www.zonamovilidad.es
Por Martín Castro
x
martincastroprietolivecon/18/18/23
lunes 12 de julio de 2021, 12:17h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

La empresa de mensajería instantánea WhatsApp, perteneciente al conglomerado de Facebook, se enfrenta a una queja formal interpuesta por la Organización Europea de Consumidores y más asociaciones en defensa del consumidor debido a sus cambios en la política de privacidad. Esto creó malestar a sus usuarios y provocó una protesta mundial, haciendo que algunos de ellos se mudasen a las aplicaciones “rivales” como Telegram o Signal.

La controversia se creó a raíz de los cambios realizados por WhatsApp al introducir el pasado mes de enero una nueva política de privacidad en la que se conceden permisos para compartir algunos de los datos de los usuarios con Facebook y otras empresas del grupo. Algo que molestó y mucho a quienes usan a diario esta aplicación ya que lo consideran una “vulneración al derecho de privacidad”.

Según WhatsApp, los cambios facilitan la comunicación de los usuarios al enviar mensajes directamente a las empresas a modo de información y que no afectará de ninguna manera a las conversaciones personales.

WhatsApp impone sus nuevas políticas

Desde la Organización Europea del Consumidor (BEUC), ocho de sus miembros criticaron los cambios realizados y decidieron presentar una queja ante la Comisión Europea y la Red Europea de Autoridades del Consumidor para que tomara cartas en el asunto. Ellos alegan que “WhatsApp está presionando de una manera injusta a los usuarios para que acepten sus nuevas políticas”.

Nuevos cambios en las políticas de Condiciones y Privacidad de WhatsApp

Leer más

"El contenido de estas actualizaciones de privacidad, su naturaleza, oportunidad y recurrencia ejercen una presión indebida sobre los usuarios y menoscaban su libertad de elección. Como tales, son una violación de la Directiva de la UE sobre Prácticas Comerciales Desleales", declararon los grupos en un comunicado conjunto.

Comunicación confusa y ambigua

Además, añaden que desde la compañía no informaron debidamente a sus usuarios de los cambios, no de una forma clara y sencilla para el entendimiento de todos. La confusión creada debido a la ambigüedad de sus palabras podría equivaler a una violación de la ley de consumidores de la UE, ya que en ella claramente se expone que “las empresas están obligadas a utilizar términos contractuales y comunicaciones claros y transparentes”.

Por ello, tanto la BEUC como los diferentes grupos que se han sumado a la queja colectiva han instado a la Red Europea de Autoridades del Consumidor y a las autoridades relacionadas con la protección de datos en la UE a que trabajen codo con codo para solucionar este problema que preocupa tanto a sus usuarios y ataca a la privacidad y derechos del consumidor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios