www.zonamovilidad.es
El teletrabajo ayudará a reducir hasta 3,9 millones de toneladas de CO2e al año en España
Ampliar
(Foto: freepik.es)

El teletrabajo ayudará a reducir hasta 3,9 millones de toneladas de CO2e al año en España

Por Martín Castro
x
martincastroprietolivecon/18/18/23
martes 08 de junio de 2021, 20:19h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Gracias al teletrabajo, España podrá reducir hasta en 3,9 millones de toneladas el CO2e al año, lo que implica que, por cada teletrabajador, se ahorrarán unos 600Kg de CO2e, según el estudio realizado por Carbon Trust que encargó el “Instituto Vodafone para la Sociedad y Comunicación”.

En el informe aparecen reflejadas las emisiones de CO2e antes, durante y después de la pandemia, derivadas del teletrabajo, en los desplazamientos, en oficinas y en ámbito doméstico. Este estudio, que se ha llevado a cabo en seis países europeos (Alemania, Italia, España, Suiza, Reino Unido y República Checa) señala cómo los cambios en la manera de trabajar pueden contribuir al ahorro de emisiones

Con el teletrabajo, las emisiones disminuyen 890kg por trabajador

Desde marzo de 2020 hasta marzo de 2021, los empleados trabajaron desde sus casas 3,6 días de media a la semana, lo que ha generado un descenso de las emisiones de carbono un 58% mayor que en la etapa anterior a la COVID-19.

La mayor cantidad de emisiones evitadas fue a través de las oficinas, incluso mayor que las generadas por los desplazamientos de sus trabajadores. Y sí, es cierto que el teletrabajo aumenta el consumo de energía en los hogares, pero el efecto rebote no supuso un gran cambio. En España, los 270kg de emisiones de carbono domésticas adicionales durante la pandemia se compensan con el ahorro de emisiones en oficinas (867kg) y las evitadas por los desplazamientos al trabajo (294 kg).

El teletrabajo dispara los presupuestos de seguridad de las empresas

Leer más

Importancia del impacto estacional en el consumo de energía

El trabajo remoto ofrece un considerable ahorro de emisiones si se habla del consumo medio, pero si se tienen en cuenta circunstancias individuales, los patrones de comportamiento estacionales, regionales e individuales llevan a diferentes escenarios acerca del consumo de carbono en el lugar de trabajo.

Por ejemplo, en España, el uso generalizado del aire acondicionado en los domicilios conlleva a un aumento considerable de las emisiones de CO2e, por lo que trabajar en una oficina en este periodo del año (verano) sería más eficiente y respetuoso con el medio ambiente, sobre todo si los empleados viajan en transporte público como el tren (Oficina: 3,49 kgCO2e/día VS teletrabajo: 5,78 kgCO2e/día).

“Para conseguir beneficios ambientales a largo plazo hay que asegurarse de adoptar diferentes enfoques"

“El informe muestra que si bien el trabajo a distancia ofrece un gran potencial de ahorro de carbono, es importante comprender los matices regionales y los patrones de trabajo. Hay que identificar las ineficiencias que aumentan el consumo para crear escenarios de ahorro reales”, explica el directo asociado de Carbon Trust, Andie Stephens. “Para conseguir beneficios ambientales a largo plazo hay que asegurarse de adoptar diferentes enfoques. Si no, las oficinas acabarán ocupadas a medias, los transportes no responderán a la demanda y los pequeños cambios momentáneos no servirán para nada”, advierte Stephens.

Recomendaciones para organismos públicos y administraciones

En el informe se incluyen recomendaciones para organismos públicos y políticos de cara al futuro para continuar con la disminución del impacto de CO2e. En este sentido, el teletrabajo es una gran oportunidad para ahorros potenciales de carbono, pero también reta a las economías locales, las infraestructuras de las empresas, las redes de transporte y a las situaciones individuales de sus trabajadores.

En un contexto en el que los gobiernos y las empresas buscan que sus emisiones de carbono disminuyan de cara al futuro, incentivar el teletrabajo podría, según el informe, acelerar la descarbonización del transporte y de los hogares siempre teniendo en cuenta las condiciones de sus trabajadores sin dejar a nadie atrás.

El aumento del tráfico de Internet no provocó picos de energía ni de emisiones de carbono

Leer más

Uno de los requisitos previos para ello es que los gobiernos aborden el problema de la infraestructura de internet y la banda ancha para sostener la economía del teletrabajo y asegurar de esta manera que los grupos de trabajo con menos posibilidades de acceder a un internet fluido como son los ubicados en áreas rurales, tengan acceso.

Por otro lado, las empresas y las autoridades locales tienen el deber de mejorar la movilidad online, especialmente lo que se refiere a la entrega de productos en una época en la que los servicios de compra por internet han aumentado su presencia de forma abrumadora.

De este modo, el informe señala el asilamiento y la producción de energía en los hogares (con productos como las placas solares) como un punto a destacar para lograr una mayor eficiencia y un mejor ahorro de la energía. Ante esto, el informe se dirige a los gobiernos a los que insta a avanzar en la modernización de las viviendas y sus problemas en materia de pérdida de calor y entrada de frío en las diferente estaciones, ya que ambos casos suponen un mayor gasto de energía y, por tanto, una mayor expulsión de carbono.

Las perspectivas del nuevo mundo laboral, en el cual además de tener a los empleados contentos, fomentan la unión entre las ciudades y zonas rurales y a su vez gestiona el cambio climático, nunca habían sido más prometedoras, destaca el informe. Los gobiernos y las empresas tienen en su mano la oportunidad de tomar decisiones que a la larga lograrán un futuro más sostenible bajando las emisiones de carbono, favoreciendo el trabajo flexible y beneficiando a la sociedad en su conjunto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios