www.zonamovilidad.es
Prueba Sony Xperia 5 II

Prueba Sony Xperia 5 II: Cámaras con hincapié en el modo ‘pro’ en un gama alta compacto

jueves 15 de abril de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Con el Sony Xperia 5 II la firma japonesa busca ofrecer una interesante propuesta con el foco puesto en el consumo multimedia y sus cámaras, dentro de un mercado poco explotado, los gama alta compactos.

En un segmento de mercado dominado por Iphones Pro Max y Samsung Ultras, móviles sin duda espectaculares, pero a su vez gigantescos, aparece Sony con un móvil igual de capaz, pero en un cuerpo mucho más compacto.
El nombre Xperia 5 II puede resultar algo confuso, pero tiene una explicación. Esta curiosa forma de nombrar a sus dispositivos móviles viene heredada de la línea de cámaras Alpha, uno de los productos más laureados de la compañía. De esta forma la forma correcta de leer el nombre del terminal sería Xperia 5 (modelo base) ‘mark’ II (versión concreta), exactamente igual que en sus famosas cámaras.

Diseño

El Sony Xperia 5 es un terminal con un diseño muy sobrio, muy formal. No tiene elementos que destaquen de forma exagerada, como un módulo de cámaras en color contrastante como hemos visto en la familia Galaxy S21. Está construido en una mezcla de metal para los bordes y cristal para trasera y delantera que, pese a que confieren un aspecto elegante y premium, también hacen que el terminal sea bastante resbaladizo.
Pese a que, sin duda, se trata de un dispositivo compacto en comparación con otros gamas altas, el formato ultra-panorámico de su pantalla conlleva que sea considerablemente alargado, situándose en casi 16 centímetros.
Haciendo un repaso de sus características físicas, en el canto derecho encontramos una amplia variedad de botones. De arriba abajo, los primeros que encontramos son el control de volumen y el botón de encendido/bloqueo del dispositivo. Este segundo contiene además, el lector de huellas dactilares. Se trata de una posición que ha sido un constante para Sony desde hace unas cuantas generaciones y que cada vez es más frecuente en la competencia. El lector funciona de forma más que correcta, casi no se producen lecturas fallidas y el desbloqueo es muy rápido (aunque la animación lo hace parecer una fracción de segundo más lento de lo que realmente es). Completan el resto de botones del canto derecho dos extras que añade Sony, el primero de ellos acciona el Asistente de Google. El segundo se puede programar para cualquier acción que desee el usuario con una pulsación corta, pues con una larga lanza la cámara, además de servir como disparador una vez estemos dentro de la aplicación. En el canto derecho encontramos la ranura para la tarjeta nanosim y microsd, para ampliar los 128 gigas que trae el dispositivo. Esta ranura tiene una característica especial, típica en los dispositivos de Sony, y es que no necesitamos una herramienta para acceder a la bandeja, simplemente tirando con el dedo se puede extraer con facilidad. Una vez colocada no se moverá ni lo perderemos por caídas accidentales, tampoco afecta a la función estanca del móvil, que tiene certificación IP68 frente al agua y al polvo.
En el canto superior se encuentra el jack de 3,5mm para auriculares. Un puerto cuya presencia en móviles de gama alta es muy poco frecuente hoy en día, pero será un complemento interesante para aquellos que prefieran el uso de auriculares alámbricos.
El canto inferior contiene el puerto de carga, usb tipo-c, que permite una carga rápida de 21W, pese a que en la caja únicamente se incluya un cargador de 18W. Este nivel de carga rápida permite llenar la batería del móvil de estar vacía hasta la mitad de la capacidad en unos 45 minutos. Pese a que estas cifras son buenas, Sony se está quedando algo atrás en comparación con algunos de sus competidores, que están ofreciendo cargas ultrarápidas con cifras realmente impresionantes, llegando a los 65W.

Cámaras

La parte trasera, construida en cristal y con protección Corning 6, tiene un toque brillante que pese a que es muy elegante, a su vez atrapa una gran cantidad de huellas y suciedad. En la misma podemos encontrar el logo de Sony, situado exactamente en el medio. Los otros dos logos situados en la trasera son el de ‘NFC’, en la parte superior, y el nombre Xperia, en la inferior. Además de todos estos distintivos , en la esquina superior izquierda se sitúa el módulo de cámaras. Siguiendo las líneas generales de diseño del dispositivo, se trata de un hub muy discreto, que apenas sobresale del cuerpo del móvil y del cual únicamente destaca una inscripción en rojo que señala que cuenta con ópticas Zeiss.
Este módulo se compone de tres sensores, todos ellos de 12 megapíxeles, que se corresponden con el principal (angular), un gran angular y un telefoto, para obtener zoom con aumentos ópticos.
Las fotografías que obtenemos del sensor principal son, en líneas generales, muy correctas. En condiciones de buena luz, el nivel de detalle es bastante bueno pese a “solo” tener 12 megapíxeles, en comparación con otros gama alta que poseen sensores de hasta 108 megapíxeles (muchos de estos vendidos por la propia Sony). La representación del color es algo inconsistente, y tiende a mostrarnos colores más apagados de los que vemos en la vida real, haciendo menos vibrantes las instantáneas que tomemos. El control del rango dinámico se realiza de forma automática, y funciona de forma bastante correcta, obteniendo un buen contraste, de forma que las fotos no quedan subexpuestas, ni sobreexpuestas.
Cuando la luz comienza a faltar, la amplia apertura del sensor (F/1.7) marca la diferencia, pues permite obtener mayor detalle, pese a que sí puede aparecer cierta cantidad de grano. Para arreglar esto último el movil se puede valer de un modo nocturno que se activa automáticamente gracias al detector de escenas mediante IA.
El gran angular, con buena luz, arroja resultados bastante decentes cuando deseamos obtener mayor campo de visión en nuestras fotografías, sin distorsionar en exceso los bordes, como sí ocurre en otros terminales de este rango de precios.
Una de las funciones más características en cuanto a las cámaras de los móviles de Sony son los modos ‘Pro’. De hecho, estos son tan relevantes para la firma japonesa que tienen una aplicación dedicada tanto como para foto como vídeo. En la interfaz de estas aplicaciones el visor se reduce considerablemente de tamaño para dejar espacio a los diferentes ajustes, que son realmente completos, siendo casi los mismos que en su línea de cámaras alpha. Podremos por tanto controlar la velocidad de obturación, enfoque, ISO...etc.

Rendimiento y software

En cuanto al rendimiento del terminal, en líneas generales, este es muy correcto. El procesador es un Snapdragon 865, que junto con la alta tasa de refresco de 120Hz del panel, consiguen una fluidez notable. Las tareas más exigentes tampoco suponen un gran problema para el Xperia 5 II, que permite jugar a juegos demandantes con los ajustes gráficos al máximo, sin mostrar lag y sin calentarse en exceso.
La batería, pese a parecer escasa en número, al contar “únicamente” con 4000 mAh, ha mostrado un desempeño excelente, acercándose a las 6 horas de pantalla incluso con los 120 Hz de tasa de refresco siempre activadas.
En lo relativo al software, este es muy limpio, sin casi modificaciones sobre la versión de google del sistema operativo. Los añadidos por parte de Sony son las aplicaciones ‘pro’ de fotografía y vídeo, así como un optimizador de juegos. Como punto negativo se podría mencionar que el terminal viene con ciertas aplicaciones preinstaladas, como la red social Facebook o el videojuego Call of Duty que, por desgracia, no se permite desinstalar. La versión de Android que trae el Xperia 5 II de fábrica es la 10, pero es actualizable a la última versión, Android 11.

¿Me lo compro?

A la hora de decidir si merece la pena o no adquirir este terminal de Sony, el precio puede ser un factor determinante. El Xperia 5 II cuesta alrededor de 800 euros, y pese a que es un móvil muy capaz, en ese rango de precios encontramos a competidores establecidos como Samsung con su S21, y nuevas apuestas, de amplia calidad, como el recién presentado OnePlus 9, por lo que la decisión queda relegada a las preferencias específicas de cada usuario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios