www.zonamovilidad.es
Cinco mitos sobre accesibilidad web y cómo desmontarlos
Ampliar
(Foto: vectorjuice)

Cinco mitos sobre accesibilidad web y cómo desmontarlos

Por Firma invitada
x
infozonamovilidades/4/4/18
sábado 29 de mayo de 2021, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

¿Cuáles son los mitos más extendidos sobre accesibilidad web? ¿Es cierto que tener un sitio web accesible es caro? ¿Hay plugins que nos solucionan el problema rápidamente?

Por accesibilidad web entendemos el conjunto de tecnologías, normas de aplicación y diseño que facilitan la utilización de los sitios web a todo tipo de personas siguiendo unas pautas de “diseño para todos”. Se trata de tener en cuenta que las personas acceden a internet de modo diferente y pensar en usuarios con limitación visual por ejemplo que usan un programa lector de pantalla para acceder al contenido del navegador escuchándolo por los altavoces o leyéndolo con su dedos mediante una línea Braille o sistemas de aumento de pantalla o requieren un contraste de color texto-fondo; usuarios con discapacidad auditiva que requieren alternativas de texto para elementos sonoros; usuarios con limitación motriz en sus manos que no pueden utilizar el ratón y acceden al contenido web mediante el teclado de su ordenador o sistemas de reconocimiento de voz dando instrucciones verbales para navegar a su ordenador o usuarios con problemas de comprensión en el lenguaje.

Si un sitio web es accesible, el creador además de cumplir con el derecho de que todo ciudadano tenga acceso a la información disponible en internet incrementa el número de visitas a su site porque más personas podrán llegar a los contenidos.

Hoy se sigue pensando que la accesibilidad está dirigida solo a un número muy reducido de personas o personas con alguna discapacidad. Se ignora que este grupo seguirá aumentando con el paso de los años en una población cada vez más envejecida. Además, olvidamos que la accesibilidad de una web, también, hace que se vea correctamente en todos los dispositivos o en circunstancias adversas de iluminación o de ruido.

Irisbond Duo, una solución para controlar apps con la mirada

Leer más

¿Por qué entonces la mayoría de las webs no son accesibles?

Hay ciertos mitos muy arraigados que impiden eliminar las barreras de acceso de las personas con discapacidad al mundo online.

Si hay un mito, un mantra, que se repite sin cesar y es el principal freno que impide el acceso al mundo web de las personas con discapacidad es el coste. Desde desarrolladores “a pie de tecla” hasta directivos de consejos de administración repiten mecánicamente este argumento para justificar su falta de interés en temas de accesibilidad.

Evidentemente, hay casos y casos. Pero en la gran mayoría de sitios y aplicaciones web basta con realizar pequeños desarrollos para cumplir con los requisitos básicos que no dejen fuera a los usuarios con discapacidad. Por ejemplo hay cosas muy sencillas que para usuarios con limitación visual es muy fácil subsanar como enlaces y botones sin etiquetar, imágenes sin descripción, formularios webs inaccesibles o mal uso de los títulos. Para subsanar esto algunas prácticas sencillas serían:

  1. Respeta siempre la semántica del HTML. No uses un <div> para todos los elementos. Si no utilizas las etiquetas correctas algunos usuarios perderán la referencia que estas proporcionan.
  2. Usa el atributo rolepara dar más información del contenido o de la función del elemento.
  3. No te olvides de poner encabezados, usarlos jerárquicamente de forma correcta y no simularlos con CSS sin la etiqueta correspondiente. Ayudarán a la comprensión y estructuración del contenido. Ojo, ten cuidado al meter un encabezado en un web componentque se reutiliza en distintos sitios de la página porque podrías saltarte la jerarquía y confundir al usuario.
  4. Aunque sí es posible usar más de un H1 en una página, no es lo más recomendable desde el punto de vista de la accesibilidad para no confundir a los usuarios.
  5. Permite que el usuario pueda acceder al contenido usando la tecla “Tabulador”. Para ello, usa el atributo tabindex=”0” para mantener el elemento en su orden natural y tabindex=”-1” para quitarlo de este orden. Utilízalo en botones, pestañas, menús desplegables y campos de texto. Pero, no uses tabindex en encabezados, imágenes, o títulos.
  6. Es una mala práctica muy habitual eliminar el foco por defecto por motivos decorativos. Indica al diseñador que tome otra alternativa estética usando, por ejemplo, box-shadow o border con colores que cumplan los criterios de
    accesibilidad y, de esta manera, no prescindir de esta ayuda visual relevante.
  7. En las imágenes no decorativascoloca el atributo alt=”” con la información relativa a esa imagen y lo mismo para los logotipos en los que aparezca texto. No uses imágenes no decorativas como background en el CSS.
  8. En las imágenes decorativas coloca también el mismo atributo alt=”” esta vez vacío. Es obligatorio.
  9. Los breadcrumbs deben estar hechos con listados y con enlaces, del mismo modo que las barras de navegación.
  10. Usa siempre en los resaltados <strong>en lugar de "font-weight: bold"".
  11. No añadas texto relevante dentro del CSS con content.
  12. Usa lo menos posible position: absolute. Al ampliar la pantalla podría tapar contenidos.
  13. Permite que el usuario pueda hacer zoomde, al menos, un 200%.

Los altavoces y asistentes virtuales ayudan a más de la mitad de las personas con discapacidad

Leer más

Una de las características principales del mundo web es que es un medio en constante movimiento. Por eso, otro mito en accesibilidad es pensar que si nuestra web pasó una auditoria hace 3 años sigue siendo una web accesible. Un sitio web o una aplicación están constantemente en desarrollo, modificamos su contenido y añadimos nuevas secciones o noticias. Una auditoría te “saca una foto” del momento en el que se realiza y, si no se tienen en cuenta factores de accesibilidad y se forma correctamente a los desarrolladores, los nuevos contenidos y desarrollos posteriores volverán a crear las barreras que creíamos derribadas, impidiendo el acceso a las personas con discapacidad.

Otro error de concepción a la hora de abordar la eliminación de las barreras es delegar estos aspectos a soluciones de “terceros” que mágicamente nos salvan la papeleta. Arrancas un plugin y listo. Terreno allanado. Y además suelen tener unos precios considerables.

Por lo general, estos desarrollos, hacen un flaco favor a las personas a las que pretenden ayudar, obligándoles a aprender un interfaz al que no están acostumbrados e interfiriendo el correcto funcionamiento de las herramientas que ya usan habitualmente.

Es evidente que, en este caso, la responsabilidad recae sobre las empresas que venden estos productos como “solución total”, creando un lenguaje comercial engañoso que consigue convencer a otras empresas que quieren permitir el acceso a las personas con discapacidad a sus sitios web, de que sus “productos” son los adecuados.

"Poniendo el foco en la accesibilidad, estamos poniendo el foco no sólo en las personas ciegas sino en todas las personas"

Aunque las personas ciegas son las que se encuentran con más barreras a la hora de acceder al mundo online, ya que la información en Internet tiene mayoritariamente una naturaleza visual, el objetivo es conseguir el acceso universal. Eso implica que todas las personas, independientemente de sus capacidades, puedan acceder a cualquier site/aplicación web. Poniendo el foco en la accesibilidad, estamos poniendo el foco no sólo en las personas ciegas sino en todas las personas.

Pero el más grave de todos los mitos es el de pensar que no existen tantos clientes con discapacidad para invertir en accesibilidad. Hace unos años, una cadena de supermercados se hizo muy popular entre personas con enfermedad celíaca porque en sus estanterías disponían de gran variedad de productos sin gluten. ¿Y qué sucedió? Que sus establecimientos se llenaron no sólo de clientes celíacos, que se recomendaban entre ellos comprar en esta cadena de supermercados sino de todos los miembros de sus familias, toleraran o no el gluten, porque ya que estaban allí compraban todo tipo de productos. Si eliminas las barreras y tu site es accesible, empezarás a ver clientes con discapacidad haciendo cola para comprar tus productos/servicios. Si no pueden acceder, los verás pasar de largo ante tu puerta, cerrada para ellos, y gastar su dinero en otra parte, un nicho de mercado que es cada vez mayor teniendo en cuenta el grado de envejecimiento de nuestra sociedad y las limitaciones físicas de todo tipo que entraña el aumento de edad.

Autor: Luis Calvo Díaz, responsable del equipo de desarrollo front en Paradigma Digital

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios