Prueba Samsung Galaxy S8+. Belleza que mira y es mirada
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy S8+. Belleza que mira y es mirada

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

El mundo entero lo anuncia; en cada rincón, en cada parada de autobús o de metro, en cada cadena de televisión lo aconsejan: destapa tu Samsung Galaxy S8 y eso hemos hecho, en el sentido literal y en el metafórico de la palabra. Y aun contradiciendo a Einstein, quien consideraba que la belleza no mira sino es mirada, hoy podemos asegurar que este principio es erróneo porque el S8 es imposible no mirarlo; pero él, también mira, observa y colabora. Su gran secreto: DeX.

Por lo que respecta a la apertura literal, ya escribimos una prueba con las características generales en el número anterior de ‘Telefonía y Comunicaciones’; aunque no está de más recordar esa belleza a la que hacíamos mención en términos de diseño del terminal: cristal curvado en formato Edge, marco metálico, trasera de color recubierta, al igual que el frontal con la versión 5 del cristal Gorilla de Coorning (la empresa que inventó la fibra óptica para transporte de datos y el cristal resistente).

El monitor se ha ganado el sobrenombre de infinito, tanto por la ratio de pantalla de más de un 80%, como por la ausencia de botones físicos o la relación de aspecto 18.5:9. Cuando el móvil está en reposo aparece la pantalla ‘always on’ o señal activa en blanco y negro que nos muestra la hora, la fecha, la carga y otros aspectos configurables desde el menú de ajustes.

El monitor se ha ganado el sobrenombre de infinito, tanto por la ratio de pantalla de más de un 80%, como por la ausencia de botones físicos o la relación de aspecto 18.5:9

Para encender el terminal, Corea ha recurrido a un pulsador mecánico digital que responde a la presión y que pasa prácticamente inadvertido, de forma que no incide en el diseño; pero también se puede activar desde el pulsador lateral.

En cuanto a los sistemas de desbloqueo, todos los conocidos hasta el momento: PIN, huella, reconocimiento facial y lector del iris. Desde nuestro punto de vista, la huella es el más infalible, aunque, tal vez por mala costumbre, la mayoría de las veces ponemos el dedo sobre el objetivo de la cámara y no sobre el lector.

Una vez desbloqueado, surge un sistema operativo Android 7.0, con iconos personalizados por la marca y la pestaña que abre la pantalla Edge, la cual conserva tres vistas circulares: la de apps, la de contactos y la selección inteligente (rectángulo, oval, animación y fijar en vista principal). Con miedo a no utilizar un lenguaje apropiado, no podemos caer en la tentación de decir que el S8 va como un tiro; es decir, la respuesta supera el concepto de inmediato que tenemos el común de los mortales y esto hay que agradecérselo a la implementación de un SoC Exynos 8895 de ocho núcleos de 10 nm (>rendimiento<consumo), de los cuales, cuatro tienen una velocidad de reloj de 2.3 GHz y otros cuatro de 1.7 GHz. En otros mercados Samsung utiliza la plataforma de Qualcomm Snapdragon 835, con arquitectura Kryo y velocidades de reloj ligeramente superiores.

En términos de conectividad a la red móvil, no hay nada más potente en el mercado. Tenemos en nuestras manos un 4G LTE Categoría 16; es decir, 1 GB en descarga y 450 Mbps en subida como velocidades pico y en las redes que están preparadas para ello. También hay que hablar de la mejor conectividad WiFi, en todas sus acepciones (1024 QAM); Bluetooth 5.0 A2DP LE aptX; geolocalización a través de A-GPS, GLONASS, Beidu y Galileo. Por supuesto NFC, vinculado, entre otras cosas, a la solución de pago Samsung Pay.

DeX, la transformación

Bixby, Visión, Home y DeX son términos nuevos para quienes se denominan ‘tester’; especialmente si hablamos de móviles y habría que hablar de cada uno de ellos largo y tendido; pero básicamente, Bixby es un asistente virtual, que aprende de nosotros de forma autónoma y nos ayuda en la vida diaria; en palabras de Samsung, “puede detectar lo que estЗ viendo el usuario y predecir lo que necesita”. Lo único es que tenemos que esperar si queremos que la interactuación natural por voz sea en castellano. Su faceta Visión, es una de las posibilidades más espectaculares del celular coreano, porque es la primera vez que las capacidades cognitivas de los procesadores se explotan en un teléfono y nos ayuda a la hora de realizar compras, de leer códigos, de reconocer objetos y productos, capturar la información de una tarjeta de visita, etc. La acepción home surge si desplazamos la pantalla principal de izquierda a derecha, la de visión se esconde en la cámara y allá donde Bixby nos puede ayudar, el sistema nos avisa.

Con DeX se puede acceder fácilmente a aplicaciones y programas, editar documentos, navegar por la web, ver videos, responder a mensajes y mucho más

Mención aparte merece DeX y su Dex Station. No es la primera vez que un fabricante aporta una solución para convertir nuestro móvil en CPU y que con una pantalla (puede ser de TV o monitor), un ratón y un teclado tengamos, realmente, lo que popularmente conocemos como PC. De hecho, lo tiene Microsoft y realizó una apuesta similar Sony; pero tal y como explica, acertadamente, el fabricante surcoreano: “Samsung Dex proporciona una transición sin fisuras desde el Smarphone Android al escritorio ofreciendo una experiencia completamente segura. Con DeX se puede acceder fácilmente a aplicaciones y programas, editar documentos, navegar por la web, ver videos, responder a mensajes y mucho más”, directamente en una pantalla más grande, pero convirtiendo la experiencia de trabajar desde el móvil en un fenómeno más rápido e inteligente.

El proceso de conexión es sencillo: en formato polvera deslizante y fabricado en policarbonato negro, basta con retirar la tapa corredera del DeX para ver la conexión USB 3.1 tipo C donde debemos apoyar el móvil, el cual queda acunado, protegido y firme por la estructura externa. Este puerto no sólo carga el terminal, sino que aporta salida de vídeo.

Si giramos la base comprendemos que, además, tenemos ante nosotros un hub o multiconector con puertos Ethernet, USB 3.1 C, HDMI 2.0 para cualquier monitor Full HD con ratio 16:9 y USB para teclado y ratón.

Así, lo primero que hay que hacer es conectar el Dex Station a una televisión o monitor mediante el cable HDMI y debemos hacer lo propio con el teclado y el ratón mediante USB o Bluetooth. Una vez acoplado el teléfono en su sitio, hay que seleccionar ‘inicio Samsung DeX en la pantalla del smartphone y, entonces, podemos olvidarnos de que el móvil está ahí, como hacemos cuando tenemos una CPU de mayor tamaño.

Realmente DeX es el primer sistema con el que podemos dejar el ordenador y conectarnos para trabajar o navegar, directamente y sin peso, allá donde vayamos

Ahora tenemos una interfaz de escritorio en el cual las aplicaciones se ejecutan simultáneamente en modo multitarea. Todas las apps se pueden abrir y se adaptan automáticamente a la intefaz del escritorio. Igualmente, las más frecuentes se pueden arrastrar y pegar al mismo para acceder a ellas más rápidamente. Además, operan perfectamente todas las funciones que realizamos habitualmente con el teclado como Ctl+X, Ctrl+V, etc. Programas de uso común, como puede ser Excel para Android, funcionan igual en uno u otro terminal, pero se trabaja de forma mucho más cómoda.

De otra parte y a través de mediadores como Citrix o VMWare, se accede a una máquina virtual con todas las funcionalidades y, por ejemplo, se puede utilizar el Office convencional con programas como Word con edición completa.

La conectividad necesaria puede llegar a través del móvil (4G Cat 16) o mediante cable Ethernet al router para viajar a través de ADSL o fibra óptica. Huelga decir que desde nuestro ‘ordenador’ podemos acceder fácilmente a los cambios de ajustes del teléfono, a través de la barra de tareas.

Realmente DeX es el primer sistema con el que podemos dejar el ordenador y conectarnos para trabajar o navegar, directamente y sin peso, allá donde vayamos; ya que prácticamente todos los ejecutivos, periodistas, profesionales de cualquier sector guardan sus archivos en la nube y ya no hace falta un sistema residente ni mucho menos, cargar continuamente peso.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.