www.zonamovilidad.es
viernes 22 de noviembre de 2019, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Según el informe sobre la situación del Sector Tecnológico Europeo en 2019, elaborado por el grupo inversor británico Atomico, España es el único estado en el top 10 de países tecnológicos europeos donde la inversión no ha crecido en el último año, situándose en 1.340 millones de dólares, un 4% del total del capital invertido. En cambio, Europa ha logrado una financiación récord de más de 34.400 millones de dólares, un 39% más que el año pasado.

El informe llevado a cabo por Atomico, en colaboración con Slush y Orrick, revela que la tecnología europa ha continuado su crecimiento constante y sólido protagonizando un papel crucial en la economía mundial de 2019. Sin embargo, el ecosistema tecnológico español se ha estancado este año a medida que han disminuido los fondos y el crecimiento del talento.

De este modo, las startups españolas han logrado una financiación total de 1.340 millones de dólares en 2019, un 4% del capital invertido. Esta cifra es un 0,17% menos que el año anterior. España es el único estado en el top 10 de países tecnológicos europeos que no ha visto incrementado los fondos, posicionándose en la sexta posición por detrás de Reino Unido, Alemania, Francia, Suecia y Suiza.

España: inversión en startups de transporte y hub de deep tech

No obstante, España destaca en cuanto a inversión en startups de transporte, siendo el tercer país que más capital ha recibido. El porcentaje ha aumentado de un 13%, en la franja de 2015 a 2017, hasta situarse en un 15%, compartiendo la tercera plaza con Francia.

Por ende, los emprendedores europeos no solo intentan alcanzar el éxito comercial, sino que a la vez buscan resolver algunos de los mayores problemas como el cambio climático. Uno de cada cinco fundadores afirma que su compañía ya está midiendo su impacto social y/o ambiental.

España destaca en cuanto a inversión en startups de transporte.

Asimismo, España crece como hub de deep tech. Esta categoría refleja la suma de la innovación tecnológica junto con la investigación académica. De este modo, reúne a emprendedores y científicos para productos o servicios que combinan avances científicos con innovación tecnológica. La financiación para las empresas españolas de deep tech ha logrado 280 millones de dólares en 2019.

Más vacantes para más talento

Respecto al talento español, mientras que el año pasado había 308.500 desarrollados, en 2019 la cifra ha rozado los 323.000. Sin embargo, España ha visto cómo aumentaban las vacantes de ingenieros de software que eran difíciles de cubrir. Concretamente, en 2019, la cifra aumentó un 15%, el tercer mayor incremento en Europa, por detrás de Austria y Portugal.

Únicamente, el 7,5% de los ingenieros de software son mujeres.

En comparación con otros grandes estados europeos en términos de densidad de desarrollados e investigadores per cápita, España se encuentra todavía a la zaga. En particular, tiene 3 investigadores y 7 desarrolladores por cada 1.000 habitantes, una cifra similar a la de países como Grecia, Polonia y Hungría, con menor población. En lo alto del ranking se sitúa Dinamarca, con 8 investigadores y 17 desarrolladores por cada 1.000 habitantes.

Por otra parte, la igualdad de género sigue siendo una materia pendiente. Sólo hay una sola mujer con el cargo de CTO (Chief Technical Officer), entre las 119 empresas que tienen este cargo dentro de su organización, según la encuesta. Únicamente, el 7,5% de los ingenieros de software son mujeres.

Políticas tecnológicas de la Unión Europea

Las políticas tecnológicas de la Unión Europea son desconocidas por los emprendedores europeos. Cuando se les pregunta por la máxima prioridad de la Comisión Europea en esta materia, el 40% de los fundadores y de aquellos empleados que asistieron al nacimiento de la empresa aseguran no tener la suficiente información para contestar.

España crece como hub de deep tech.

“Las empresas tecnológicas europeas están funcionando a un nivel que muchos consideraron impensable en la primera edición de este informe hace cinco años. Existe un gran talento, compañías valoradas en más de 150.000 millones de dólares y un nivel récord de inversores institucionales. Sin embargo, aunque se han logrado algunos pequeños avances, persiste un enorme déficit de diversidad. Europa necesita diferenciarse. Tenemos una gran oportunidad y los responsables políticos un gran papel que desempeñar. Hay un gran número de emprendedores que ignoran la visión política europea de la tecnología”, ha asegurado Tom Wehmeier, socio, Head of Insights en Atomico, y responsable del informe.

A pesar de esta falta de información sobre cuestiones políticas, la gran mayoría de los encuestados eligieron a la comisaria de competencia de la UE, Margrethe Vestager, como la política que más ha influido en la tecnología europea, tanto para bien o para mal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios