Prueba OnePlus 7T Pro
Ampliar

OnePlus 7T Pro, rendimiento envidiable a precio inigualable

domingo 26 de enero de 2020, 23:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El OnePlus 7T Pro es lo mejor que la marca china puede ofrecer, un diseño espectacular, una pantalla de altísima resolución y una velocidad y fluidez inigualable, todo ello a un precio más asequible que sus principales competidores, lo convierten en una de las piezas de tecnología más acertadas si buscas la mejor relación calidad/precio

El diseño del OnePlus 7T Pro es uno de sus aspectos más destacados. Todo respecto al mismo rezuma calidad, empezando por los materiales de construcción, cristal y aluminio. La curvatura de los bordes de la pantalla, unida a la de la trasera, que se juntan en los cantos para crear una pieza uniforme y sin bordes rectos le confieren un aspecto muy premium. Sin embargo este diseño tiene una pega y es que debido a sus formas redondeadas y su gran tamaño es muy probable que en algún momento se nos resbale de las manos o de una superficie ligeramente inclinada. Se debe tener cuidado pues precisamente por sus materiales de construcción es una pieza de tecnología frágil. pero sin duda muy bonita y elegante.

En cuanto a la disposición de los elementos, en el canto derecho encontramos el botón de bloqueo/apagado del terminal, y el ‘alert slider’, uno de los signos de identidad y algo que todo móvil debería tener, para cambiar rápidamente entre el modo silencioso, vibración y normal con solo el movimiento de un dedo. Ambos botones tienen una textura diferente para ayudar a no confundirlos, cosa que se agradece pues están situados demasiado el uno del otro. En el canto izquierdo está situada la botonera que controla el volumen. Situados en el canto inferior encontramos el cargador USB tipo C, que cuenta con capacidad de carga ultra rápida gracias a su cargador con tecnología Warp Charge de 30W, y el altavoz, el cual se une con el situado en el frontal para dotar al móvil de un sonido estéreo que pese a no alcanzar un volumen bastante alto, si suena claro y sin distorsionar en todos sus niveles. En el canto superior están ubicados un micrófono, y escondida, la cámara popup para selfies, que ayuda a conferir al frontal del terminal un aspecto de todo pantalla.

La parte trasera, fabricada en cristal, contiene el logo de oneplus y la triple cámara, acompañada de su flash LED y su enfoque láser para medir distancias con más rapìdez.

El frontal está coronado con la estrella del terminal, su pantalla. Un panel amoled de 6,67 pulgadas con resolución QHD, sin apenas bordes y con capacidad de reproducir contenidos en HDR. Pero su característica principal es su tasa de refresco de 90 Hz, lo que hace que el scroll y las animaciones en general sean mucho más fluidas. Es algo que notas al principio y a lo que te vas acostumbrando, pero una vez vuelves a una pantalla normal el cambio es perceptible y se echa de menos el extra de fluidez que una mayor tasa de refresco confiere. También es destacable sus buenos ángulos de visión, debido a su pantalla con los bordes curvos; Y su brillo, que es lo suficientemente elevado como para verse bajo la luz del sol incidiendo directamente sobre el panel.

Una vez mencionados los aspectos positivos de la pantalla es necesario hablar de su principal contra, siendo esta el impacto que tiene sobre la batería. Esta tiene un total de 4085 mAh, pero con una pantalla de tanta resolución y la tasa de refresco de 90Hz funcionando, la duración de la misma se ve drásticamente reducida, llegando a durar un poco más de medio día con un uso más intenso. Quizás esto se vea compensado gracias a su carga ultrarápida por la que con solo 30 minutos enchufado el terminal obtenemos más o menos un 50% de la autonomía total.

El rendimiento del terminal es, juntoa su excelente pantalla, uno de los motivos más claros de compra. Es sin ninguna duda uno de los terminales más rápidos y fluidos del mercado, solo se le comparan terminales de gama premium con etiquetas de precio mucho más elevadas . Todo ello se debe a su puntero procesador, el más avanzado de entre os que ofrece Qualcomm, el Snapdragon 855+ y sus 8 gigabytes de RAM, que mantienen abiertas más aplicaciones en segundo plano.

A este espectacular rendimiento le ayuda la más que correcta optimización del software, que es una versión ligeramente modificada de Android 10, al cual OnePlus simplemente añade más opciones de personalización.

En cuanto a la cámara, esta es, en condiciones de buena luz, excelente. Una vez enfrentada a condiciones de baja luz esta comienza a flaquear un poco, pero cuenta con un modo nocturno dedicado, para paliar la perdida de claidad, que consigue eliminar el grano y aumentar la claridad de la imágen sin hacerla parecer poco natural. Ámbos rango dinámico y reproducción de color son más que correctas, tendiendo esta última quizás a exagerar los tonos.

Uno de los aspectos más interesantes es la gran multitud de encuadres que se pueden obtener gracias a las diferentes lentes del teléfono, la normal, de 48 Mpx proporcionada por Sony, una gran angular, y una telefoto con posibilidad de modo macro. En cuanto a modos destacan el nocturno, para obtener mejor calidad en fotografías con poca luz, y el modo retrato, que tiene posibilidad de hacerlo más cercano o con la lente angular.


En resumen es un excelente terminal en cuanto a pantalla y rendimiento, a la par con los mejores del mercado, con un precio difícil de batir que le pone como un claro candidato a mejores móviles calidad precio, siendo este unos 750 euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios