4GFi y CrowCell de Vodafone
Ampliar
4GFi y CrowCell de Vodafone

4GFi y CrowCell de Vodafone, cobertura 4G ubicua y para todos, aunque con peros

lunes 15 de febrero de 2016, 22:32h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Vodafone planea extender la cobertura de forma sostenible a través de 4GFi, una tecnología colaborativa que permite disfrutar de la mejor conexión 4G disponible en el entorno, incluso si el móvil sólo soporta 2G/3G. De esta forma, hay un teléfono que solicita cobertura, un donante anónimo, un tramo de WiFi a través de la banda libre de 2.4 y un acceso a la red del operador que paga quien lo requiere. Entre los problemas, la batería y el tramo de red pública

4GFi se comercializará como una app inteligente, desarrollada por Vodafone, que se descargará, próximamente, de la tienda de aplicaciones; pero, más allá, es un programa que procura una comunidad de usuarios a quienes no les importa prestar sus teléfonos como puntos de acceso a la red 4G, a cambio de poder recurrir ellos al sistema cuando lo necesitan.

El software va asociado a una novedosa tecnología propietaria que realiza una conexión inalámbrica, vía WiFi, de móvil a móvil; de forma que cualquier smartphone que solicite buena cobertura busca automáticamente en el entorno el punto de enganche para encontrarla y acceder a Internet a través de éste, con velocidades entre los 100 y los 600 Mbps, según conexión del donante.

Pago y seguridad

De esta forma, si es miembro de la comunidad, el teléfono que actúa de antena no tiene cargo económico alguno; ya que la transmisión de datos la paga quien la solicita. Es más, el propietario ni siquiera interviene en la operación y no tiene por qué enterarse.

Con el fin de incentivar la incorporación a la comunidad de red, es probable que el operador ofrezca un aliciente en formato de gigas, de minutos de voz, o cualquier otra cosa que pudiera atraer a unos clientes que, garantizarían a Vodafone el uso de su red y no de otras, con el correspondiente aumento de tráfico y del ARPU. Tal vez lo más atractivo es la sencillez, ya que cualquier WiFi pública o privada que aporte acceso a Internet mediante ADSL o fibra óptica, requiere solicitar claves, logarse, etc. y a todo el mundo le gusta automatizar los procesos y simplificar su vida.

El tema de la seguridad, también parece solventado al ser la propia inteligencia de red la que impide el paso de cualquier hacker que haya podido interceptar la comunicación en su tramo WiFi.

4GFi de Vodafone utiliza la banda libre en beneficio propio

La batería y el uso de un tramo público, puntos críticos

El punto débil del sistema, como casi siempre en comunicaciones móviles, es la batería; porque si bien el operador se ocupa de que no impacte en exceso y que nunca haya un enganche a un móvil cuyo nivel esté por debajo del 50%, normalmente la energía es un tema crítico entre los usuarios y, desde luego, el que más quejas conlleva.

Otra cuestión que se podría mirar con lupa es el hecho de que el operador utilice la red pública, concretamente la banda libre de los 2.4 GHz, en beneficio propio; pues, mediante la misma canaliza el tráfico hacia su red, resta enganche a los puntos de acceso fijo, negocio a quienes la ofrecen como atractivo en sus locales y fagocita un WiFi que otras personas fuera de la comunidad pudieran necesitar (la capacidad de la banda se comparte entre todos los que la usan).

Por último, hoy por hoy no es un sistema estandarizado y, por tanto, no hay acuerdos de roaming. Es decir, la comunidad sólo la pueden integrar los clientes de Vodafone.

CrowCell

En esta misma idea está ‘CrowdCell’, pequeñas celdas que se incorporan a cosas para aumentar la capilaridad de la red y mejorar la calidad del servicio, incrementando las velocidades medias de acceso. Un ejemplo de punto de integración son los coches, de forma que la red y, en consecuencia la cobertura deja de ser estática para ser móvil e infinita. En un plazo aproximado de 12 meses se espera que CrowCell empiece a integrarse en los vehículos, especialmente en flotas.

Al igual que ocurría con 4GFi, este sistema convierte los coches en emisores de 4G para aportar mayor cobertura tanto dentro como fuera de los mismos. Esta red de miniceldas se controla de forma automática por la inteligencia de red de Vodafone y el operador asegura que: “mejora la experiencia del cliente y el rendimiento de red, con menores costes”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios