www.zonamovilidad.es
Mantener relaciones sexuales con robots o sentir caricias a distancia será posible en 2045
Ampliar

Mantener relaciones sexuales con robots o sentir caricias a distancia será posible en 2045

Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
domingo 12 de diciembre de 2021, 10:00h

Escucha la noticia

La digitalización de la sociedad conlleva a la digitalización de todos los terrenos, incluido el sexual. Por este motivo, ha nacido un nuevo término, ‘Sex tech’ que hace referencia al sexo que se practicará en el futuro.

De cara al futuro aparecerán novedades tecnológicas como robots idénticos a la celebrity que el usuario desee, dispositivos para sentir caricias remotamente, etc. Numerosos estudios confirman que en 2045 uno de cada cinco jóvenes tendrá relaciones sexuales con un robot de forma habitual. Asimismo, según algunos científicos en 2045 será más habitual que haya relaciones sexuales entre un humano y un androide.

Además, el sexting dará también un giro de 360 grados, en las aplicaciones y redes sociales podrá llevarse a cabo el 100% de la relación sexual dentro del mismo software. Esto será posible gracias a que los dispositivos no solo transmitirán imágenes y sonidos como ahora, sino también reproducirán en el cerebro a ilusión de compartir aromas y caricias, variaciones de temperatura o diferentes niveles de fuerza, contando con la contribución de disciplinas como la neurociencia.

La tecnología permitirá que parejas que estén separadas por cientos de kilómetros se acaricien entre sí

En paralelo, cabe destacar que habrá muñecos con forma humana que funcionarán mediante la inteligencia artificial, e incorporarán sistemas operativos sofisticados que harán posible mantener relaciones sexuales. Y, además según los estudios, la tecnología permitirá que parejas que estén separadas por cientos de kilómetros se acaricien entre sí, imprimir una réplica exacta de los genitales de una persona para después coordinar sus movimientos utilizando una aplicación móvil o usar tecnología que haga que una persona pueda sentir en su propio cuerpo el orgasmo de varias personas simultáneamente.

Por otro lado, los robots podrán sincronizarse para tener la personalidad que el usuario desee y tener el aspecto que quiera, como, por ejemplo, el de un famoso, el de una expareja, etc. Además, el sexo virtual hará posible que se pueda mantener relaciones sexuales a distancia. Asimismo, se estima que existirán dispositivos tecnológicos como juguetes sexuales que se podrán imprimir en 3D, la posibilidad de crear una telepresencia completa del cuerpo, dispositivos que puedan dar besos a larga distancia, etc.

Sexo y tecnología, una atractiva combinación para los ciberdelincuentes

Leer más

Realidad virtual e Inteligencia artificial en la sexualidad

Además, según el informe, Future of Sex, el sexo del futuro pasará por tecnologías que midan de forma precisa el grado de satisfacción de las personas, de esta forma se identificarán patrones del deseo sexual de las personas. Para que esto sea posible se empleará la inteligencia artificial unido a la tecnología sexual, con el objetivo de mejorar la calidad de los orgasmos.

Una combinación entre IA y tecnología sexual podría tener la capacidad de mejorar enormemente la calidad de los orgasmo

La fusión entre tecnología e inteligencia artificial en el terreno de la sexualidad hará posible la configuración de cada climax, es decir, determinar el tiempo dedicado al placer, la intensidad del mismo, incluso cruzar estos datos con los de otros individuos (pareja o parejas) para dar como resultado un encuentro sexual diferente. Una combinación entre IA y tecnología sexual podría tener la capacidad de mejorar enormemente la calidad de los orgasmos. Además, la estimulación mecánica podría aportar mayor control sobre el placer humano.

Si a esto también se le añade la realidad virtual, el ‘Sex Tech’ va un paso más allá, ya que mediante la realidad virtual se podrá crear entornos en los que las personas se podrán ver como quieran y tener sexo a distancia. Esto también incluye la existencia de avatares sexuales que cumplirán las fantasías eróticas que ahora son inconcebibles. Y por si esto no fuera suficiente, se prevé que para entonces se podrá disfrutar de cibersexo con interfaces neurológicas para sentirlo todo, además de los mundos interactivos en 3D. En 2035, en la mayoría de los dormitorios de todo el mundo habrá juguetes sexuales, especialmente para ser utilizados en escenarios de realidad virtual.

En este aspecto, el científico Ian Pearson, uno de los futurólogos líderes en este ámbito, refleja tres tecnologías que impactarán en el sector, inteligencia artificial, robótica y tecnología ‘active skin’. Esta última según Ian Pearson “hará que dispositivos microscópicos se inserten en la piel humana, muy cerca de los vasos sanguíneos y de los nervios, lo que permitirá que una Inteligencia Artificial externa pueda recibir información sobre las respuestas sexuales de la persona, siendo capaz de grabar y reproducir sensaciones”.

En esta línea, Pearson también confirma que, en el caso de “los robots o androides podrán usar esta tecnología para estimular directamente el sistema nervioso, ajustar sus actividades a las técnicas o fantasías que la persona disfrute más, con información basada en una reacción muy exacta a tiempo real, que será mucho más efectiva que la intuición que ahora utilizamos las personas para intentar percibir qué le gusta a nuestra pareja durante las relaciones sexuales. Tras algunas sesiones en las que la máquina haya aprendido y creado una biblioteca de sensaciones sobre el usuario, mantener relaciones sexuales con un robot equipado con IA resultará mucho más gratificante que con cualquier ser humano”.

“El futuro del sector sextech va ligado a Inteligencia Artificial, pero también a Big Data”

Por su parte, Patricia López, especialista en bienestar sexual masculino y CEO de Myhixel ha señalado que “el futuro del sector sextech va ligado a Inteligencia Artificial, pero también a Big Data, Ambas tecnologías se utilizarán para predecir comportamientos, gustos o patrones y no solo para obtener más placer, sino para garantizarnos prácticas sexuales más saludables y de más calidad, a través de dispositivos como acelerómetros, que ya estamos desarrollando”.

Finalmente, según el informe en el futuro habrá un tipo de software que tendrá la capacidad, con la ayuda de unos audífonos neuronales, se emparejar a las personas que tengan patrones cerebrales coincidentes entre sí. No existe una garantía de que estas predicciones se vayan a cumplir, pero lo que sí que es verdad es que el sexo cada vez será más tecnológico.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios