www.zonamovilidad.es
lunes 01 de noviembre de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Una encuesta especial del Eurobarómetro realizada para el Parlamento Europeo entre marzo y abril de 2021 muestra efectos cada vez más perceptibles de la pandemia de la COVID-19 en la vida personal y la situación económica de los ciudadanos.

Ocho de cada diez encuestados son conscientes de las acciones de la UE para hacer frente a la pandemia, los ciudadanos consideran que la salud pública, la lucha contra la pobreza y el relanzamiento de la economía deben ser las principales prioridades del Parlamento Europeo.

Efectos de la pandemia de la COVID-19

En general, el Eurobarómetro de primavera del Parlamento confirma el firme apoyo a la Unión Europea a lo largo de la pandemia, así como un amplio consenso de que es mejor combatir los retos mundiales, como la pandemia de la COVID-19.

Ocho de cada diez encuestados son conscientes de las acciones de la UE para hacer frente a la pandemia.

A finales del primer trimestre de 2021, la situación económica personal del 31% de los europeos había quedado afectada negativamente durante la pandemia. Otro 26% cree que le ocurrirá en algún momento.

Pese a este impacto, la mayoría de los encuestados (58%) consideran que los beneficios sanitarios de las medidas de restricción en su país superan a los perjuicios económicos que puedan haber causado.

Los europeos son muy conscientes de los esfuerzos de la Unión para luchar contra la pandemia de COVID-19: ocho de cada diez europeos han oído, visto o leído acerca de tales acciones, y casi la mitad de los ciudadanos (48%) sabe de qué medidas se trata.

El 48% de los ciudadanos tiene una imagen positiva de la UE

Pese a fluctuaciones a corto plazo y variaciones nacionales, la valoración general positiva de la imagen de la Unión se mantiene en uno de los niveles más altos en más de una década. De media en la UE, casi uno de cada dos ciudadanos (48%) tiene una imagen positiva de la Unión.

El 74% de los europeos quiere que la Unión adquiera más competencias para hacer frente a crisis como la pandemia de COVID-19, incluido un 28% que está «totalmente de acuerdo». Las cifras más altas se observan en Portugal (96%), Malta (91%), Suecia (90%), Finlandia (89%) e Irlanda (87%).

El 74% de los europeos quiere que la Unión adquiera más competencias para hacer frente a crisis.

Al preguntar en concreto sobre qué esperan del Parlamento Europeo, los ciudadanos quieren que sus diputados tengan como prioridad la salud pública (49%). Le siguen la lucha contra la pobreza y la exclusión social (39%), medidas de apoyo a la economía y la creación de nuevos puestos de trabajo (39%) y la acción contra el cambio climático (34%).

Hay esperanza, pero prevalece la incertidumbre y crece la frustración

Cuando se les pregunta por sus sentimientos al cabo de un año de la pandemia, los europeos mencionan la incertidumbre (45%), la esperanza (37%), la frustración (34%) y la impotencia (30%).

En cuanto a la solidaridad entre los Estados miembros de la UE. El 44% de los europeos están satisfechos con la solidaridad en la UE, siendo los índices más bajos los de España (35%), Alemania (35%), Francia (34%) y Bélgica (31%).

El 50% de los europeos quiere reformas. Casi una cuarta parte (23%) apoya a la UE "tal y como se ha realizado hasta ahora", mientras que el 47% "está a favor, pero no de la forma en que se ha realizado hasta ahora".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios