Donald Trump, presidente de Estados Unidos
Ampliar
Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Trump apuesta por limitar las redes sociales con una nueva orden ejecutiva

viernes 29 de mayo de 2020, 14:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado una orden ejecutiva que busca limitar el poder que tienen las redes sociales con la que busca castigar a Twitter, Facebook, YouTube o Google si intentan moderar los contenidos publicados en sus plataformas.

En pleno debate sobre los límites de la libertad de expresión en Internet, Trump ha respondido con dureza a las críticas sobre sus publicaciones falsas y sus fake news. Hace solo unos días, el presidente de Estados Unidos amenazaba con una regulación o incluso con cerrar las redes sociales.

Siendo un asiduo de las redes sociales, sobretodo de Twitter, Trump debe una gran parte de su éxito y de su propia presidencia a estas plataformas. Sin embargo, desde hace unos meses, Facebook y Twitter, entre otras, han comenzado a trabajar con verificadores de información para tratar de hacer frente al gran auge de desinformación que se mueve a través de estas plataformas.

La orden

Ahora, el multimillonario Trump ha ordenado al regulador estadounidense, la Comisión Federal de Telecomunicaciones, que clarifique la Sección 230 de la Ley de Decencia de las Comunicaciones con el objetivo de hacer más difícil que las redes sociales puedan retirar contenidos. “No existe un precedente en la historia de Estados Unidos en que un número tan pequeño de corporaciones controle una esfera tan grande las interacciones humanas”, ha asegurado Trump.

En el aspecto legislativo, esta decisión expone a las redes sociales a acciones legales por parte de los usuarios en caso de que consideren que su derecho a la libertad de expresión haya sido violado.

"Un puñado del monopolio de redes sociales controla una vasta porción de todas las comunicaciones públicas y privadas de Estados Unidos. Tienen el poder, sin balance, para censurar, restringir, editar, dar forma, esconder y alterar virtualmente cualquier forma de comunicación entre privados, ciudadanos y el gran público”, apunta el mandatario estadounidense.

Trump busca con esto debilitar la Sección 230, que anteriormente había protegido a las empresas de Internet de la responsabilidad por los contenidos publicados por parte de sus usuarios. Acusa además directamente a Twitter de llevar a cabo “decisiones editoriales” sobre los contenidos publicados en la red y acusa a la compañía de “activismo político”.

En la orden ejecutiva de Trump, se acusa a las redes sociales de “censura selectiva” y pide revisar las prácticas “injustas y engañosas” de Facebook y Twitter y sancionar a las compañías que no sean ecuánimes en sus prácticas editoriales.

“Las plataformas online están llevando a cabo una censura selectiva que está dañando nuestro discurso nacional. Decenas de miles de estadounidenses han reportado, entre otros comportamientos preocupantes, que estas plataformas ‘marcan’ el contenido como inapropiado, aunque no viole ninguno de los términos de servicio establecidos; hacen cambios no anunciados e inexplicados a las políticas de la compañía que tienen el efecto de desfavorecer ciertos puntos de vista; y borran el contenido y las cuentas completas sin advertencia, sin justificación y sin recurso”, acusa Trump en la orden ejecutiva a la que ha accedido Zonamovilidad.es.

Estas decisiones del presidente estadounidense llegan en año electoral y tras repetir en varias ocasiones que las redes sociales tenían un sesgo antirrepublicano, aunque como ya ha hecho en otras ocasiones, sin mostrar pruebas al respecto. Incluso hace unos años, un senador republicano realizó una investigación para buscar este sesgo y no encontró nada.

Twitter acusa a Trump de tomar una decisión "politizada y reaccionaria"

Por su parte, las dos grandes redes sociales, Twitter y Facebook (que aglutina la homónima e Instagram, entre otras apps) han respondido a la decisión del mandatario. En un tuit publicado por la división de Políticas Públicas de Twitter, la compañía señala que la orden ejecutiva tiene un enfoque “reaccionario y politizado de una ley histórica” y asegura que “la sección 230 protege la innovación americana y la libertad de expresión, y se sustenta en valores democráticos”. La publicación concluye asgurando que los intentos de “erosionarla unilateralmente amenazan el futuro de la libertad de expresión”.

Por su parte, Facebook ha asegurado que “creemos en que tenemos que proteger la libertad de expresión al mismo tiempo que cuidamos a nuestra comunidad de los contenidos perjudiciales, incluidos aquellos que buscan impedir que los votantes ejerzan su derecho. Estas reglas rigen para todos”.

Respecto a los cambios en el artículo 230 de la ley estadounidense, Facebook asegura que “producirá el efecto contrario y limitará más el discurso online” ya que al hacer que las empresas asuman el 100% de la responsabilidad de lo que los usuarios o clientes publican en “terminará penalizando a las que opten por permitir las discusiones controvertidas y alentará a las plataformas a censurar cualquier expresión que pueda resultar ofensiva para otros”, explican desde Facebook.

Alemania invita a Twitter a mudar su sede a su país a Europa

Las reacciones internacionales no se han hecho esperar. El Comisionado para la industria digital y las empresas de nueva creación y coordinador del Gobierno Federal de la política aeroespacial alemana, Thomas Jarzombek, ha publicado un tuit invitando a Twitter y a Jack Dorsey, CEO de la red social del pajarito, a trasladar a Europa. En la publicación, señala en Alemania será “libre de criticar al gobierno y de luchar contra las noticias falsas”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios