Prueba Nubia N1 Lite. Un precio espectacular
Ampliar

Prueba Nubia N1 Lite. Un precio espectacular

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Si hemos de empezar la prueba de producto de este Nubia N1 Lite por el ‘packaging’, hemos de decir que este es, realmente, aspiracional. Construido como prisma rectangular de color blanco, la banda central y la impresión en dorado hablan de un producto de calidad. Y la verdad, si tenemos en cuenta que el N1 Lite lo encontramos en la Red desde 112 euros y en los distribuidores de prestigio a 139, el producto resulta toda una sorpresa.

El interior de la caja alberga un enchufe para USB y el cable de datos, que aЬn conserva el formato microUSB 2.0; también un pequeño librito en varios idiomas que nos facilita la labor de enfrentarnos a un móvil, smartphone en este caso, nuevo.

De tamaño generoso, el nuevo Nubia sigue la línea trazada por las grandes marcas: su nombre es el mismo que el mejor de la gama, pero lleva un sobrenombre que nos habla de disminución de prestaciones y, por descontado, de precio. Así mismo, sigue fielmente las pautas de diseño que ‘marcan los cánones’, últimamente, pero con algunas peculiaridades.

Características físicas

Terminal con pantalla de 5.5 pulgadas de diagonal, IPS LCD (720 x 1280 píxeles (267 ppp), la ratio del monitor sobre el cuerpo de la carcasa no es muy alto y podemos ver claramente los bordes negros que suelen esconder la circuitería. Sin embargo, la combinación negro y dorado ha sido histórica y culturalmente una combinación de éxito, porque sugiere elegancia y calidad; de forma que el marco y los detalles brillantes que lo adornan (contrasta el de la cámara en rojo), tienen un sentido diferencial.

El Nubia N1 Lite tiene una triple cuna de tarjeta para dos SIM (tecnología dual SIM simultánea) y una microSD de, máximo, 128 GB

La trasera plástica se puede extraer y bajo ella vemos una triple cuna de tarjeta para dos SIM (tecnología dual SIM simultánea) y una microSD de, máximo, 128 GB. También vemos la placa metálica que oculta, entre otras cosas, la potente batería de ion de litio de 3.000 mAh, que muy probablemente resistirá nuestros envites telefónicos durante todo el día. Otros detalles visibles son el altavoz, la cámara trasera de 8 MP, autofocus con flash de doble LED (suele evitar el efecto ojos rojos) y el lector de huella digital, que no sólo tiene la misión de asegurar que quien desbloquea el smartphone es su propietario, sino que sirve, también, para abrir determinadas aplicaciones.

En el lateral derecho, justo antes de que la carcasa se curve, el pulsador doble del volumen y el de activación, el cual nos abre la interfaz de usuario de un sistema operativo Android 6.0 Marsmallow, con una capa de personalización en la cual vemos rediseñadas algunas aplicaciones como el acceso a la galería, la grabadora, el navegador, el reloj, el icono de mensajes y del reproductor, el de ajustes o incluso los de actualización (se accede desde el panel de apps), cámara, calendario, etc. Es decir, conserva intactos aquellos que impone Google a los fabricantes utilizan su sistema operativo.

Cámara

A la hora de hablar de la cámara, además de las características técnicas ya señaladas, debemos añadir que tiene flash frontal; un detalle que se agradece en condiciones de baja luminosidad. A estos efectos también dispone de tecnología HDR, la cual recoge más información cuando tenemos poca luz a nuestro alrededor para aportar calidad a las imágenes.

El Nubia N1 Lite tiene detalles como el disparo remoto por captación de gesto, el geoposicionamiento, varias escenas y un número de opciones configurables

De software sencillo, el tipo de tomas se limitan a panorámica, belleza y normal o a la grabación de video en full HD (1080 p@30fps). Pero tiene detalles como el disparo remoto por captación de gesto, el geoposicionamiento, varias escenas y un número de opciones configurables que, si bien a un profesional le parecerían escasas, al usuario medio, a quien lleva un teléfono como el Nubia N1 Lite le resultan más que suficiente.

Una vez registrada la foto, podemos comprobar su calidad inmediatamente, pulsando sobre el recuadro que aparece en pantalla. Sin embargo, sólo se ve una toma. Para disfrutar de las demás, compartir, etc. hay que recurrir a la galería (el borrado de fotos resulta un tanto farragoso).

Si lo que queremos es subirlas a la nube o enviarlas a algún destinatario, hay que recordar que tenemos entre manos un teléfono 4G categoría 4, lo que nos proporciona, de acuerdo con el operador, unas velocidades máximas de descarga de 150 Mbps y de subida de 50 Mbps. Dispone de un buen Bluetooth, de A-GPS para posicionarnos, de WiFi de una sola banda, de duplicación de pantalla, pero carece de NFC.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.