www.zonamovilidad.es
jueves 03 de junio de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Como ya viene siendo habitual, OnePlus realiza un doble lanzamiento con sus nuevas generaciones de smartphones: el Pro y la versión normal (y generalmente unos meses después una actualización con el modelo T). En esta ocasión, OnePlus sigue con su estilo y ha introducido también el OnePlus 9, un equipo que introduce especificaciones de gama alta, pero a un precio de gama media.

El hermano pequeño de la familia 9 de OnePlus apuesta por un diseño refinado y situando al modulo de la cámara en una posición más protagonista con un tamaño mayor en formato de ficha de dominó en la esquina superior izquierda de la trasera, una trasera que se ha apostado de nuevo por un acabado brillante (al menos en el modelo morado, la versión que hemos podido probar estos meses; los colores azul y negro son mate). Como es habitual en estos casos de cristal, las huellas vuelven a ser un quebradero de cabeza para muchos ya que la trasera atrae con mucha facilidad estas marcas.

Sorprende además el hecho de que el OnePlus 9 introduce un modulo que sobresale ligeramente, pero que además las propias (las dos principales) sobresalen más allá del modulo.

Otra sorpresa nos la encontramos, en esta ocasión en los laterales, es que la marca asiática apuesta por polímero recubierto de fibra de vidrio, dejando atrás el aluminio. A pesar de ello, la sensación en mano no es de una gama media, sino de una gama alta de calidad con un peso correcto (192 gramos) y el agarre es generalmente bueno aunque en alguna ocasión algo resbaladizo, por lo que la funda (incluida en caja) será una gran aliada.

OnePlus 9. Tabla de características, especificaciones técnicas y precio

Leer más

El frontal ofrece una pantalla limpia con la cámara selfie agujereada en la esquina superior izquierda. En este caso y a diferencia de su hermano mayor, encontramos un panel plano sin curvaturas y con unos marcos bien trabajados, excepto en la parte inferior donde OnePlus mantiene una ligera barbilla.

En los laterales, como ya es habitual en OnePlus, tenemos en el lateral izquierdo la botonera de volumen y en el lado derecho el característico botón (Alert Slider) de vibración-sonido-silencio con su tradicional acabado rugoso y el botón de apagado/encendido. El resto queda limpio, salvo en la zona inferior donde se sitúa la ranura para la SIM, el puerto USB tipo C y el altavoz.

Prueba OnePlus 9 Pro, progresa adecuadamente

Leer más

Pantalla y sonido

Como ya explicamos en la prueba del OnePlus 9 Pro, la compañía ha optado por llevar a cabo una simple actualización del 8T, lo que nos introduce en un panel que es prácticamente igual que este modelo: 6,55 pulgadas con resolución Full HD+, tasa de refresco de 120Hz y tecnología AMOLED con una densidad de 402 ppp y una relación de aspecto de 20:9, si bien es cierto que como bien explica la compañía se ha mejorado el color y el brillo automático, algo que se nota aunque todavía tiene trabajo pendiente.

Prueba OnePlus 8T, rendimiento premium

Leer más

El equipo permite una amplia gama de configuraciones, pero centrándonos en una de las más importantes, la tasa de refresco no es adaptativa, por lo que se activa siempre que le es posible, algo que no debería ser un problema ya que merece la pena su uso (como ya hemos visto en modelos anteriores) y su impacto en la autonomía no es abultado.

Si completamos el apartado multimedia, OnePlus opta en esta ocasión por un doble altavoz: uno en la parte superior del frontal y otro en la parte inferior; en general es un sonido aceptable, con algunas quejas que podemos tener en los rangos más elevados del sonido y una menor distorsión, pero el volumen es elevado. Además, cuenta con compatibilidad con Dolby Atmos.

Rendimiento, una vez más la joya de la corona

El OnePlus 9 vuelve a ofrecer un rendimiento de primer nivel. El binomio Snapdragon OxygenOS vuelve a hacer gala de su buena relación con este terminal que monta el potente Snapdragon 888 y llega acompañado de una memoria RAM de tipo LPDDR5 de 12 GB y un almacenamiento interno UFS 3.1 de 256GB

Hay pocas compañías en el mercado que hayan conseguido ofrecer unos niveles de rendimiento de tan alto nivel como los que ofrece modelo a modelo OnePlus, algo por lo que hay que felicitarles, incluso en situaciones más complejas como en el gaming o la multitarea potente.

Así es el Snapdragon 888, un gran salto en la potencia y la conectividad con 5G y WiFi 6

Leer más

Si queremos ponernos críticos con alguno de los aspectos en este sentido, podemos señalar el sobrecalentamiento en la parte trasera que ofrece en algunas ocasiones, pero sin excederse ni quemar, ya que se ha incorporado una cámara de vapor en su interior para facilitar la difusión de la temperatura.

Por contra, OnePlus sí falla en la biometría, al ubicar el sensor de huellas dactilares en una zona poco natural ya que está muy abajo en la pantalla, lo que fuerza ligeramente la posición del dedo y la mano para realizar la lectura. En contrapartida, contamos con el reconocimiento facial que pese a ser 2D con sus defectos en seguridad, es bastante rápido y es una buena alternativa a la huella dactilar y a los sistemas más tradicionales de seguridad.

Asimismo, el OnePlus 9 trabaja con Android 11 y la capa de personalización OxygenOS 11, que ha mejorado bastante en sus últimos modelos y que lo sigue haciendo con este equipo que nos permite disfrutar de una experiencia bastante limpia (algo menos que en ocasiones anteriores), con muy pocas apps terceras (solo está Netflix), el paquete de Google y alguna aplicación de la casa (tiempo, notas, Cambio a OnePlus y la app de la comunidad), que se pueden eliminar. La capa mantiene su aspecto minimalista.

Como ya señalábamos con el OnePlus 9 Pro, en este caso tenemos el modo Zen que permite desconectar el dispositivo durante un tiempo y el modo Fnatic para gaming.

Cámaras

La gran debilidad de OnePlus siempre han sido las cámaras, pero la buena noticia es que la compañía lo sabe y por eso se han unido con Hasselblad para sus smartphones insignia, entre los que está claramente el OnePlus (y su hermano mayor, el Pro).

En este sentido, el OnePlus 9 no introduce teleobjetivo, como ya pasaba con el 8, pero contamos con un sensor principal de 48MP y un nuevo ultra gran angular de 50MP, que están acompañados por un sensor monocromo de 2MP para mejorar las fotografías en blanco y negro y algunos detalles.

Por el momento la presencia de Hasselblad es residual y eso se nota, ya que el hardware no se ha tocado (sigue apostando por lentes de Sony), pero sí se han hecho retoques en software, sobre todo en color para conseguir tonos más naturales (con éxito).

De este modo, en la cámara principal conseguimos un resultado bastante correcto en escenarios con luz, pero con algunos problemas en las zonas de sombra o en fotos nocturnas donde el trabajo de Hasselblad a futuro será clave, pero que mejora mucho al optar por el modo noche. Sobre todo hay que destacar los problemas con los detalles en la fotografía, un trabajo por hacer. El trabajo del color sí es excelente, así que podemos dar por solucionado uno de los problemas de las cámaras de OnePlus.

Respecto a la lente ultra gran angular conseguimos un resultados bastante óptimo en la mayoría de situaciones, pero choca una vez más la incorporación de un sensor monocroma que prácticamente no aporta utilidad al sistema ya que las fotografías en blanco y negro, escasas en la mayoría de casos, se pueden lograr de buena calidad con filtros de software. Hubiera sido más interesante apostar por un sensor macro o teleobjetivo.

Fijándonos en la cámara selfie, no se nota mucho el trabajo de Hasselblad, pese a que la compañía asegura que se ha hecho. Sus 16MP dejan mucho que desear en la mayoría de las cosas. El resultado es correcto, pero no propio de un teléfono de esta gama.

Autonomía, trabajos pendientes

El equipo trabaja con una batería de dos celadas de 2.250mAh cada una (4.500mAh en total), lo que nos permite acelerar la carga rápida y reducir el calentado del equipo. En este caso conseguimos una experiencia algo mejor que en su hermano mayor con una autonomía que se sitúa en las 5 horas y media de pantalla y prácticamente un día de autonomía general.

Si bien podemos echar en falta una duración más amplia, OnePlus ha sabido salvarlo al incorporar su sistema de carga rápida de 65W que permite cargar el dispositivo al completo en apenas media hora.

OnePlus muestra su tecnología de carga más rápida hasta la fecha

Leer más

Conclusión

El OnePlus 9 es un smartphone que avanza en aspectos importantes como el color de la cámara, algunas mejoras en un rendimiento que ya era excepcional y una pantalla de calidad, pero que simplemente suponen unas ligeras actualizaciones respecto a los modelos anteriores.

Más allá del trabajo pendiente en las cámaras, que la compañía solucionará una vez el trabajo con Hasselblad sea latente (en hardware especialmente), el equipo sí destaca por su excepcional rendimiento y su pantalla de alta calidad con una batería bastante correcto que se apoya en una carga rápida por lo que la recomendación del equipo es bastante clara: si buscas un smartphone con un rendimiento premium, una buena pantalla, una batería correcta y una cámara aceptable, ni lo dudes.

Nota: 9

Lo mejor: Rendimiento y pantalla

Lo peor: Cámara y batería

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios