www.zonamovilidad.es
lunes 16 de agosto de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

La evolución más importante de IT en los últimos años ha sido, sin duda, el auge de las arquitecturas de aplicaciones nativas de la nube. Se ha producido un aumento constante de la concienciación sobre los beneficios que se obtienen al desplegar microservicios poco acoplados utilizando contenedores, en su mayor parte orquestados con Kubernetes. La tendencia probable en el futuro inmediato es que cada vez más cargas de trabajo aprovechen tecnologías como estas.

Brad Casemore, vicepresidente de investigación, Datacenter and Multicloud Networking, IDC señala que de ninguna manera todas las empresas que están pasando por una migración hacia la computación nativa en la nube tienen una red que es adecuada para el propósito: "Kubernetes tiene requisitos de red específicos, al igual que las arquitecturas nativas, y muchos de ellos están fuera del alcance de la infraestructura de red tradicional".

La complejidad se agudiza especialmente en la capa 7, dice Casemore. "Es en la capa de aplicación donde los microservicios se conectan entre sí", recalca. "Es muy importante entender cómo debe adaptarse la red para cumplir con estos requisitos. Obviamente, los contenedores están cambiando la forma en que se desarrollan las aplicaciones, pero también están cambiando la forma en que las aplicaciones se conectan entre sí. La mayor parte del enfoque de los contenedores se ha centrado en la orquestación. Pero la red es fundamental para estos despliegues de producción, y debe tener atributos nativos de la nube".

Thomas Graf, cofundador y director de tecnología del especialista en desarrollo de código abierto Isovalent, ha observado una gran inversión por parte de las empresas para satisfacer los requisitos únicos de los entornos nativos de la nube: "Algunas de estas necesidades son obvias, en torno a cosas como la escalabilidad y el rendimiento", observa. "No pasará mucho tiempo antes de que el número de puertos de red de contenedores en todo el mundo supere el número de puertos virtuales de las máquinas virtuales, de forma similar al paso de los servidores físicos a las máquinas virtuales. Por tanto, hay una serie de transformaciones que deben producirse".

Por su parte, Galeal Zino, cofundador y director general del desarrollador de la plataforma Zero Trust, NetFoundry, tiene su propia opinión sobre el reto: "No diría que nuestros clientes están buscando modernizar sus redes, sino que están buscando eliminar sus redes", afirma. "Intentan desarrollar y ofrecer aplicaciones seguras, pero de una manera mucho más ágil, extensible y rápida de lo que eran capaces de hacer antes. Por lo tanto, necesitan conexiones de aplicaciones seguras y programables".

Zino considera que la seguridad es un desafío central de la nube nativa.

Respecto a todo esto, Pere Monclus, vicepresidente y director de tecnología de redes del desarrollador de software VMware, está muy de acuerdo: "Cuando hablas con clientes que están pensando en términos de transformación del mapa del modelo de la nube, dejan de pensar en la red como una entidad independiente", dice. "Se trata de elegir una plataforma de aplicaciones para ejecutarlas. ¿Cómo ejecuto la resiliencia de las aplicaciones, cómo consigo una seguridad consistente en múltiples entornos, cómo tengo elasticidad bajo demanda de mis aplicaciones, cómo aporto una solución observable a mis aplicaciones?"

Zino, de NetFoundry, considera que la seguridad es un desafío central de la nube nativa: "La realidad en el mundo actual de las aplicaciones distribuidas masivamente es hacer frente a amenazas como la reciente oleada de ataques de ransomware. La única forma de hacerlo a escala, con automatización, es hacerlo con el código de forma intencionada e integrada. Se puede llamar seguridad por diseño o confianza cero".

“Nos dirigimos a un mundo de computación distribuida y de procesamiento de cargas de trabajo a través de un espectro de computación, desde el edge lejano hasta la nube”, prevé Zino. "A menudo nos hemos visto en la tesitura de tener que elegir entre una seguridad realmente sólida y la agilidad y la automatización y la velocidad del negocio", afirma.

Zino, de NetFoundry, está de acuerdo en que los dos enfoques migratorios -comprar o construir- no son necesariamente excluyentes: "Son muy complementarios y suplementarios", dice. "Si tomo como ejemplo a los clientes de NetFoundry, están aprovechando tanto nuestro código abierto como nuestros servicios. Para nosotros, se trata de asegurarnos de que nuestros clientes no tengan que elegir entre seguridad y agilidad, y ese es fundamentalmente el problema más importante que tienen. Si pueden tener tanto agilidad como seguridad, entonces pueden ganar como negocio".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios