www.zonamovilidad.es
Por Martín Castro
x
martincastroprietolivecon/18/18/23
martes 05 de abril de 2022, 09:00h

Escucha la noticia

El sucesor del buque insignia de Realme que probamos durante 2021, el Realme GT, ha llegado y además acompañado de un hermano mayor. El Realme GT2 y GT2 Pro son la apuesta de la marca china por el mercado de gama media más bien alta.

Tras unas semanas con el dispositivo GT2 hemos analizado si su precio, mayor que la versión del 2021, merece la pena frente a sus competidores y si es recomendable cambiar su predecesor por este modelo actualizado. A simple vista, el Realme GT 2 es un modelo ideal para quien quiere buenas prestaciones, pero a un precio no excesivo, veremos si cumple con las expectativas.

Apariencia de diseño, original y con personalidad

El cuerpo de tanto la versión estándar como la Pro nos deja con la boca abierta, no solamente es algo completamente diferente a lo que estamos acostumbrados en la media de diseños chinos o japoneses, sino que han decidido ir más allá con una textura rugosa y un color verde menta que cautiva desde que haces el unboxing.

Este diseño proporciona un agarre excepcional, no deja marca de huellas y capta tu atención desde el primer momento. Eso hablando de la parte trasera, en la cual aparece el nombre de la marca acompañado por la firma del diseñador, Naoto Fukasawa.

Por otro lado, la parte delantera no destaca en absolutamente nada, algo a lo que estamos acostumbrados cada vez mas en los “todo pantalla” una cámara delantera situada en el margen superior izquierdo a modo “gota de agua” botones de subir o bajar volumen en la parte izquierda y botón de bloqueo en la derecha. Pese a que los botones se encuentren a una altura más que cómoda es cierto que las dimensiones son algo superiores al modelo anterior.

Pantalla AMOLED perfecta para exteriores con colores vivos e intensos y frecuencia de 120Hz

El panel tiene una gran calidad, ofrece un brillo máximo que satisface hasta a los más exigentes proporcionando visibilidad sin problemas en un día soleado, aunque siempre considero que el brillo automático aún no acierta al 100%. La temperatura y la saturación del color en pantalla, aunque es ajustable acomodándose a los gustos de los usuarios desde el panel de ajustes, son muy vivos y especialmente en los videojuegos eso te hace disfrutarlos más.

La tasa de refresco de 120Hz fluye a la perfección, cierto es que consume más batería al dispositivo, pero es modificable en la sección de ajustes si el usuario lo desea, no tiene pérdida de calidad y los ángulos de visión son dignos de una pantalla AMOLED.

Buen audio, aunque sin clavija Jack

El dispositivo cuenta con dos altavoces, uno en la parte frontal y otro dispuesto en el margen inferior. La calidad de audio es decente en cuanto respecta a los bajos y la profundidad, ya que en ocasiones puede sonar un poco plano. El sonido mejora considerablemente en el momento que lo conectamos a unos auriculares Bluetooth, ya que ofrece gran compatibilidad con los códecs SBC, AAC. LDAC, LHDC y el conjunto completo de aptX.

El audio con dispositivos bluetooth es superior a sus dos altavoces

Si hablamos del cable, a diferencia que su predecesor, el Realme GT 2 no cuenta con entrada Jack de 3,5mm, aunque el usuario puede conectarse mediante cable a través de la entrada USB C.

Carga ultrarrápida solo necesaria si eres un jugador exigente

La autonomía de este dispositivo mantiene el nivel de su predecesor, buena pero no extrema. Si haces un uso rutinario de redes sociales o simplemente juegas un par de veces al día o consumes contenido multimedia aguanta perfectamente más de 24 horas sin cargarlo de nuevo. En cambio, si eres un jugador exigente y pasas largas jornadas en el mundo gamer, puede que se te quede corto. De la misma forma si viajas y lo deseas usar como una cámara de fotos constante necesitarás cargarlo a mitad de la jornada.

Con tan solo 13 minutos tienes el 50% de carga que se completa al llegar a los 33 minutos

La buena forma de contrarrestarlo es con su carga ultra, y remarcamos ultra, rápida. Aunque el usuario se quede sin batería a mitad del día el realme requerirá únicamente 13 minutos para llegar al 50% de batería y 33 minutos para una carga completa. Eso sí, el adaptador a la corriente del dispositivo no es muy manejable debido a las grandes dimensiones comparado con uno estándar.

Buena respuesta del Face ID y lector de huellas en pantalla

La seguridad es uno de los puntos el cual los compradores tienen en cuenta encarecidamente. Este modelo actualizado cuenta con Face ID que cumple su función sin errores en la mayoría de ocasiones, salvo si usamos mascarilla.

Por otro lado, el lector de huellas óptico bajo pantalla situado como normalmente viene haciéndose en la parte inferior es veloz, sin falsos positivos y de forma inmediata. Además, se puede activar la lectura del ritmo cardíaco con el lector de huellas desde “Realme Lab”, en cambio, este si que falla en numerosas ocasiones.

Gracias al efecto “wake up”, en cuanto se levanta el móvil o es agarrado por el usuario la pantalla se enciende y el Face ID actúa incluso antes de que tenga tiempo para posicionar la huella en el lector, por lo que hace que desbloquear el terminal sea verdaderamente fácil.

REALME GT 2, TABLA DE CARACTERÍSTICAS, ESPECIFICACIONES Y PRECIO

Leer más

Altísima potencia, pero no la más moderna

Realme lanza sus buques GT como la vanguardia de su gama en el mercado, tanto en aspecto estéticos como técnicos, pero es cierto que, en este caso, con la gama estándar no lo ha logrado. El hermano mayor GT 2 Pro incorpora el Snapdragon 8 Gen 1 nuevo de este año, mientras que el GT 2 ha repetido el procesador de la edición de 2021, el Snapdragon 888. No hay que desmerecer este núcleo ya que ofrece una experiencia de muy alta calidad, pero esperábamos un avance más allá.

El Realme GT 2 se acomoda en el procesador de su predecesor, el Snapdragon 888

La temperatura del dispositivo es regular y no sube excesivamente durante las jornadas de juego con aplicaciones pesadas o que requieren mayor potencia de su procesador. Android fluye de una forma perfecta, los gráficos se mantienen a un nivel bastante alto sin sufrir la perdida de FPS. La única parte negativa es en el momento de la carga que, como es normal al tener esa potencia, se calienta.

El modelo GT 2 incorpora Android 12 actualizado y una capa creada por la marca llamada Realme UI 3. Tiene una apariencia limpia y es ampliamente personalizable. Una pega es la cantidad de apps y juegos preinstalados, que, aunque se pueden eliminar molestan. Además, la actualización de seguridad data de diciembre de 2021, cerca de 4 meses sin actualizarse.

Buena cámara, aunque mejorable

El Realme GT 2 cumple con las expectativas de un modelo de gama alta, bueno, al menos en todo lo que no se refiere a cámara. El procesado de las imágenes deja algo que desear si nos fijamos en su predecesor y el precio de este nuevo terminal, siempre y cuando lo utilicemos de forma “amateur”.

El smartphone de realme dispone de un buen sensor principal de 50 megapíxeles con apertura f/1.8, estabilización mecánica y autoenfoque multidireccional. Le acompañan por un lado un sensor gran angular de 8 megapíxeles efecto ojo de pez, por otro lado, encontramos una cámara con objetivo macro de 2 megapíxeles con apertura f/2.4.

La cámara principal se comporta de manera excelente tanto en interiores como exteriores. Su sensor consigue captar buena cantidad de luz tanto en su opción profesional como en el automático. Su fallo aparece con el gran angular, en el cual cae considerablemente la calidad junto con el detalle. Esta diferencia en el procesado marca la preferencia por elegir el sensor principal y sacrificar la opción de la cámara secundaria.

El gran angular deja que desear en la mayoría de las tomas por su falta de detalle, apreciable con algo de zoom. Además, el procesado no logra mantener la colorimetría y el balance de blancos entre los dos sensores principales, un defecto que reduce la capacidad de la cámara secundaria.

El modo retrato ha ido mejorando con el paso del tiempo y este es un buen ejemplo, no abusa del bokeh y perfila de buena manera a las personas para dejar un desenfoque de fondo natural, calidad que se mantiene en la mayoría de los escenarios con la cámara delantera.

Realme GT 2, la verdad de la experiencia

La marca china tenía muy difícil sorprendernos tras el bombazo que fue el predecesor Realme GT. Para el usuario medio este teléfono es más que adecuado si busca unas prestaciones altas, pero sin superar la barrera de los 600 euros. Continuando con los halagos, damos gracias a marcas como Realme que nos dan un dispositivo listo para usar según sale de la caja, en la cual incorpora funda protectora, un cargador completo y cristal templado plasmado en el terminal.

Foto tomada por la noche - Martín CastroEl GT 2 es un dispositivo con una potencia digna de su gama, aunque recordamos que es repetida de la edición pasada, posee una pantalla excepcional y una carga rápida de infarto. Desbloquear el móvil en menos de un par de segundos es glorioso y su fluidez transmite paz.

Además, es un teléfono que tiene personalidad y que vaya donde vaya el usuario, va a dar que hablar. Esa diferenciación es la que se busca en un teléfono dentro de un mercado de patrones repetidos.

Ahora debemos decirlo todo, las partes negativas también. Al igual que hemos destacado su diseño debemos señalar que no entendemos por qué el modelo con un diseño rugoso, de color verde menta y llamativo incorpora una funda negra lisa totalmente opaca. Esta protección opaca, valga la redundancia, uno de los principales atractivos del Realme GT 2.

Siguiendo la línea de las “criticas” debemos decir que igual era demasiado pronto para lanzarse el mercado, al fin y al cabo, la primera generación llegó al mercado en verano del pasado año y comparte características con el modelo de 2022 tan importantes como el procesador.

Hay que seguir teniendo en cuenta el modelo de 2021 porque sigue siendo más que competente

Conclusión: si posees la versión GT del 2021 no recomendamos cambiarlo por la actual, de hecho, debería seguir como una de las opciones de teléfono compacto y potente en su gama y rango de precio. Es un buen terminal para disfrutar de los juegos con máxima potencia y gráficos de calidad en cambio no es la mejor opción como alternativa a una cámara de fotos.

El precio podría considerarse algo elevado respecto a su hermano mayor el Pro que por solo 150 euros más ofrece unas características premium.

Para finalizar puntuaremos los diferentes apartados del dispositivo

  • Diseño:9.5
  • Pantalla:9.5
  • Sonido:8
  • Cámara:7.5
  • Rendimiento:9
  • Software:9
  • Autonomía:8.5
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios