www.zonamovilidad.es
Los Estados de la UE acuerdan el texto sobre el reglamento ePrivacy
Ampliar

Los Estados de la UE acuerdan el texto sobre el reglamento ePrivacy

jueves 11 de febrero de 2021, 13:31h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Tras cuatro años de negociaciones, los Estados de la Unión Europea han acordado la reforma de las normas de privacidad de las empresas de telecomunicaciones.

El Consejo de la UE ha logrado adoptar finalmente una posición sobre la nueva y amplia normativa de protección de datos, dentro del llamado reglamento de privacidad electrónica (ePrivacy), pero con la abstención de Alemania y Austria que pedían “cambios significativos” en el texto.

De este modo, los 27 países de la Unión Europea iniciarán conversaciones con los representantes del Parlamento Europeo sobre los planes, que se espera, según fuentes de Bruselas, que sean muy disputados.

El reglamento detalla las condiciones en las que los proveedores de servicios pueden tratar los datos de las comunicaciones electrónicas, incluyendo los transmitidos en el uso de servicios en línea, incluidos los mensajes enviados en WhatsApp, Telegram y apps similares y las videollamadas en plataformas como Zoom y Skype.

"Ahora tenemos un mandato que logra un buen equilibrio entre una sólida protección de la vida privada de las personas y el fomento del desarrollo de las nuevas tecnologías y la innovación”

El objetivo general es que las comunicaciones online tengan la misma protección de la privacidad que se otorga a las comunicaciones de telecomunicaciones tradicionales.

“El camino hasta llegar a la posición del Consejo no ha sido fácil, pero ahora tenemos un mandato que logra un buen equilibrio entre una sólida protección de la vida privada de las personas y el fomento del desarrollo de las nuevas tecnologías y la innovación”, ha asegurado Pedro Nuno Santos, ministro portugués de Infraestructuras y Vivienda, que presidió el Consejo.

Los portugueses impulsaron el acuerdo

La presidencia portuguesa es la novena presidencia del Consejo que ha tratado de alcanzar un consenso ente los Estados miembros, tras la propuesta original de la Comisión de 2017.

En la propuesta portuguesa se reintroduce la posibilidad de procesar los metadatos de las comunicaciones electrónicas y utilizar las capacidades de procesamiento y almacenamiento de los equipos terminales de los usuarios finales.

Por otro lado se ha alcanzado un compromiso sustancial en lo relativo a la aplicación del reglamento, con un plazo de 24 meses después de la fecha de entrada en vigor, duplicando así los 12 meses del plazo anteriormente propuesto.

Además, para lograr un mayor consenso, los portugueses han introducido aclaraciones en el texto, incluso en los puntos relativos a la retención de datos y el tratamiento de datos para procesos de seguridad nacional.

Alemania y Austria, reticentes a la nueva norma

Con las revisiones, los portugueses han logrado el apoyo de varios opositores a la norma, pero no es así en el caso de Alemania y Austria, que se abstuvieron en la votación. Tras ello, Ulrich Kelber, jefe de protección de datos de Alemania, ha lanzado duras críticas contra la norma asegurando que “si el reglamento se mantiene como está, sería un duro golpe para la protección de datos”.

"Si el reglamento se mantiene como está, sería un duro golpe para la protección de datos"

Y apela al Parlamento Europeo y a la Comisión, pidiéndoles que “exijan un aumento de las normas de protección de datos durante las negociaciones a tres bandas”. Los alemanes apuntan sobre todo a las revisiones realizadas en los puntos relativos a la retención de datos.

Otra de las críticas lanzadas por el alemán apunta a las cookies, ya que advierte que con esta norma las cookies podrían volver a ser legales después de haber sido descartadas por el RGPD y advierte que también se eliminan algunas garantías para los usuarios, como la evaluación de las consecuencias para las normas de protección de datos de determinadas acciones.

Finalmente, Kelber teme que el reglamento de ePrivacy permita el tratamiento de los datos de los usuarios para otros fines sin su consentimiento.

Las telecos y grandes tecnológicas apoyan el texto

Sin embargo, pese a las críticas de algunos países, el texto ha logrado un consenso general tanto entre las compañías de telecomunicaciones como entre las grandes empresas tecnológicas.

“La Presidencia portuguesa ha encontrado un consenso donde nadie creía que fuera posible... Ahora pedimos al Parlamento que muestre flexibilidad con respecto a su posición de 2017”, reclama Cecilia Bonefeld-Dahl, directora general del grupo de presión de las grandes empresas tecnológicas DIGITALEUROPE.

“Aunque el texto no es perfecto, aplaudimos el serio intento de la Presidencia de abordar algunas de las principales preocupaciones y hacer avanzar el debate”

“Aunque el texto no es perfecto, aplaudimos el serio intento de la Presidencia de abordar algunas de las principales preocupaciones y hacer avanzar el debate”, señala Bonefeld-Dahl, que apunta además que “como mínimo, necesitamos que el texto final mantenga la inclusión por parte del Consejo de un mayor procesamiento compatible, incluso para los equipos terminales. Esto es crucial para la transformación digital de Europa, desde la salud conectada hasta la fabricación inteligente, y para aprovechar al máximo la década digital que se avecina”.

Por su parte, las telecos han hecho público un comunicado conjunto de ETNO y la GSMA en el que muestran su “pleno compromiso con el principio de confidencialidad de las comunicaciones” y defienden que “los ciudadanos europeos merecen tener acceso a servicios digitales fiables y basados en los valores europeos”.

En este sentido, reconocen los esfuerzos realizados por la presidencia portuguesa con este acuerdo, destacando que “la introducción del principio de tratamiento posterior compatible de los metadatos, y del enfoque basado en el riesgo, son pasos importantes en la dirección correcta a la hora de alinear la ePrivacy con el RGPD”.

Pese a ello, apuntan que hay que seguir trabajando para garantizar que las empresas de telecomunicaciones europeas sean capaces de “innovar y competir eficazmente con otros actores de la economía digital”, aunque estén reguladas por la ePrivacy.

“Si persisten las asimetrías normativas relacionadas con la discrepancia entre la ePrivacy y el RGPD, los actores europeos se enfrentarán a obstáculos”

Advierten desde ETNO y GSMA que “si persisten las asimetrías normativas relacionadas con la discrepancia entre la ePrivacy y el RGPD, los actores europeos se enfrentarán a obstáculos”, tanto en la competitividad como en la “capacidad para desarrollar servicios de datos europeos inspirados en valores europeos”.

En este sentido, las telecos europeas defienden el principio de confidencialidad de las comunicaciones como algo “fundamental para nuestro sector y para los clientes a los que servimos” y apuestan por un “enfoque flexible y basado en el riesgo para el tratamiento de los metadatos de las comunicaciones”, cuestión que consideran “fundamental para garantizar que las empresas de telecomunicaciones puedan innovar y participar en la economía de los datos en pie de igualdad con otros agentes digitales”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios