www.zonamovilidad.es
La agencia europea de derechos humanos advierte sobre la amenaza de la IA en diversos campos
Ampliar

La agencia europea de derechos humanos advierte sobre la amenaza de la IA en diversos campos

lunes 14 de diciembre de 2020, 20:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) ha puesto en relieve los riesgos de utilizar la Inteligencia Artificial en la labor policial de predicción, los diagnósticos médicos, los servicios sociales y la publicidad dirigida.

El organismo de control europeo ha instado al bloque a que aclare su posición sobre el uso de la Inteligencia Artificial en varios campos diferentes, advirtiendo de los peligros y amenazas que, según ellos, pueden afectar a los derechos fundamentales y a las normas de protección de datos.

Según se extrae de un informe publicado antes de un examen de la UE previsto para 2021, basado en entrevistas a más de 100 organizaciones que utilizan la IA, la FRA ha pedido a la UE y a los Estados miembros que adopten una serie de medidas para garantizar que la tecnología beneficie al continente de manera adecuada, entre ellas garantizar que la IA respete todos los derechos fundamentales.

Asimismo, la FRA también pide que se garantice que las personas puedan impugnar las decisiones adoptadas por la tecnología y que se hagan evaluaciones antes y durante su uso para reducir los efectos negativos.

Por otro lado, el organismo reclama la creación de un sistema de supervisión eficaz, evaluar la posible discriminación y proporcionar más orientación sobre las normas de protección de datos.

En este sentido se ha referido el director de la FRA, Michael O’Flaherty, quien ha advertido que la IA no es “infalible” y que la gente que la hace, puede cometer errores, una discusión que recuerda al debate sobre la ética y la Inteligencia Artificial del Foro de Gobernanza.

“La gente necesita saber cuándo se usa la IA, cómo funciona y cómo desafiar la decisión automatizada”

“La gente necesita saber cuándo se usa la IA, cómo funciona y cómo desafiar la decisión automatizada”, asegura O’Flaherty, quien añade que la Unión Europea tiene que aclarar cómo se aplican las normas existentes a la IA y que las organizaciones deben evaluar cómo sus tecnologías pueden interferir en los derechos de la ciudadanía.

“Tenemos la oportunidad de dar forma a una IA que no sólo respete nuestros derechos humanos y fundamentales, sino que también los proteja y los promueva”, concluye el director de la FRA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios