www.zonamovilidad.es
El CCARS defiende que “no existe evidencia de riesgo para la salud ante la exposición a campos electromagnéticos”

El CCARS defiende que “no existe evidencia de riesgo para la salud ante la exposición a campos electromagnéticos”

martes 08 de diciembre de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) presentó el 21 de octubre pasado su quinto Informe sobre Radiofrecuencias y Salud 2019, que actualiza y analiza las evidencias científicas sobre esta cuestión, revisando la literatura científica publicada en el periodo 2016-2019.

La clave fundamental de este informe es que el estado actual de la ciencia permite afirmar que, hasta el momento, “no existe evidencia de riesgo para la salud de las personas debida a la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia por debajo de los umbrales establecidos por las normas regulatorias”.

En esta edición se hace una especial referencia a la tecnología 5G, y sus supuestas implicaciones para la salud, concluyendo que “la 5G utiliza arquitecturas de radio y de red más eficientes en recursos energéticos y en el uso de señales de niveles más bajos que, junto a la disminución de tamaños de celda, son factores que apuntarían a tener niveles de exposición más bajos cerca de las estaciones base”.

“La 5G utiliza arquitecturas de radio y de red más eficientes que apuntarían a tener niveles de exposición más bajos cerca de las estaciones base”

El informe recoge las nuevas directrices que publicó en Marzo de 2020 la International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection (ICNIRP) sobre la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencias (CEM-RF), y que las autoridades competentes deberán valorar por si fuese necesario modificar alguna de sus disposiciones del Real Decreto 1066/2001.

El estudio recoge que si la evidencia científica no se ha demostrado que haya riesgos para la salud con los niveles habituales de exposición personal a CEM-RF, es imprescindible hacer llegar esta evidencia a la sociedad porque “una deficiente gestión de la información o de la forma en la que se difunde podría producir el efecto contrario al buscado y alarmar, crear desconfianza o reforzar percepciones distorsionadas”.

Por otra parte, el informe anima a las autoridades competentes a “realizar campañas de información y educación sobre los efectos de los CEM, sus usos, aplicaciones y los sistemas disponibles que garantizan una exposición segura”, destacando que estas actividades informativas deberían “favorecer un uso razonable de las nuevas telecomunicaciones, especialmente durante la infancia y adolescencia, un uso respetuoso con los demás ciudadanos, y un uso seguro”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios