www.zonamovilidad.es
ASUS ExpertBook B1500C
ASUS ExpertBook B1500C (Foto: Pilar Bernat)

ASUS ExpertBook B1500C, para trabajar aquí o allí

Por Pilar Bernat
x
pbernattelycom4com /7/7/16
domingo 18 de julio de 2021, 12:10h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Para los aficionados a los llamados ‘unpack’ o apertura del paquete, conviene contar que el nuevo ASUS ExpertBook B1500C llega hasta nosotros en una caja de cartón reciclable con asa de transporte en plástico y compartimentada en su interior, igualmente, en cartón ecológico.

Una ojeada al embalaje ya nos da algunas pistas sobre lo que vamos a encontrar en el interior; y, sobre todo, lo que el fabricante quiere que imaginemos está en el interior: “Asus, en busca de lo increíble”; un producto fabricado en China, con licencia de la Unión Europea, para cuyo transporte hay que tener en cuenta que se trata de una mercancía delicada, que no se debe mojar o que no se deben apilar más de 7 cajas; pero sobre todo, lo más importante, es que se trata de un ordenador portátil con procesador Intel.

Una vez en la mano comprobamos eso que se denomina primera impresión: diseño mate, de basa biselada con patas rectangulares plásticas para una mayor sujeción y una gran rejilla de ventilación. Sobre la tapa, en bajo relieve brillo, el logo de la marca.

Lógicamente, lo primero que curioseamos son los laterales, ya que hay marcas que desesperantemente y para mayor gloria de su estado de cuentas, no incorpora puertos suficientes para lo que se comercializa como un terminal de trabajo (que éste lo es) y comprobamos que incorpora puerto de carga (para una batería de 42W), puerto USB C de carga o datos; salida VGA para conectar una pantalla, interfaz HDMI para transmisión multimedia de contenidos en alta definición (con una televisión, por ejemplo); dos puertos USB 3 de alta velocidad (10 Gbps), ranura para tarjetas de memoria microSD, salida de audio para jack de 3,5 mm, otro puerto USB pero en este caso 2.0 y conexión para cable de datos Ethernet. ¡No está nada mal! ¡Difícil que echemos algo básico de menos!

Bisagra con alza

Uno de esos detalles que podemos definir como ‘personalidad diferencial’ de los que dispone este ASUS es la bisagra de apertura; que, si bien es algo rígida al levantarla, se convierte en peana, de forma que no sólo se potencia la ventilación del equipo al dejar espacio libre entre la placa y la mesa, sino que inclina ligeramente el teclado para una mayor comodidad a la hora de utilizarlo. Es decir, adquiere una postura ergonómica y de ahí su nombre: Ergolift.

Y ya que estamos con el teclado, vamos a entrar en detalle: como suele ser habitual en este tipo de portátiles pensados para rendimiento del personal de las compañías o los centros de estudio, el espacio del trackpad, a cuyos lados se apoyan las muñecas, es muy amplio. Tanto como 10 centímetros desde la orilla a las teclas. Ocho horas de jornada requieren comodidad y evitar lesiones.

En cuanto a la disposición del teclado, se trata de un QWERTY -en el terminal de prueba anglosajón (no lleva ñ)-, con la disposición habitual de este tipo de periféricos; pero con un tamaño muy cómodo (las letras y los números tienen 1 cm2); las teclas de función son las correspondientes a Windows y el teclado numérico, situado a la derecha incorpora los pulsadores de movimiento simple, suprimir, insertar, inicio, fin, avance página y retroceso página. Sumar, restar, multiplicar, dividir, bloquear el teclado numérico, etc.

Un teclado retroiluminado con grandes secretos

Pero si en algo hay que detenerse, es en el panel de funciones, el cual alberga grandes e importantes secretos: además de la tecla de escape, las típicas de sonido y de luminosidad encontramos lo siguiente: F6, comparte la habilidad de bloquear el teclado táctil; F7, activa y desactiva la retroiluminación del teclado (gran ventaja en entornos de poca luz como eventos o conferencias); F8, es el acceso directo a la proyección o duplicación del contenido; F9, bloquea el equipo con un solo toque (gran ventaja en trabajos de oficina); F10, desactiva la cámara, la cual, por cierto, tiene una pestaña -prácticamente invisible- que cierra el objetivo manualmente; F11, nos permite hacer un recorte de pantalla con diferentes formas; F12, nos comunica directamente con el asistente de ASUS; más allá, apagar el micrófono y un pulsador muy interesante el cual, mediante algoritmos de inteligencia artificial, cancela el ruido ambiental del altavoz.

Es decir, si nuestro interlocutor habla desde una oficina o está teletrabajando con los niños alrededor o las ventanas abiertas, este sistema permite que el receptor escuche el sonido limpio sin fondos de ningún tipo.

Conviene también jugar y conocer bien nuestro teclado porque dispone muchos accesos directos que nos facilitan la vida, como por ejemplo Fn+Esc del teclado numérico abre la calculadora y FN + CTRL, el menú contextual. Mención especial merece el pulsador de encendido con el lector de huella digital integrado, un punto más para las pretensiones de seguridad del ordenador.

En cuanto al trackpad: con un dedo movemos el ratón, con dos la pantalla, en movimiento de pinza ampliamos y reducimos la vista, tres hacia arriba nos minimiza las pantallas y nos muestra el escritorio y tres hacia abajo nos despeja y muestra el escritorio. Por supuesto, tenemos botón de Windows, sistema operativo que viene instalado por defecto.

¿La configuración? Un paso a paso que no nos lleva más de 5 minutos.

La cara y el corazón del Asus ExpertBook B1500

La cara de este ‘laptop’, la pantalla, es un LCD IPS (pantalla de cristal líquido ‘in plane switching’) de 15,6 pulgadas de diagonal, que el fabricante denomina NanoEdge. El display aporta una visión cómoda y nítida, gracias a su resolución 4K (3840 x 2160 px).

Para sumar confort y cuidar la vista, la superficie tiene un acabado mate y está certificada por TÜV Rheinland por sus bajas emisiones de luz azul, lo que deriva en una experiencia de visualización muy cómoda. Los parámetros de contraste, brillo, escala de color, etc. son más que correctos para un terminal de trabajo cuya misión principal no es la de herramienta de edición de video profesional, el diseño 3D o cosas por el estilo.

Entrando en detalles más técnicos, hay que sumergirse en las profundidades del ExpertBook para comprobar que cuenta con una GPU MX330 de Nvidia, marca de mucho prestigio para estos menesteres; la cual coordina su trabajo con una potentísima unidad central de procesamiento Intel Core i7 de 11ª generación, una RAM (memoria inmediata) DDR4 de 48 GB y dos unidades de almacenamiento interno de 2 TB (HDD) y 1TB (SDD) respectivamente.

Y, si bien es verdad que nosotros no hemos abierto la unidad para ver sus tripas, el fabricante asegura que lleva “Tecnología ASUS ‘Intelligence Performance Boost’ para ofrecer el mejor rendimiento mediante el ajuste de la temperatura interna. La combinación de algoritmos exclusivos, hasta cinco sensores inteligentes, su diseño optimizado y la fuente de alimentación de hasta 90 vatios permite gestionar de forma inteligente el rendimiento de la CPU, permitiendo llevar a cabo el trabajo en las mejores condiciones posibles con los modos Rendimiento, Equilibrado y Silencioso”, configurables.

En definitiva, hablamos de un ordenador portátil ligeramente pesado (1,73 KG), muy cómodo para trabajar, con una conectividad y un rendimiento excepcional, un diseño correcto, detalles reseñables y un precio que está entre los 1.075 y los 1.200 euros -según configuración y vendedor-; un producto realmente interesante y que entra en competencia directa con HP, Lenovo o Apple en este segmento y al que sólo le restaríamos algo de peso (el récord en cuanto a ligereza vs prestaciones lo tiene LG con su Glam) y una superficie en la que se marquen menos las huellas (en su defecto, un trapito eficaz en el pack).

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios