www.zonamovilidad.es
Prueba Samsung Galaxy S20 FE 5G
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy S20 FE 5G

lunes 21 de diciembre de 2020, 10:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
El S20 FE surge de la necesidad de las marcas de cubrir todos los rangos de precio posible, y la aparición de esta nueva gama alta que no se puede calificar como premium, pero no entra dentro de lo que sería gama media ha llevado a Samsung a lanzar este terminal al mercado, convirtiéndose rápidamente en una opción muy interesante para distintos tipos de usuarios.

Diseño y sistemas biométricos de desbloqueo

El Samsung Galaxy S20 FE tiene un diseño muy continuista respecto al marcado por los últimos dispositivos de gama alta de la firma, los Galaxy Note 20 y 20 pro, con un módulo de cámaras rectangular y con ángulos más marcados. Uno de los aspectos diferenciales y a su vez más polémicos del terminal reside en sus materiales de construcción, pues pese a tratarse de un dispositivo que puede llegar a costar cerca de los 800 euros en sus versiones más completas, está fabricado en plástico. Acostumbrados a que los terminales en estos rangos de precios muestren un elegante cuerpo de cristal o al menos aluminio, la estrategia de los coreanos no deja de sorprender. Todo se basa en una cuestión de costes, el concepto del S20 FE es poder ofrecer todas las características de un gama alta de Samsung sin pagar el premium que sus etiquetas de precio marcan. Con el cuerpo de plástico Samsung ahorra dinero en los costes de fabricación y mantiene los componentes internos como procesador y lentes de la cámara que lo convierten en un producto de alta calidad. Dicho esto, su construcción en plástico no debe ser entendida como un sinónimo de baja calidad, la sensación en la mano es positiva, sus marcos de aluminio le aportan rigidez estructural y el peso del conjunto en total es más reducido gracias principalmente a la ausencia de un material más pesado como el cristal, que únicamente está presente en el frontal del terminal.

El canto derecho contiene el botón de encendido y bloqueo, sin un elemento diferenciador para el primero de los botones como si lo incluyen ciertos competidores, ya sea mediante un color o una textura diferente. El canto izquierdo queda desnudo de esta forma En el canto superior podemos encontrar la ranura de la tarjeta SIM y la MicroSd, para poder ampliar de forma sencilla los 128 gigabytes que vienen con la versión estándar del dispositivo, pese a que Samsung también ofrece la opción de adquirirlo a su vez con una capacidad de 256 gigabytes. En el canto inferior se ubica el altavoz, que junto con el frontal superior crean un efecto estéreo que produce un sonido claro y sin distorsionar, pero algo decepcionante en cuanto al volumen que alcanza. El puerto de carga, que es USB Tipo-C, permite carga rápida de hasta 25W con el cable incluido en la caja, y de hasta 15W de forma inalámbrica.

La parte trasera es donde el terminal más muestra su elegancia, con un diseño sobrio al que se le añaden toques divertidos gracias a su gran variedad de colores, en un tono mate, que van desde el verde menta hasta el lavanda. Los únicos elementos que podemos encontrar son el contenido módulo de cámaras y el logo de la marca.

La parte delantera está coronada por el panel super amoled, que tiene unos bordes ínfimos, y de la cámara delantera, incrustada en la pantalla, con un tamaño muy reducido pero con un marco cromado alrededor que la hace destacar más de lo debido.

Tambíen integrado en la pantalla encontramos el sensor de huellas dactilares óptico y no ultrasónico como es habitual en la firma, pero aún así posee un desbloqueo rápido y eficaz. Otra opción de seguridad para proteger nuestro terminal es el uso de reconocimiento facial, que se basa únicamente en la cámara frontal y no de ningún sensor extra como en el caso del Iphone y su FaceID.

Rendimiento y pantalla

El rendimiento del S20 FE es uno de sus puntos fuertes, pues es muy similar al de sus hermanos mayores gracias a que sus componentes internos son casi los mismos. Monta un procesador Snapdragon 865 de última hornada, con estructura de 7 nanómetros. Lo acompaña una gráfica Adreno 6060 y un total de 6 u 8 gigabytes de memoria RAM según la versión de almacenamiento interno que adquieras.

En tareas del día a día se desenvuelve de forma perfecta, y cuando se debe enfrentar a retos algo más exigentes como juegos con gráficos 3D no palidece. La sensación de fluidez es general en el uso continuado del dispositivo, a esto ayuda en gran medida su tasa de refresco de 120Hz, otra de las carácteristicas que este S20 FE ha adoptado de las versiones más premium, lo que sí se ha dejado atrás es un incremento en la resolución, que en esta ocasión es únicamente FullHD+, pero esto ayuda a una mayor duración de la batería y sigue siendo un excelente panel. Este tiene una características muy en la línea de la firma coreana, siendo habitualmente el punto fuerte de sus terminales gracias a sus colores vibrantes y su calidad de imagen en general, este dispositivo no es una excepción de la regla y los compradores quedarán más que satisfechos con este panel Amoled de 6,5 pulgadas. Por ponerle un punto negativo este sería que la protección con la que cuenta es Gorilla Glass 3, mientras que las versiones premium cuentan con Gorilla Glass 5.

El S20 FE cuenta con una batería de 4500mAh, los cuales son suficientes para proporcionar al usuario medio una duración más que correcta, que cuesta acabar en un día incluso con un uso intensivo.

Fotografía

El apartado fotográfico es otro en el cual este S20 FE no defrauda en absoluto. El dispositivo cuenta con 4 cámaras en total, 3 en su parte trasera y una delantera para la toma de selfies.

La lente principal es de 12 MP y cuenta con estabilización óptica de imagen, como así lo hacen también los otros dos sensores del terminal, un gran angular de 12 MP y un telefoto de 8 MP.

Las fotografías que se obtienen del S20 FE son de una gran calidad en la mayoría de situaciones, pero destacan especialmente en buenas condiciones de luz, momento en el cual se puede apreciar la grandísima cantidad de detalle que capta el sensor principal. El rango dinámico también funciona de forma correcta y la interpretación de los colores, pese a que tiende a ser algo saturada como es habitual en la marca coreana, se ha corregido ligeramente para que sea más natural. Pero para aquellos aficionados a tomar fotografías nocturnas deben saber que el dispositivo no les decepcionará. Cuenta con un modo noche dedicado que consigue eliminar una gran cantidad del grano y el ruido de la imagen. A su vez, se percibe mucho detalle en ciertos elementos que otros terminales del mismo precio simplemente no son capaces de conseguir destacar .

¿Debería comprarlo?

En resumen, el s20 FE es un terminal que cuenta con la gran mayoría de características que sus hermanos mayores, pero a un precio inicial mucho más contenido, a cambio de la construcción en plástico. Si no es importante para ti tener un móvil que cuente con materiales premium, esta es la opción perfecta, pues es ligero y elegante, pero potente y más asequible.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios