundo. En primer lugar, será cada vez más difícil conseguir la conectividad universal. “La mayoría de las comunidades relativamente fáciles de conectar ahora tienen acceso a tecnologías como la banda ancha móvil, lo que estimula una adopción rápida y generalizada de los servicios digitales. Los que aún están desconectados viven en su mayoría en áreas remotas y de difícil acceso” ha señalado la Unión Internacional de Telecomunicaciones. En segundo lugar, el cambio de una conectividad básica a una significativa, a través de la que las personas no solo tienen fácil acceso a Internet, sino que también pueden utilizarlo regularmente, es una tarea complicada. Algunos de los factores que afecten este problema es la velocidad lenta de Internet, asequibilidad limitada de hardware y paquetes de suscripción; conciencia y habilidades digitales inadecuadas y barreras lingüísticas y de alfabetización, así como problemas como la discriminación de género o la falta de una fuente de energía confiable.

Por su parte, Doreen Bogdan-Martin, directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, ha explicado que “si bien el aumento en el número de personas que utilizan Internet en todo el mundo es positivo, no debemos suponer que el sólido crecimiento observado en los últimos años continuará sin cesar. Aquellos que todavía no usan Internet serán los más difíciles de conectar. Viven en áreas remotas, a menudo pertenecen a grupos desfavorecidos y, en algunos casos, no están familiarizados con lo que Internet puede ofrecer. Es por eso que nuestro objetivo debe ser no solo la conectividad universal, sino también la conectividad significativa universal".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios