www.zonamovilidad.es
sábado 14 de septiembre de 2019, 08:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Cuando el Oppo Reno 2 está apunto de lelgar al mercado, conviene recordar las caracteristicas y experiencia de uso que tuvimos con el primero modelode la gama. Y es que con una caja extralarga, diseñada en tonos claros a cuatro tintas, Oppo sacó al mercado español, el Reno, un móvil de diseño cuidado y enorme atractivo a la vista, con trasera irisada y sólo una línea en brillo que acoge el logo, la marca y una pequeña burbuja en relieve que evita que los objetivos rocen cualquier superficie.

En los laterales los pulsadores de activación (programable) y de volumen, así como la cuna para la tarjeta nanoSIM. Más llamativa resulta la base donde vemos los altavoces estéreos, el conector del cable MicroUSB tipo C y la ansiada salida de audio de 3,5 mm para todos aquellos que quieren oír música o ver videos de forma individual, incluso con el teléfono en carga.

A la hora de arrancarlo te pide que, además del correo para vincularlo a la cuenta de Google y el resto de los pasos habituales, registres la huella digital y la cara. Para esto te solicita primero una clave que nos ayuda a desbloquearlo en caso de urgencia.

Desbloqueo

El lector de huella digital, viene colocado debajo del cristal, claramente señalado en azul verdoso, para que sepamos, exactamente, dónde debemos poner el dedo. Por su parte, la configuración del reconocimiento facial se hace en un abrir y cerrar de ojos, nunca mejor dicho (hay un modo que al activarlo nos permite que el terminal no se activa si tenemos los ojos cerrados). Cada una de las opciones, a la que se suma la tradicional clave, permite utilizar el registro para desbloquear el terminal, bloquear aplicaciones o la caja fuerte privada; ese punto del programa donde podemos guardar fotos o documentos a los que nadie más que nosotros tenemos acceso.

El sistema recomienda quitar la protección del cristal que viene con el terminal para evitar imperfectos

Un detalle, el sistema recomienda quitar la protección del cristal que viene con el terminal para evitar imperfectos, a pesar de que la pantalla AMOLED de 6,4”, con resolución 080x2340px, relación de aspecto 19.5: 9 (infinita) y una profundidad de pixel de 402 ppp viene cubierta por la última generación del cristal resistente de la americana Corning; en concreto, Gorilla Glass 6.

También para proteger el terminal y facilitar el agarre, el pack de venta incluye una funda de plástico rígido, ya que la trasera, al ser pulida resbala ligeramente; pero esa caja tan grande tenía que llevar más cosas, que en este caso son los auriculares, un conector de carga rápida de forma cuadrada (20W) y el cable de datos o carga USB/Micro USB tipo C.

La imagen en el Oppo Reno

En cuanto a la imagen, el detalle más reseñable es la cámara basculante que aparece en forma de aleta cuando activamos el sistema de toma frontal. De esta manera, Oppo ha solucionado la inclusión de algún elemento de mayor o menor tamaño que enmarque el objetivo en la pantalla frontal (gota, notch, etc.) y consigue que la imagen llegue hasta el borde -de apenas unos milímetros-, sin interrupción alguna.

Esta pestaña triangular, con un ángulo de 11 grados, tarda aproximadamente 0,8 segundos en salir y, según cifras del fabricante, llega a abrirse hasta 200.000 veces sin fallos, lo que le augura un funcionamiento medio de unos 5 años. En caso de caerse, el objetivo se cierra automáticamente.

Cámara frontal, se trata de un sensor de 16MP con apertura f/2.0 y un algoritmo integrado cuya misión es corregir los efectos de luz y modificar el retrato

La cámara principal, con sensor Sony MIX586, es triple e integra un objetivo de 48 Mpx y otro de 8 Mpx (gran angular) más 13 Mpx en el teleobjetivo. A la hora de grabar video lo hace en resoluciones hasta 4K e incorpora un zoom híbrido 10x. Las imágenes resultantes se almacenan en el terminal que puede tener 120 ó 256 GB de ROM para una RAM de 6 u 8 GB

En cuanto a la mencionada cámara frontal, se trata de un sensor de 16MP con apertura f/2.0 y un algoritmo integrado cuya misión es corregir los efectos de luz y modificar el retrato. Asimismo, este Oppo Reno cuenta con el modo Ultra Night Mode 2.0, que como el mismo fabricante explica aprovecha la IA, el HDR y los múltiples fotogramas de reducción de ruido para conseguir efectos de estabilización manual, supresión de reflejos y el rango dinámico y la reducción de perturbaciones.

En el ámbito de sonido, remarcar el ‘Audio Focus’ que utiliza varios micrófonos del teléfono para grabar los sonidos circundantes y que a la hora de reproducir se combina con los altavoces estéreo y Dolby Atmos.

Procesador y conectividad

A pesar de que tiene aspiraciones de gama alta, el Reno incorpora un SoC de Qualcomm, Snapdragon 710, con ocho núcleos de 10 nm dispuestos con arquitectura Kryo (2x2.2 GHz y 6x1.7 GHz) lo que lo lleva a la una gama media muy avanzada. El procesador gráfico es Adreno 616.

Por último, este móvil 4G LTE-A de categoría 15, nos permite subir contenido a una velocidad de hasta 800 Mbps y descargarla a 150 Mbps; un dato nada desdeñable. Dispone de WiFi 5 completo; conexión satelital a todas las órbitas, Bluetooth 5.0 y NFC abierto y seguro.

Poco más se puede pedir a un terminal con un precio de 500 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios