La tecnología hace un touchdown en la Super Bowl
Ampliar

La tecnología hace un touchdown en la Super Bowl

viernes 31 de enero de 2020, 20:26h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Como no podía ser de otra forma las empresas de tecnología no permanecerán ajenas al espectáculo de la Super Bowl que el domingo en el Hard Rock Stadium de Miami celebrará su LIV edición. Y no es para menos. La edición del año pasado fue seguida por 98 millones de estadounidenses y se prevé que el partido que enfrentará a los Kansas City Chiefs y a los San Francisco 49ers será visto por más de 100 millones de estadounidenses y unos 180 millones de fans en todo el mundo. En España, más de 225.000 personas vieron la final el año pasado a través de Movistar.

La primera parada tecnológica de la Super Bowl la tenemos en el propio estadio donde habitualmente juegan los Miami Dolphins y el equipo universitario de los Miami Hurricanes, entre otros. Renombrado como Hard Rock Stadium hace tres años coincidiendo con una seria apuesta de modernización acompañada de una potente inversión de más de 500 millones de dólares para transformar la experiencia de los fans y crear un lugar para eventos que fuera puntero.

Un estadio tecnológico

El estadio cuenta con una red de fibra de 20 GB totalmente redundante respaldada por el propio datacenter que hay en el estadio y que proporciona suficiente ancho de banda para acomodar todos los requisitos de audio, incluido el sonido de la cubeta y los sistemas de notificación de emergencia. Además, permite hacerlo en canales separados pero dentro de la misma infraestructura de red de banda ancha que proporciona otros flujos de datos como el servicio interno de IPTV, los videomarcadores LED HD en forma de anillo instalados en 2018, los sistemas de punto de venta o las cuatro llamativas pantallas LED Daktronics DVX-1102 HD de 49 pies x 111 pies (unos 15 metros por 33 metros, o el equivalente a un televisor de 1.461 pulgadas) colocadas en las esquinas del estadio.

Las amplias integraciones tecnológicas están diseñadas para elevar las experiencias de los seguidores y el personal a través de las ventajas que ofrecen las tecnologías de pago móvil y la señalización digital facilitadas por Samsung así como el moderno sistema de megafonía de más de 3.000 altavoces instalado por Electro-Voice, una compañía adquirida por Bosch.

Desde el punto de vista de la seguridad el estadio cuenta con software y hardware modernos para gestionar el control de acceso, la gestión de identidad, la videovigilancia y la gestión de incidentes.

Retransmisión y conectividad

Con capacidad para más de 65.000 espectadores el estadio se quedará pequeño para los más de 200.000 fans que se prevé lleguen el fin de semana a Miami. Por eso Connectivity Wireless Solutions ha instalado un sistema de red inalámbrica para dar cobertura a 10 hoteles de Miami Beach. En total el proyecto ha supuesto el despliegue de 774 metros de fibra, 1,6 kilómetros de cable coaxial y 507 antenas para proporcionar conectividad de voz y datos a una superficie de 640 kilómetros cuadrados. Todo un récord de despliegue realizado en 90 días.

Y es que los fans podrán seguir gratis en directo vía streaming a través de la aplicación de Yahoo! Sports, que esta temporada ya ha retransmitido más de mil millones de minutos de partidos de la temporada regular de la NFL a través de su app.

Claro que la gran novedad en la retransmisión será el uso por primera vez de imágenes 4K UHD y UHR. Los aficionados que decidan seguir el duelo entre los Kansas City Chiefs y los San Francisco 49ers a través de Fox Sports y Fox Now disfrutarán de una espectacular definición de imagen ya que Fox Sports ha anunciado que hará la retransmisión en 1080p/HDR a 59,94 frames por segundos y retransmitirá en 4K en dispositivos de transmisión 4K seleccionados.

Para ello, la cadena norteamericana usará 70 cámaras robóticas y manejadas por operarios, incluyendo más de 24 cámaras de súper movimiento de alta velocidad

Para ello, la cadena norteamericana usará 70 cámaras robóticas y manejadas por operarios, incluyendo más de 24 cámaras de súper movimiento de alta velocidad, que se usarán por primera vez en una Super Bowl. El uso de cámaras inteligentes automatizadas será una tendencia a futuro. De hecho el Grupo Globo el año pasado invirtió 3.300 millones en una startup que usa inteligencia artificial para retransmisiones deportivas.

Otra tendencia en el horizonte de las retransmisiones deportivas es la experiencia de ver deportes con video volumétrico. Una evolución importante para permitir la visualización de deportes sin limitaciones, anunciada por Intel -que ya colabora con la NFL- en la última edición del CES de Las Vegas. La tecnología Intel® True View sintetiza todo el volumen del campo de los estadios para proporcionar ángulos infinitos que permiten a los fans elegir cualquier punto de vista y perspectiva del jugador y seguirlo desde sus dispositivos. Y, aunque no estará disponible en la Super Bowl, Intel y la NFL ya mostraron el poder de transmitir video volumétrico con una jugada durante el partido de los Cleveland Browns contra Arizona Cardinals de la jornada 15 con una cifra que asusta: sólo los datos producidos durante el primer cuarto del partido superaron los 3 TB por minuto.

Si Intel también puso el año pasado el espectáculo tecnológico sobre el césped del Mercedes-Benz Stadium de Atlanta con su coreografía de luces de drones en directo, para este año la NFL ha anunciado el lanzamiento de un álbum de audio y video de las actuaciones musicales de la LIV Super Bowl. Unas actuaciones que los fans podrán ver en streaming poco después de que ocurran en directo en el estadio a través de servicios como Apple Music, Spotify, Tidal o YouTube Music.

Y es que ésta será una de las ediciones con los espacios publicitarios más caros y en la que se retransmitirá el primer anuncio interactivo (de Procter & Gamble) decidido por los usuarios. El pasado mes de noviembre, dos meses antes de que se celebre la Super Bowl, los 77 anuncios de 30 segundos que se emitirán a lo largo de la retransmisión del evento estaban vendidos. El precio de cada uno llega a los 5,6 millones de dólares, algo más de cinco millones de euros, según datos de recaudación de Fox Sports.

Datos y estadísticas

Y como no podía ser de otra forma habrá millones de datos en torno a la Super Bowl. Big data en directo gracias a la continua apuesta de la NFL por ofrecer a los espectadores una nueva experiencia para vivir los partidos con estadísticas de los jugadores en tiempo real. Ya durante algunos partidos de la temporada regular los fans pudieron disfrutar a través del servicio de estadísticas Next Gen de un diagrama de predicción de juego que analiza los datos históricos para determinar la probabilidad de una carrera o pase. Las estadísticas que se pueden ver en este portal sobre la Super Bowl, los equipos y los jugadores son infinitas.

Los datos de seguimiento de jugadores son fruto del acuerdo de la NFL con Zebra Technologies (renovado hasta 2022) y por el que desde 2015 se incorporaron chips RFID en las hombreras de los jugadores. La compañía también ha creado parches RFID finos como una segunda piel que van cosidos en el interior del balón que fabrica Wilson Sporting Goods y que se usaron por primera vez durante la temporada 2017/18. Gracias a la etiqueta de radiofrecuencia y los sensores que Zebra Technologies tiene instalados en 31 estadios de la NFL los entrenadores pueden saber cuántas rotaciones hace el balón durante un pase de su quarterback.

El interés por los datos ha llevado a la NFL a ampliar su colaboración con Amazon Web Services y Verizon para probar cómo se pueden usar las nuevas plataformas 5G para mejorar su oferta de Next Gen Stats aprovechando la menor latencia de las transmisiones 5G.

Las apuestas

Y donde hay datos y deporte, también hay apuestas, que no son legales en todos los estados de Estados Unidos, pero que estarán presentes a través de las plataformas online de apuestas. Para todas estas empresas digitales de apuestas la tecnología es crítica para poder modificar en tiempo real sus promociones y cuotas, ya que éstas varían según se desarrolle el partido. Hablamos de tecnología cloud para soportar picos de acceso de usuarios a sus plataformas, de big data e inteligencia artificial para generar estadísticas y calcular las cuotas, de soluciones de ciberseguridad para evitar ataques de denegación de servicio, hackeos de la web, suplantación de identidades….

Y es que echando un vistazo a las apuestas las opciones son infinitas. Desde apostar a si saldrá cara o cruz en el lanzamiento de la moneda hasta las clásicas de quién hará el primer touchdown o correrás más yardas, pasando por combinaciones multideporte en la que puedes apostar a que un jugador de la NBA hará más puntos que tanteo uno de los dos equipos de la Super Bowl.

De lo que no hay duda es de la comprometida apuesta de la tecnología con el deporte. Y ahí, todas las combinaciones apuntan a que va a generar muchos ingresos e inversiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios