www.zonamovilidad.es
El 37% de la población mundial nunca ha utilizado internet
Ampliar

El 37% de la población mundial nunca ha utilizado internet

Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
domingo 05 de diciembre de 2021, 17:40h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Se calcula que el 37% de la población mundial, o 2.900 millones de personas, nunca han usado internet. Además, datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), el organismo especializado de las Naciones Unidas para las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), han identificado un aumento mundial en el uso de Internet. El número aproximado de personas que han utilizado Internet ha incrementado a 4.900 millones en 2021, desde un estimado de 4,1 mil millones en 2019.

Aunque estas cifras sean bastante positivas en lo que se refiere a la conexión global, el problema reside en que la capacidad de conexión continúa siendo desigual, según datos de la UIT. Además, de los 2.900 millones que continúan sin conexión, se calcula que el 96% vive en países en desarrollo. Y por su parte, entre los 4.900 millones contados como usuarios de Internet, posiblemente una cantidad de ellos solo tengan la oportunidad de conectarse en línea con poca frecuencia, utilizando dispositivos compartidos o utilizando velocidades de conectividad que limitan notablemente la utilidad de su conexión.

“Estamos decididos a asegurarnos de que nadie se quede atrás”

En este aspecto, el Secretario General de la UIT, Houlin Zhao ha confirmado que "si bien casi dos tercios de la población mundial está ahora en línea, hay mucho más por hacer para que todos estén conectados a Internet. La UIT trabajará con todas las partes para asegurarse de que el edificio tenga bloques para conectar los 2.900 millones restantes. Estamos decididos a asegurarnos de que nadie se quede atrás ".

Además, el incremento en el número de personas en línea insinúa que las medidas que se tomaron en la pandemia, como cierres de colegios y cierres generalizados, combinados con la necesidad de las personas de acceder a noticias, servicios gubernamentales, actualizaciones de salud, comercio electrónico y banca en línea, contribuyeron a un 'impulso de conectividad COVID' que ha llevado a 782 millones de personas adicionales en línea desde 2019, un aumento del 17 por ciento.

Ericsson y UNICEF unen fuerzas para conectar todas las escuelas a internet

Leer más

Paralelamente, la edición de 2021 de Facts and Figures, el resumen anual de la UIT sobre el estado de la conectividad digital en todo el mundo refleja que el número de usuarios de Internet a nivel mundial incrementó en más del 10% en el primer año de la pandemia. Además, el fuerte crecimiento desde 2019 fue impulsado mayoritariamente por aumentos en los países en desarrollo, donde la penetración de Internet incrementó más del 13%. En los 46 países menos adelantados (PMA) designados por las Naciones Unidas, el aumento medio superó el 20%.

“Sigue habiendo un gran 'abismo de conectividad' en los PMA, donde casi tres cuartas partes de las personas nunca se han conectado a Internet”

En este sentido, Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT, que supervisa el trabajo de análisis y datos de la UIT ha explicado que "estas estadísticas muestran un gran progreso hacia la misión de la UIT de conectar el mundo. Pero sigue habiendo un gran 'abismo de conectividad' en los PMA, donde casi tres cuartas partes de las personas nunca se han conectado a Internet. Las mujeres en los PMA están particularmente marginadas, y aproximadamente cuatro de cada cinco siguen sin conexión ".

La brecha de género digital se está reduciendo a nivel mundial

En otra línea, cabe mencionar que, a nivel mundial, una media del 62% de los hombres utiliza Internet en comparación con el 57% de las mujeres. Pese a que la brecha digital de género se ha ido disminuyendo en todas las regiones del mundo y prácticamente se ha eliminado en el mundo desarrollado, sigue habiendo grandes brechas en los países menos adelantados y en los países en desarrollo sin litoral. La brecha de género continúa siendo particularmente pronunciada en África y los Estados árabes.

En cuanto a las zonas urbanas y rurales, a nivel mundial, las personas de las zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de usar Internet que las de las zonas rurales. Además, en las economías desarrolladas, la brecha entre las zonas urbanas y rurales parece insignificante en términos de uso de Internet, mientras que en los países en desarrollo las personas de las zonas urbanas tienen el doble de probabilidades de utilizar Internet que las de las zonas rurales. Siguiendo esta temática, en los PMA, los habitantes de las zonas urbanas tienen casi cuatro veces más probabilidades de utilizar Internet que los habitantes de las zonas rurales.

Por consiguiente, aproximadamente el 71% de la población mundial de entre 15 y 24 años utiliza Internet, en comparación con el 57% de todos los demás grupos de edad. Esta brecha generacional se refleja en todas las regiones. Es más pronunciado en los PMA, donde el 34% de los jóvenes están conectados, en comparación con solo el 22% del resto de la población.

La UIT continúa trabajando para suprimir la brecha digital en el mundo

Las cifras de la UIT reflejan una brecha evidente entre la disponibilidad de la red digital y la conexión real. El 95 por ciento de las personas en el mundo teóricamente podrían acceder a una red de banda ancha móvil 3G o 4G, miles de millones de ellos no se conectan.

Un problema de estos hechos reside en la asequibilidad de los dispositivos y servicios, ya que continúa siendo una barrera importante. El objetivo ampliamente aceptado de conectividad de banda ancha asequible en los países en desarrollo establece el costo de un paquete básico de banda ancha móvil en el 2% del ingreso nacional bruto (INB) per cápita. Sin embargo, en algunas de las naciones más pobres del mundo, conectarse puede costar un 20% o más del INB per cápita.

Finalmente, la falta de habilidades digitales y la apreciación de los beneficios de una conexión en línea es otro problema, agravado por la falta de contenido en los idiomas locales, así como por interfaces que exigen habilidades de lectura y escritura y aritmética que muchas personas no poseen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios